icono estrella Nº de votos: 0

En Calderilla

ALFREDO Ma PEREZ OLIVER, C.M.F. -

Han pasado años. Dialogaba confiado con un Obispo mentor de uno de los documentos profundos que la Conferencia Episcopal acababa de publicar. Yo le decía que el documento era un tratado teológico fenomenal, pero que no lo leería casi nadie. Que había que encontrar un estilo más ágil y al alcance del personal.

Me contestó
  • Nosotros damos la doctrina y que los curas lo desmenucen y lo den en calderilla a sus feligreses.
  • Aunque se lo deis en calderilla, aún así dudo mucho .que la repartan.

Exactamente igual ocurre con magnificas Exhortaciones Apostólicas dirigidas a todo el Pueblo de Dios. Y además, especificadas las distintas formas de vida Cristiana. Tengo delante la que Juan Pablo II, envió como documento postsinodal "Vita Consecrata" y dirigida al Episcopado y al clero, a las Órdenes Religiosas, a las Sociedades de Vida Apostólica, a los Institutos Seculares y a todos los Fieles sobre la Vida Consagrada y su Misión en la Iglesia y en el Mundo.

Mi experiencia no es corta tanto geográficamente, como por relación con los distintos grupos a los que el Papa se dirige. Y no ha encontrado apenas lectores. No hay que extrañarse, pues, de la constatación que hizo el Congreso internacional sobre las vocaciones consagradas y por eso el número 10 del documento conclusivo denuncia y pide: "La vida religiosa en su esencia y en la variedad de sus formas, debe ser comprendida y apreciada calla día más por los pastores y por la comunidad de creyentes..."
Todavía más claro e interpelante fue el Gardenal J. Hamer, Prefecto de la Congregación de Religiosos por el año 1984: "La vida religiosa" no es propiedad exclusiva de los religiosos. Es un Bien de toda la Iglesia. Entra, por eso, o cae bajo la responsabilidad del Obispo. Debe, por ello, la vida religiosa tener su puesto en la catequesis diocesana (e, incluso en los catecismos), en la predicación ordinaria, en la formación de los seglares y de los seminaristas... Puede ser pastoral auténtica aquella que prescinde de la vida religiosa?»
Hay magníficos tratados y libros que van explicitado la sabia doctrina que sobre la Vida Consagrada nos legó el Concilio. Pero no conozco apenas los que faciliten a quienes no han recibido la vocación de esta forma de vida, una comprensión del ser y el hacer de frailes y monjas. Sobre todo del ser. Es lo que pretendió la iniciativa del P. Ignacio Iglesias s.j., Presidente de la Confer Masculina en la década de los ochenta. Me tocó acoger con entusiasmo la iniciativa y ponerla en marcha. Y nacieron los folletos "CON ÉL". Todavía siguen en la brecha en este año 2010. Pero son temas puntuales y no intentan dar una explicación sistemática.
Ese rescoldo —el dar a conocer y a valorar la forma de vida consagrada— resulta que sigue todavía en algún fondo del alma. Me ha sucedido lo que expresa tan límpidamente el gran A. Machado:
«Creí mi hogar apagado, y revolví la ceniza. Me quemé la mano».
Un rescoldo que me empuja a poner otro grano de arena al esfuerzo de los que trabajan Para que la Vida consagrada pueda brillar como un faro que atraiga a jóvenes apasionados por la Causa de Jesús. No me importa que al finalizar mi trabajo me ocurra lo que advierte Gloria Fuertes: "tocas lo que amas te quemas los dedos y sigues, sigues, hasta abrasarte todo.."
Pretendo escribir un pequeño tratado con rigor teológico, pero al mismo tiempo que no se caiga de las manos de los que leen por encima y en diagonal la prensa y las revistas gráficas. ¿Por qué no intentar utilizar las técnicas de los que divulgan las noticias y saben escribir reportajes atrayentes?
No se me oculta que la divulgación seria de temas importantes exige un gran dominio de la materia que se intenta dar a conocer. Me documentaré lo que pueda y modestia aparte —que como decía el otro, es donde mejor está— llevo muchos años en que en España, América y varias naciones de Europa he compartido experiencias en congresos, he dirigido ejercicios espirituales y formación permanente y no debo esconder en un búnker la luz que recibí a raudales.
Y basta ya de declaración de intenciones. Pongo mi ilusión en las manos y en el Corazón de la más Perfecta Modelo de Vida Consagrada.
 
------
Pueden remitir pedidos, críticas y sugerencias a:
P. Alfredo Mª Pérez Oliver, cmf
C/ Poeta León Felipe, 33
50018 - Zaragoza (España)
Tel.- 976064010
E-mail.- alfredoclar@hotmail.com
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : vida religiosa, publicaciones,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.