icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 3 de agosto 2008 - XVIII DEL TIEMPO ORDINARIO (CICLO A)

www.laiconet.com -
    Los seglares que comentan el Evangelio cada domingo, se toman un descanso. En Septiembre se reanuda el servicio habitual.
En AGOSTO ofrecemos cada semana una comentario realizado mientras se disfruta de las vacaciones y en referencia a ellas.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 14, 13-21

En aquel tiempo, al enterarse Jesús de la muerte de Juan, el Bautista, se marchó de allí en barca, a un sitio tranquilo y apartado. Al saberlo la gente, lo siguió por tierra desde los pueblos. Al desembarcar, vio Jesús el gentío, le dio lástima y curó a los enfermos. Como se hizo tarde, se acercaron los discípulos a decirle: "Estamos en despoblado y es muy tarde, despide a la multitud para que vayan a las aldeas y se compren de comer." Jesús les replicó: "No hace falta que vayan, dadles vosotros de comer." Ellos le replicaron: "Si aquí no tenemos más que cinco panes y dos peces." Les dijo: "Traédmelos." Mandó a la gente que se recostara en la hierba y, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y se los dio a los discípulos; los discípulos se los dieron a la gente. Comieron todos hasta quedar satisfechos y recogieron doce cestos llenos de sobras. Comieron unos cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños.

Palabra del Señor

  • Cristiano en Verano
Entre el trabajo y el ocio
(por mujer, casada, con dos hijas, pertenece a comunidad cristiana)
     Durante el mes de agosto, para mí de semi-vacaciones, de playa y trabajo, a menudo vienen a casa amigos o vecinos, con los que compartimos lo que tenemos, y que, por la anarquía de estos días, nunca está preparado, ni es suficiente.
    Pero … la verdad es que siempre queda perfecto, que todo el mundo queda satisfecho y feliz. Jesús nos enseña que compartir con alegría, buena voluntad y esperanza nos deja saciados y aún nos sobra. Eso, por si llega alguien más…

Desde la Playa
(por hombre, casado, con tres hijos, trabajan ambos, en vacaciones)
    Preparando maletas, ultimando el trabajo, la presión de los neumaticos del coche, regando las macetas...., prisas y más prisas, me recuerda esto al principio de la película de GODSPELL, donde todos andaban en su mundo y "alguien" los observaba de cerca, y en entonces sólo algunos, muy pocos, lo reconocían. Como en el evangelio, me voy con mi familia a un sitio tranquilo y apartado, después de un año de trabajo, y la pregunta es clara, ¿qué llevo en la maleta? La lista de la compra es larga, pero la confianza en Dios tiene que ser infinita, exactamente como la que tenían aquellos que se acercaban a él y lo dejaban todo. Vamos a descansar y mejor aún si el descanso se apoya en él, metamos en la maleta algo más, no se nos olvide.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.