icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO XIX DEL TIEMPO ORDINARIO - CICLO B MÁRTIRES CLARETIANOS DE BARBASTRO

LaicoNet -

Llevo ya nueve días en la playa, y la verdad que no sabéis lo que me ha costado desconectar. Sí, hay que desconectar, dejar de un lado las preocupaciones del trabajo, descansar en movimiento, llenarse de energía y encontrar fuerzas para en Septiembre bajar de esta montaña y enfrentarse al comienzo de un nuevo año de vida seglar. El dilema es cómo llevar a cabo esa desconexión, podemos pasar el verano como una marmota o hacerlo dejando abierta la línea de la Palabra de Dios y el contacto con los demás, con los que están cerca, muy cerca. Este año opto definitivamente por esta segunda opción, como dije en mi anterior comentario me sumo a estar y a escuchar, creo sinceramente que de este modo mejoraré poco a poco. La conclusión es clara: comamos del pan de la vida, descansemos activamente, y hagamos felices a quienes nos rodean, ese puede ser nuestro objetivo. Sinceramente os digo que HOY es mi primer día de descanso, ¿sabéis porqué?, porque HOY es el primer día que he dejado de pensar sólo en mí.

P.d. Intentemos conseguir una sonrisa diaria en todos aquellos que nos rodean, ese será nuestro pan de cada día.



 

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 6,41- 51

    En aquel tiempo, los judíos criticaban a Jesús porque había dicho: "Yo soy el pan bajado del cielo", y decían:
-- ¿No es este Jesús, el hijo de José? ¿No conocemos a su padre y a su madre?, ¿cómo dice ahora que ha bajado del cielo?
Jesús tomó la palabra y les dijo:
-- No critiquéis. Nadie puede venir a mí, si no lo trae el Padre que me ha enviado." Y yo le resucitaré en el último día. Está escrito en los profetas: "Serán todos discípulos de Dios." Todo el escucha que lo dice el Padre y aprende, viene a mí. No es que nadie haya visto al Padre, a no ser el que viene de Dios: este ha visto al Padre. Os lo aseguro: el que cree, tiene vida eterna. Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron en el desierto el maná y murieron: este es el pan que viaja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo: el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne, para la vida del mundo.

Palabra del Señor
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.