icono estrella Nº de votos: 0

En las fronteras de la fe. Entre el ateísmo y el misterio

Pablo Largo -

Jean-Guy Saint-Arnaud
En las fronteras de la fe. Entre el ateísmo y el misterio
San Pablo

Madrid 2012, 168 pp.

 

 

 

 

El ateísmo y el misterio representan las dos fronteras de nuestra fe, sus dos horizontes, el del poniente y el alba, donde nuestra fe se ve confrontada a sus sombras y declive (el ateísmo y el descreimiento) y, por otro lado, a sus luces y su expansión (el misterio que se expresa a través de paradojas cristianas). En ese espacio intermedio queda lugar para una fe en crecimiento. El objetivo final sería mostrar cómo el acontecimiento cristiano ofrece una razón de vivir.

La primera parte se centra en la fe y el ateísmo. En ella examina el autor la naturaleza de la fe, los ídolos respecto a los que también el cristiano es ateo, la razón de ser del ocultamiento de Dios así como de su discreción y de la elusividad de su revelación, las razones de los ateos, el valor de las pruebas de la existencia y realidad de Dios. Responde también a estas preguntas: ¿Hay ateos que son creyentes anónimos y creyentes que son ateos anónimos? ¿Está presente la dicha en los dos campamentos, el de la fe y el del ateísmo? La respuesta a algunas cuestiones requiere examinar las posibilidades y los límites de la razón humana y la necesidad de distinguir y unir las varias formas de racionalidad, frente a las pretensiones exclusivistas del cientificismo.

La segunda parte está dedicada a la presentación de siete paradojas de la vida cristiana, precedidas de una introducción en que se expone el sentido de la palabra “paradoja” y su pertinencia para hablar en esos términos. El autor señala que las paradojas son signo de riqueza y profundidad. El misterio, por estar más allá de nuestra visión común de la realidad, adopta a menudo la forma de paradoja. (No es el único recurso que emplea: de hecho, también expone la analogía como procedimiento propio del lenguaje religioso). Enumeramos alguna paradoja examinada: la bondad infinita de Dios y la existencia del mal, las bienaventuranzas, la esterilidad fecunda, el amor a los enemigos.

El autor dispone de gran variedad de recursos para hacer luminosa, estimulante y amena la lectura. Engasta en la exposición reflexiones y máximas sabias de pensadores, frases agudas, oraciones, historias reales, apólogos, argumentos de películas, testimonios. Cita autores como B. Pascal, S. Kierkegaard, J. H. Newman, J. Guitton, Th. de Chardin, V. Frankl, H. de Lubac, Fr. Varillon, E. Hillesum, etc. Por la mención de estos escritores se puede advertir cómo se apoya en la teología, la filosofía y las ciencias humanas.

Notas del estilo son la viveza, el vocabulario variado, la buena construcción. Probablemente ha influido en su estilo la lectura de los autores citados, cuya obra tiene calidad literaria. La forma de comunicación es propositiva y dialogal, sin que falte ocasionalmente cierto toque de humor.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.