icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 7 de mayo de 2006 - IV DOMINGO DE PASCUA

LaicoNET -

http://es.groups.yahoo.com/group/evangelioseglar/


Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

** Esta semana, pedimos especialmente por la pronta recuperación de la Coordinadora del Equipo del Comentario Seglar, que ha sido intervenida quirúrgicamente en el día de hoy, de manera plenamente satisfactoria **

DESDE LA ECONOMÍA DOMÉSTICA
(mujer, casada, con cuatro hijos, miembro de comunidad cristiana de matrimonios)
Me imagino que todos nos organizamos con los gastos puntuales anuales, de tal manera, que dejamos uno para cada mes. Por ejemplo en marzo el seguro de la hipoteca (si tenemos la suerte de estar pagando una); el IBI en junio; el seguro del coche en noviembre; todos los meses de verano para pagar los libros, el material escolar y los uniformes quienes tenemos hijos en edad escolar… Son un ejemplo de desembolsos que tenemos que tener en cuenta, porque cuando llegan asustan y no sabes de donde sacar para poder afrontarlos. Como contrapartida el evangelio de este domingo nos da seguridad. Jesús siempre será y estará ahí como buen pastor. Sabemos que no nos va a fallar, y esto, en un mundo tan cambiante, es nuestro pilar para seguir adelante.

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, casada, con una hija, enferma de cáncer, dejó de trabajar)
“Nadie me la quita (la vida), sino que yo la entrego libremente”. El Buen Pastor que da su vida por amor a sus ovejas. ¡Cuántas veces habremos oído o leído este pasaje, pero a mí hoy me ha llamado la atención la palabra libremente del texto. Porque muchas veces en la vida hacemos las cosas porque son nuestro deber, porque nuestros padres quieren, porque tu esposo/a te lo pide pero ¿cuándo damos nuestra vida libremente? No se porqué, pero desde que estoy enferma entiendo mejor la palabra libertad. No es realmente hacer lo que te da la gana, es algo más profundo. Es sentirte libre por Su amor. Es sentir que ese amor te da la fuerza para el sacrificio, sin que sea un sacrificio, para el dolor sin que sea doloroso, para el temor sin sentir miedo. Te sientes querida, mimada y cuidada por El y eso te da la libertad de dar tu vida por los que tienes junto a ti. Por eso para mí, mi libertad nace del amor que siento y esa libertad nada ni nadie me la puede quitar.

DESDE LA EXCLUSIÓN SOCIAL: TRANSEÚNTES
(hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)
Mientras leía el evangelio, recordaba las palabras de algunas personas que han vivido o que actualmente viven sin un techo que las cobije. En los momentos en que rompen su hermetismo, suelen contar cómo la difícil situación que atraviesan, carente de metas y oportunidades, las lleva a deambular en el día a día, como ovejas sin pastor, a la espera de acontecimientos que muy rara vez llegan a consumarse. En algún momento llegué a pensar que me acabaría acostumbrando a escuchar esos testimonios, pero afortunadamente no ha sido así. De hecho, reconozco que cada vez me duelen más, lo que me suele “revolver” de tal manera, que me siento impelido a tratar de devolverles la esperanza perdida y a intentar acompañarles en su dura travesía por este mundo. Sin embargo, consciente de mis limitaciones y de que aún tengo mucho que aprender, trato de poner mi vida en manos de Jesús, Pastor con el que me siento seguro y al que desearía pedirle que siguiese guiando mis pasos en la tarea de acompañar a los herman@s necesitad@s de nuestras calles.

DESDE LA PERSPECTIVA LABORAL Y SINDICAL
(hombre, casado, sin hijos, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)
Un ejemplo muy claro el que pone Jesús. El pastor que trabaja con su rebaño o el asalariado. El trabajador que tiene su propia empresa o el que es trabajador contratado. Mi caso es el segundo y sé que no es la misma responsabilidad ni el mismo esfuerzo el que se dedica a una empresa propia que a la que te contrata, pero sí he estado en situaciones en las que el esfuerzo que he realizado ha sido parecido. Aunque he trabajado con quien no dedica este esfuerzo y notas cómo "pasa". He estado en varias discusiones relacionadas con esto y ni he sido de los que más esfuerzo han dedicado ni de los que menos. He intentado hacer ver la importancia de esforzarse por que el trabajo se haga bien a quien no le importaba nada más que cumplir las ocho horas. También he intentado hacer ver al que trabajaba en exceso que la empresa no era suya mientras que su vida privada sí. Ninguna de las dos situaciones creo que sirvió de nada, sólo para darme cuenta de que yo también caigo en ambos extremos como un péndulo.
Ahora que tengo un horario que cumplo, intento esforzarme en hacer bien mi trabajo y hacer ver a mis compañeros que es justo hacerlo, aunque la empresa no sea tuya, pero dejo el trabajo cuando acaba la jornada laboral para dedicar el tiempo al resto de mi vida.

EN MEDIO DE OTRAS CONFESIONES
(hombre, casado, trabaja, se ha desplazado a otro país por motivos laborales)
Jesús utilizaba un lenguaje atractivo, con gancho, con símiles en los asuntos que interesaban realmente a la gente de su tiempo. Y con este estilo decía las cosas más profundas y revolucionarias. En el caso de este domingo, acudiendo a “rebaños y pastores”. Pero como se dice, los tiempos cambian una barbaridad. El Evangelio sigue siendo ese indescriptible tesoro, pero los 2000 años que han pasado sobre él, lo han cubierto de “un polvo” que a muchísimas personas les impide apreciar su valor.

Tom Hanks, actor protagonista en la película El Código Da Vinci comentaba: "Si colocan un letrero en el que dicen ‘el miércoles conversaremos sobre el Evangelio’, sólo asistirán doce personas; pero si colocan uno que diga ‘vamos a conversar sobre el Código Da Vinci’, llegarán 800 personas". Y por esto mismo decía "la película puede terminar ayudando a las iglesias a hacer su labor". ¿Por qué? Yo lo comprendí en una visita a una catedral anglicana. Allí encontré una magnifica exposición que en su recorrido “desenmascaraba el Código” a la vez que permitía hacer un pequeño camino en el que experimentar otras cosas con sabor a Evangelio. Estaba repleta de gente.

Me pareció que esté es el estilo de Jesús, hablar de las cosas más importantes utilizando aquello que es mas cercano y que interesa más a la gente.

DESDE LA PARTICIPACIÓN SOCIAL
(hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)
A los seguidores de Cristo se nos tiene que notar que vivimos según su estilo. Por tanto nuestro prójimo debe ser el centro de nuestra vida, de tal forma que actuemos como un buen pastor, que es capaz de dar, de gastar, de entregar su vida por las ovejas, pues estas ovejas (nuestro prójimo) son parte mía, las conozco y me conocen y comparto su camino. Sin embargo muchas veces veo y siento que mis hermanos nos son lo primero, pues pongo por delante de ellos mil intereses y excusas. En este sentido, ponerse al lado y del lado de nuestros hermanos más desfavorecidos (en todos los aspectos) muchas veces puede acarrearnos problemas (ser mal vistos, rechazados). Es entonces cuando nuestra alegría debe ser mayor, pues por eso se alegra el Padre, porque, libremente y por amor, ponemos nuestra vida al servicio de sus predilectos. Una regla que nunca debemos de perder en la vida es mirar hacia "abajo", hacia los que están peor y no hacia arriba, pues, esto último, nos hace perder humanidad, encerrarnos en nosotros mismos y no ser capaces de ver a Jesús en nuestros hermanos. Si en nuestras sociedades opulentas mirásemos mucho más hacia abajo, la situación cambiaría radicalmente. Que Dios nos conceda comportarnos como el buen Pastor.

DESDE LA PERSPECTIVA POLÍTICA
(hombre, casado, trabaja, milita en partido político, concejal electo, pertenece a comunidad cristiana)
Da un poco de corte este Evangelio desde la perspectiva en la que escribo. Pero en fin, trataré de no dañar a nadie. Desde que estoy en política, me doy cuenta de que mi rebaño es mucho más amplio que mis votantes. Yo no me debo a una parte del pueblo, sino a éste por entero, independientemente de donde venga o a quien pertenezca, lo importante es que todos estén a gusto y vivan felices. No puedo hacer distinción de clases (entiéndase no sociales, sino políticas). Hay que tener en cuenta que 22 concejales representan, en mi caso, a 21.000 habitantes, no cada uno a mil. Como cristiano, es mi responsabilidad y mi obligación que este rebaño camine a la Luz del Evangelio y no agache la cabeza ninguna oveja para resguardarse o evitar el calor o la tormenta que caiga.

DESDE LA RELACIÓN DE PAREJA Y VIDA FAMILIAR
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Puedes ser la persona más descuidada del mundo, que con tus hijos, eres de los más cuidadosos. No nos consideramos pastor de nadie, porque sólo hay un Pastor, pero conocemos a nuestras “ovejitas” (les hemos llamamos “trastos”, “garrulines”, “gordos”, “guapos”,… pero jamás se nos había ocurrido llamarles “ovejas”). Sin embargo, “nuestros” hijos, no son nuestros y algún día, dejarán de necesitarnos, para volar ellos solos y tendrás sus pasiones, sus historias y sus vidas (ojalá tengan que ver con el Señor), sin embargo, pese a lo ingratos que, incluso nosotros, somos a veces con nuestros padres y lo despegados que, en ocasiones, serán nuestros hijos con nosotros, sin dudarlo, daríamos la vida por ellos. De hecho, la vamos dando día a día. Nuestro tiempo se convierte en sus tiempos, nuestros desvelos en sus descansos y da igual lo que nos pase a nosotros, mientras ellos estén bien. Ser padres es descubrir sin duda, la capacidad que tienes de entregar tu vida por unas personitas a las que jamás les exigirás que te respondan de la misma manera.

DESDE LA PERSPECTIVA DEL TERCER MUNDO
(hombre joven, soltero, voluntario de ONG en Marruecos, pertenece a una comunidad cristiana)
"Cabe preguntarnos hoy ¿que somos? pues al orar este Evangelio y pasarlo a la vida, surgen varias ideas: podemos ser pastores, o asalariados, o también perrillos. Asalariados somos muchas veces, queramos o no, sobre todo cuando no nos preocupan los niños, las madres o toda aquella persona que viene al Centro, al Hogar y la tratamos rápida y descarnadamente. ¿Pastores? es sin duda el ideal, pues aunque sabemos que Pastor solo hay uno, El nos pide que seamos y vivamos como El, o que, por lo menos busquemos sus actitudes y vivamos así: orando, buscando, trabajando siempre en su redil, por sus ovejas; incluso que se tenemos que morir, perder vida en ello, que lo hagamos, pues El lo hizo, lo hace y lo hará. Y por último, podemos e incluso debemos ser perrillos; esos perros que ayudan al pastor, que buscan a la oveja que se va, que no viene al Centro, que deja una semana de venir; hay que ir a su casa, al trabajo del padre o de la madre, una y otra vez si hace falta. Ojalá que poco a poco dejemos de ser asalariados y seamos pastores, y por ahora seamos buenos perrillos del pastor".

DESDE LA VIVENCIA ECLESIAL
(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

No recibido.

EVANGELIO IV DOMINGO DE PASCUA (Año - B)
+ Lectura del santo evangelio según san Juan 10, 11-18

En aquel tiempo, dijo Jesús:

- «Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas.

Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas.

Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor.

Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.»

Palabra del Señor

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.