icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 29 de Abril de 2007 - IV DE PASCUA (CICLO C)

laiconet -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Educación de los hijos, Abuelos, Tercer mundo,
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LOS TRANSEÚNTES
(hombre, recién casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

Este comentario es mensual.
DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Es fantástico escuchar estas Palabras; Jesús, con su mano amorosa, arropa, cuida, protege a los suyos. No les va a permitir que nada malo les pase. Qué maravilla cuando se siente algo así, cuando la persona que amas, te agarra, te abraza, te mira, te cuida, en esos momentos de pesar, en esos momentos en los que parece que te vas a caer del peso del agobio, de la culpa, del error y sin hacer falta decir nada, tan sólo con la cálida sensación que te proporciona un abrazo, con la dulce voz del corazón, te sientes protegido, cuidado, aliviado. Nadie puede arrebatarnos del amor, nadie puede arrebatarnos del amor del Padre.
DESDE EL TERCER MUNDO
(hombre soltero y matrimonio compartiendo casa, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a distintas comunidades cristianas)
Un pastor pasa mucho tiempo con su rebaño, por eso las conoce bien, por eso ellas conocen su voz. Ellas confían en él porque las lleva por verdes praderas y tienen buena comida y no les falta el agua.
Para confiar cada día en el pastor nos hace falta pasar tiempo con él en la pradera. ¿Y como se concretiza esto? Cada uno sabe como encontrarse con Dios, mediante la oración, la eucaristía, el encuentro con el hermano... alimentar esa relación es la clave para no perder la confianza, la esperanza... estemos dónde estemos, aunque sea en tierras extrañas, Él está pastoreando, velando por nosotros, así lo sentimos. ¡Como conforta saber que Dios nos conoce, que no nos abandona!
Hoy pedimos al Padre, al Pastor, que nos ayude a mantenernos perseverantes en la oración, para que nuestros encuentros sean cada vez más cercanos y profundos, para que al escuchar su voz no dudemos en responder.

DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, siete nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
Señor, hablas de ovejas, pero no eres pastor de manadas, sino de cada oveja en particular. Nos llamas por nuestro nombre. Nos conoces uno a uno. Nos quieres personalmente. Que siempre nos tengas tu mano tendida y nos sintamos protegidos y seguros en este mundo lleno de trampas y lobos que acechan a tu grey. Siempre manifestaste tu preocupación por la unidad. Haz que estemos siempre unidos contigo por nuestra fe en ti y siendo fieles a tu palabra.
Yo y el Padre somos uno, nos dices. A veces nos resistimos a aceptar tu luz, pero tu vida y tus obras acreditan que eres Cristo, que viniste del Padre, que al Padre fuiste y con Él y el Espíritu Santo reinarás por los siglos de los siglos.
Que no cerremos nuestros corazones a tu llamada, porque a menudo nos hace falta dar el paso que compromete.
Señor, que nuestros nietos, a lo largo de sus vidas, acepten tu persona y tu verdad, ayudándonos a nosotros y a sus padres a ser una referencia válida para este fin. Ayúdalos a ellos para que sean luz en este mundo, donde abundan las tinieblas.       
DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Jesús nos conoce. La contrapartida, el que nosotros tenemos que conocerle, es tarea nuestra.
Así como cuando son pequeños nuestros hijos parecen pollitos detrás de una gallina clueca, a medida que van creciendo les vamos enseñando a usar una serie de herramientas para caminar por la vida: confianza (cuando se paran en un semáforo), autonomía (cuando aprenden a vestirse solos o vienen solos del colegio), autoestima (al resolver un problema)… Envuelto en esos valores está Jesús.
A los niños hay que hablarles de Jesús, en Jesús y con Jesús, para que aprendan que es nuestro pastor, para que reconozcan su voz y escuchen palabras de vida eterna.
DESDE EL TRABAJO - DESDE LA ECONOMÍA GLOBALIZADA - DESDE LA POLÍTICA : No recibidos

PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

No recibida. EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Juan 10, 27-30

En aquel tiempo, dijo Jesús: "Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano.

Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre.

Yo y el Padre somos uno."

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.