icono estrella Nº de votos: 0

El aire de montaña me hará bien.

Periodista Digital - Religión -

    El Papa Benedicto XVI, a punto de viajar a los Alpes para sus vacaciones, consideró el domingo que el aire de la montaña le hará bien y deseó a todos aquellos que tengan la oportunidad, que salgan de excursión para recargar el cuerpo y el alma.

   Benedicto XVI dijo a los peregrinos y turistas reunidos en la Plaza de San Pedro que partirá mañana a Lorenzago di Cadore, donde permanecerá en una mansión hasta el 27 de julio, y recordó que esa población alpina era la favorita de su predecesor, Juan Pablo II.

   "El aire de la montaña me hará bien. Me sentiré más libre para dedicarme a la reflexión y a la oración", dijo el Sumo Pontífice en su aparición semanal en la ventana de su estudio. "Espero que todos, especialmente aquellos que sienten una gran necesidad para ello, puedan tener algo de vacaciones, para recargar sus energías físicas y espirituales y recuperar un contacto saludable con la naturaleza", señaló.

   Las vacaciones privadas de Benedicto XVI fueron descritas como "un período de descanso" aunque el Santo Padre, de 80 años, tiene programadas dos presentaciones, el 15 de julio y el 22 de julio, para pronunciar la tradicional oración del Angelus el domingo al mediodía. De los Alpes, Benedicto XVI se dirigirá a su Palacio de verano de Castel Gandolfo, en las afueras de Roma.

   En su discurso, el Papa también elogió los deportes. Al aludir a un torneo internacional de balonmano que se realiza en Italia, Benedicto XVI subrayó que muchos de los participantes provienen de países que se hallan en guerra entre ellos. "Sin embargo, esta pacífica reunión de atletas es un ejemplo de que los deportes pueden traer un espíritu de amistad entre pueblos y culturas", señaló.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.