icono estrella Nº de votos: 0

El Papa habla de la corrupción y la violencia en África

por John L. Allen Jr. (NATIONAL CATHOLIC REPORTER) -
Yaoundè, Camerún

Aunque los comentarios de Benedicto XVI acerca de los preservativos, fueron simplemente la respuesta a la pregunta de un reportero, parecen dominar titulares internacionales en el primer día un de su viaje a África, aquí en Camerún, un país clasificado como de los más corruptos del mundo fueron otras las manifestación del Papa las que llamaron más la atención.

En efecto, el Papa llamó a los cristianos a desafiar la corrupción endémica que tantos observadores ven como el obstáculo principal para el desarrollo en las sociedades africanas.

"Ante la violencia, la pobreza o el hambre, la corrupción o el abuso de poder, un cristiano nunca puede permanecer callado,” el Papa dijo durante la ceremonia de acogida en el aeropuerto en Yaoundé, capital nacional.

El presidente Paul Biya, quien ha estado gobernando Camerún desde 1982 a través de una combinación de lo que observadores describen como intimidación y corrupción, permaneció de pie, al lado de Benedicto,  mientras éste hablaba. Si bien, de una forma indirecta y resumida, el discurso del Papa fue tomado como una reprimenda suave a Biya, que fue seminarista católico y que frecuentemente proclama sus lazos con la Iglesia Católica.

Muchos cameruneses dicen la iglesia católica aquí juega, en solitario, el papel de exigir una mayor transparencia y democratización, y como consecuencia sufre una cadena de asesinatos no resueltos de sacerdotes, monjas e incluso un arzobispo como  el precio a pagar por su denuncia.

Benedicto también usó términos duros para describir los problemas más fuertes de África.

El Papa afrimó: “ los conflictos regionales dejan miles de personas sin hogar, desposeídos de todo, huérfanos y viudas, ”. “En un continente que, en el pasado, vió a  tantos de sus hijos cruelmente arrancados y conducidos a ultramar para ser vendidos   como esclavos, hoy día el tráfico de personas, especialmente de mujeres indefensas y niños, se han convertido en una forma nueva de esclavitud".

También afirmó: “en medio de la escasez global de alimento, el revuelo financiero, y de cambio de climático, África sufre desproporcionadamente”. “Cada vez más personas son presa del hambre, la pobreza y la enfermedad"

Por supuesto que el Papa alabó a Camerún por su paz, su armonía interétnica e interreligiosa, y su defensa fuerte de vida nonata. (El aborto es ilegal aquí.) No obstante, la denuncia de corrupción no era esperada por Biya; Las vallas publicitarias colocadas a todo lo largo de Yaoundé pregonan una “ comunión perfecta ” entre las dos figuras, una imagen que las primeras manifestaciones del Papa realmente no apoyan.

Los comentarios fuera de contexto del Papa sobre el perservativo fueron la respuesta a la pregunta de un reportero a bordo del avión papal. Preguntado acerca de la contracepción como parte de la política antisida, Benedicto XVI dijo, “ Usted no lo puede resolver con la distribución de condones. Al contrario, aumenta el problema.”

Esa posición es parte de una política vaticana establecida ya de tiempo atrás, así como también la línea tomada por la mayoría de obispos africanos, quienes generalmente argumentan a favor de campañas de abstinencia en vez de preservativos como la mejor forma de combatir el SIDA.

De acuerdo con las Naciones Unidas 22 millones de personas en el áfrica subsahariana  tienen SIDA.  En 2007, tres cuartos de todos los fallecimientos por SIDA, en todo el mundo, se produjeron en África, así como también viven en áfrica las dos terceras partes de todas las personas enfermas de SIDA.

Cuando estos debates sobre el preservativo surgen, el Vaticano puntualiza que a pesar de la posición de la iglesia sobre el control de natalidad, ésta se sitúa en primera linea en la lucha contra el SIDA. Se estima que un 25 por cierto de los enfermos de SIDA en todo el mundo son atendidas por instituciones católicas, lo que se eleva a muy por encima 50 por ciento en muchas naciones africanas donde la Iglesia Católica es la mayor institución privada  proveedora de asistencia médica.

Poco después de su elección, Benedict XVI autorizó al Consejo Pontificio para la Pastoral de Trabajadores de la Sanidad a estudiar el caso particular de aquellos matrimonios dónde uno de los esposos es afectado de SIDA y si podrían utilizar preservativos como una manera de evitar la trasmisión de la enfermedad. Oficialmente dicha cuestión permanece dudosa, y las fuentes vaticanas hoy dijeron los comentarios de Benedicto en el avión no estaban dirigidos a establecer un criterio sobre el tema.

Altas expectativas:

Los Papas no vienen a África muy a menudo, así que es quizá inevitable que cuando hacen, las expectativas se eleven más allá de las posibilidades de lo que un pontífice puede lograr en realidad.

Una conversación casual en Yaoundè, el capital nacional, en la carrera de preparativos para la llegada de Benedict XVI nos da la pista sobre este tema.

“ impacientemente esperamos a nuestro Papa, ” dijo Anie Ndomo La Rose, un comerciante local – quién, a propósito, es protestante. “Él acabará con las malas cosas ocurriendo en nuestro país.”

Loubou Charles, es uno más en la masa de jóvenes cameruneses que buscan trabajo (la tasa oficial de desempleo es del 30 por ciento), fue más explícito, diciendo que él espera que el Papa puede resolver el problema de la corrupción.

si la llegada del papa puede hacer todos aquellos que hubieran robado dinero del estado lo trajeras de vuelta al país, sería maravilloso,”. “que a la mente de los ladrones cambiara de manera que acabaran con esta lacra.”

L’anecdote, un periódico semanal independientemente local, publicó un número extraordinario de primera plana esta mañana con una lista de otros “ asuntos muy calientes ” esperando a Benedicto en Camerún:

- Los escándalos del clero, como un puñado de casos locales de sacerdotes que han mantenido relaciones de pareja y han tenido hijos;

 - Las relaciones con otras denominaciones cristianas y con musulmanes. (Algunos líderes en ambos grupos han expresado quejas porque fueron excluidos de la planifición de la visita papal, sosteniendo la opinión que Benedicto viene no sólo como la cabeza de la Iglesia Católica sino que también como un Jefe de Estado);

- La tres recién creadas diócesis en Camerún que están todavía esperando a los obispos;

- El estatus de los africanos en El Vaticano (algún sacerdote africano anónimo en Roma declaró a los periodistas que los africanos están mal representados en los niveles altos de la jerarquía católica, reflejando así un racismo latente);

- La crisis de gobierno en Camerún, en lo referente a la conocida falta de transparencia y los frenos y contrapesos puestos a la  democratización. (El soplo de corrupción ha tocado la visita papal, ya que el gobierno aún no ha publicado oficialmente un presupuesto para el acontecimiento.)

- La competencia de la Iglesia Católica con otros movimientos religiosos, Pentecostales, Evangélicos, religiones tradicionales, y otros movimientos cuasi religiosos como los masones. (El clima espiritual robusto de África se reflejó en un escrito local que publicó un rumor que Juan Pablo II, durante su última visita a Camerún en 1995, realizó un exorcismo en el palacio presidencial para expulsar al fantasma del anterior presidente Ahmadou Ahidjo.)

- Trayendo claridad a una serie todavía no resuelta de asesinatos de clero católico y las monjas en Camerún, a mediados de los 80.

En realidad, es poco probable que los tres días de Benedicto en Camerún puedan activar un cambio en cualquiera de estos temas, al menos en el corto plazo.

Las expectativas mismas, no obstante, indican la excitación que rodea al primer viaje africano de Benedicto. Su fermento fue claramente visible en las calles hoy en Yaoundè, en forma de grandes masas entusiastas que se congregaron para darle la bienvenida al Papa.

Mañana, Benedicto XVI visitará a Biya en su resplandeciente “Palacio de la Unidad”, edificado en una colina sobre la vista de Yaoundè no lejos de la embajada de Estados Unidos. Después, el Papa se encontrará con los obispos del país, y presidirá las vísperas a sacerdotes, religiosos, y los miembros de cristianas.

El jueves, Benedicto se encontrará con los líderes musulmanes locales, y también presentará el documento de trabajo para el sínodo africano. El viernes, sigue adelante hacia Angola para la segunda parte del viaje de África.



John L. Allen Jr., es corresponsal de National Catholic Reporter y está en Camerún cubriendo la primera visita de Papa Benedict XVI a África.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : corrupcion,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.