icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 30 de Noviembre de 2008 - I DE ADVIENTO (CICLO B)

www.laiconet.es -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Educación de los hijos, AbuelosPersonas sin hogar
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.
EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Marcos 13,33-37
En aquel tiempo, dijo Jesús sus discípulos: "Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento. Es igual que un hombre que se fue de viaje y dejó su casa, y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara. Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: ¡Velad!"

Palabra del Señor


DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Nunca podemos sentir en una relación que está todo hecho, por años que llevemos juntos, aunque sepamos claramente por donde va a salir nuestro cónyuge, aunque creamos que lo o la tenemos para siempre, que nunca nos va a faltar, que nunca nos va a fallar. Hay que estar siempre en vela, sin dormirnos, esperando siempre, amando siempre, innovando siempre, buscando siempre ser más y más felices, para que cuando los momentos no sean siempre maravillosos, exultantes, para que cuando vengan las vacas flacas, sepamos estar atentos a los signos que nos da la vida, a los códigos de nuestras esposas, de nuestros esposos, de nuestra familia y sepamos responderles, cuidarles. Nunca dejemos de decir y de demostrar que queremos a nuestros esposos, a nuestras esposas, porque nunca sabemos cuando dejaremos de decírselo. Así que hay que mantenerse siempre en vela.

DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
Jesús, Tú nos llamas la atención sobre la necesidad de vivir siempre en vela. Esperando Tu llegada en cualquier momento. Pero estamos tan ocupados en rutinas, a las que damos demasiada importancia sin tenerla en realidad, que tenemos poco tiempo para prepararnos al encuentro gozoso contigo, y dar frutos en la medida de los dones recibidos. A veces qué necios somos, pensando en lo material y actuando como si esta vida terrenal fuese eterna.
 Ayúdanos, Señor, a orientar nuestra existencia con vistas al encuentro definitivo contigo, pues sabemos que a cualquier edad y en cualquier momento, Tú nos puedes llamar y más cuando se pasa de cierta edad, en la que lo lógico está ya demostrado.
Señor, es difícil para los jóvenes y niños asimilar esto que Tú nos dices, ¡Velad!, cuando la idea de la muerte es algo que ni tan siquiera roza sus mentes. Tiende tu mano generosa a todos y pensemos que nuestro Juez será, también, nuestro mejor amigo: Jesús.
 

DESDE LAS PERSONAS SIN HOGAR
(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)
El domingo 23 de noviembre se recordó de una manera especial a todas las personas sin hogar. Bajo el lema: “No tener hogar significa mucho más que estar sin techo”, varias organizaciones se unieron para poner de relieve el drama que viven centenares de miles de personas en el mundo (más de 30.000 en España). Considero que el lema elegido no pudo ser más acertado, pues desde hace años, varias ONG´S venimos reclamando que se reconozca que el problema va más allá de carecer de una vivienda. Así, y sin ánimo de restarle un ápice de importancia a este hecho, entendemos que no es menos grave vivir en la más completa soledad o excluido del mercado laboral y del sistema sanitario. Expuesta la situación anterior, mayoritariamente conocida y reconocida como injusta, cabe preguntarse el por qué la sociedad se muestra indolente a la hora de actuar. ¿Somos ajenos, sin más, al dolor del sufriente? ¿Impera sencillamente nuestro ego? Sólo una respuesta afirmativa a estas preguntas, eufemísticamente camufladas bajo un “ahora no es el momento” o “ya sacaré tiempo en un futuro”, entre otras, lo explicaría. Afortunadamente, las palabras del evangelio de esta semana nos ponen en alerta. Jesús, de una manera muy sencilla, nos llama a estar despiertos, prestos y dispuestos. Hay mucho que hacer y se espera la respuesta urgente y decidida de cristianos comprometidos en la construcción del Reino.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)Comienza el Tiempo de Adviento. Un tiempo de preparación, de estar atentos, de no bajar la guardia. “¡Velad!”.
Así como en los finales de los embarazos disponemos la ropa para el recién nacido, aquí debemos ir preparando nuestro ropaje interior. Esta semana, en casa, hemos ido arreglando nuestro calendario familiar de Adviento. Cada día de diciembre, hasta el 24, proponemos una buena acción entre todos, un pensamiento para el día, una lectura, una visita,…que nos vaya situando y llevando a intentar mejorar nuestro camino al Señor. A parte, de todo lo bueno que conlleva realizar una actividad en familia, de compartir, transmitir valores, enseñar, disfrutar. A ver qué tal nos va, porque sugerir es fácil y para cumplir hace falta algo más.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.