icono estrella Nº de votos: 0

El 'no cuento de hadas' de la crisis de Sudán del Sur

Bill Firman -

Existe un período difícil en el Sur Sudán desde que la violencia estalló en Juba, la capital, el 15 de Diciembre del pasado año. El orden se restableció rápidamente en Juba, pero no antes de que el genio de la lámpara saliera e iniciará la muerte y destrucción en varias partes de la ciudad. Ha habido momentos difíciles en el pasado, pero este es, de largo, el peor desde que la guerra terminara a principios del 2005. Ahora no hay un enemigo contra el que luchar, pero los Sur Sudaneses luchan entre ellos mismos. Todos son perdedores: No puede haber un ganador. Las decenas de miles de muertes, el saqueo y la destrucción ya está siendo suficientemente malo, pero el ataque a civiles vulnerables (…) es simplemente, terrible.

Se han abierto grandes divisiones entre líneas étnicas, así como antiguos amigos se han visto obligados a convertirse en enemigos por las acciones egoístas de algunos líderes. He llegado a escuchar  un lamento de un obispo que decía “¡En este país, algunos valoran más a las vacas que a las personas!”.Muchos de nuestros miembros que partían durante las vacaciones de Navidad, han regresado. También hay noticias alentadoras, en el programa de enseñanza en Rumbek, el aforo de alumnos, a pesar del conflicto, ha sido del 100%. En Yambio, (…) la audiencia ha sido más del 85% de los esperados.

Los 170 profesores en formación son personas resistentes, mal pagados, pero muy agradecidos por la oportunidad que se les ha presentado. El  pre-servicio de formación empieza en Yambio la próxima semana y ya tenemos más solicitantes que sitios habilitados. En nuestro Instituto de Formación Católica de la Salud en Wau, hay un récord de inscripciones de 99 estudiantes que están formándose para ser enfermeras o comadronas. Hay de nuevo, más solicitantes de los que podemos aceptar. (…) Algunos de nuestros graduados de IFCS han regresado a zonas en conflicto del país para ayudar y curar a los que lo necesitan. Lo mejor, es que los estudiantes aprenden a respetar a cada uno y trabajan juntos, sin importar la tribu o el género.

Desafortunadamente, en Malakal, una ciudad devastada por el ataque de los rebeldes, no podemos llevar a cabo programas ahora mismo. La ciudad está vacía de civiles. Los edificios deteriorados pueden ser arreglados, pero las profundas heridas de la gente inocente que ha sufrido violencia impuesta  sin sentido, cuando vuelvan, llevarán mucho tiempo el ser curadas. (…) Ahora mismo, la actividad pastoral ha sido suspendida, pero esperamos que regrese tan pronto como sea seguro hacerlo. Nuestro equipo pastoral está planeando ofrecer un taller sobre la superación del trauma para los curas y religiosos de la diócesis.

Lo que deseamos es un “genio” que  cure y  que se lleve la terrible angustia y el dolor de este pueblo que está sufriendo. Ojalá y tan solo pudiéramos frotar una lámpara, y hacerle volver al país entero los momentos de esperanza. No existe tal lámpara, pero sabemos que nuestro regreso traerá a la gente la confianza y esperanza en que algún día disfrutarán de los bienes que mucha gente en el resto del mundo, simplemente, dan por sentado.

Br Bill

 


Extraído de la web de Fundación PROCLADE

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : africa, sudan del sur,
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

sgasgr sgasgr
el 23/4/14
Que mierda de mundo. Desde pequeño que repartían huchas de chinitos y negritos. y las huchas del domund. El mundo sigue igual. Los pobres siguen siendo pobres y los ricos ricos. De vez en cuando movilizan a la población con catástrofes para recoger millonadas de dinero que hay que meter en una cuenta corriente y todo sigue igual. Me niego a dar dinero a través de un banco. Alguien sabe decirme como puedo ayudar sin que medie ningún banco de por medio? No quiero que se juegen el dinero de los pobres como si de una partida de pocker se tratara.
Me gusta 0
Enrique Enrique
el 28/4/14
Por favor encomendaros a Josefina Bakhita, recientemente canonizada, ella fué una esclava de Sudan y conocio bien el dolor, y aprendió a no guardar rencor, a no odiar; a perdonar.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.