icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 26 de noviembre 2006 XXXIV DEL TIEMPO ORDINARIO (CICLO B)

www.laiconet.com -
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Nos desvivimos por nuestros hijos y pensamos que eso está muy bien. Ellos son los reyes de la casa por todo lo que exigen y el espacio que llenan, pero Jesucristo es el rey del Universo. Cuando nos casamos, teníamos y tenemos el convencimiento de que nuestro matrimonio es cosa de tres, y es de esperar que cuando nos jubilemos -y ojalá antes- los hijos se vayan. Y es que Dios estaba antes y estará después de que ellos pasen por nosotros. ¿Y eso se ve en nuestra relación diaria con ellos? Pensamos que los niños en vez de que sean un obstáculo, han de participar con nosotros en nuestro crecimiento en la fe.

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, casada, con una hija, enferma de cáncer, dejó de trabajar)
“Yo nací y vine al mundo para ser testigo de la verdad.” El es Rey, pero su realeza no se identifica con la dominación, la riqueza, el poder, que es con lo que en este mundo identificamos “al rey”. Sino que es rey de la verdad, de la justicia, de la misericordia, del amor en definitiva, que es lo que mueve “su reino”. Ese reino en el que muchos cristianos vivimos, un reino en el que se piensa que lo más importante es el amor, a los que te rodean te sean más o menos simpáticos, a los que tienes lejos y que con una llamada o un e-mail puedes hacer feliz, a los que necesitan aunque solo sea una sonrisa,… a todos ellos les nació un Rey, y ese Rey vive en nuestro corazón.

DESDE EL TRABAJO
(hombre, casado, sin hijos, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)
No recibido

DESDE LA ECONOMÍA GLOBALIZADA
(hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)
Jesús es Rey, pero no como los reyes de este mundo: no tiene subditos o vasallos, tiene discípulos que escuchan, acogen e intentan poner en práctica su palabra. Y su autoridad proviene de ser Maestro de vida, de hacer vida su mensaje hasta sus últimas consecuencias. Su fuerza es la Verdad y el Amor, por eso no tiene "guardias que luchen", su única preocupación es ser "testigo de la Verdad". Las grandes corporaciones multinacionales, los organismos como la OMC, el BM y el FMI deberían centrar su preocupación en ser reyes al estilo de Jesús: sirviendo a la sociedad, siendo ejemplo de cooperación, etc. Actualmente sólo entienden su poder en el mundo como un reinado sobre sus vasallos a los que trata como medios para conseguir sus objetivos de máximizar los beneficios monetarios. Arduo trabajo el que nos queda que recorrer, pero sin duda esperanzador pues de ello depende que la Verdad llege a toda la humanidad.

DESDE LA POLÍTICA
(hombre, casado, trabaja, milita en partido político, concejal electo, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)
No recibido

DESDE EL TERCER MUNDO
(hombre soltero y matrimonio compartiendo casa, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a distintas comunidades cristianas)
"Su reinado no es como los de este mundo nuestro. Y eso se ve claramente cuando observamos los reyes que rigen nuestro tiempo: el dinero, el poder, la avaricia, etc. Y en concreto, en un país con un régimen pseudo-absolutista en el que nuestra gente ha de aguantarlo todo, ha de callar y obedecer, soportar que una sola familia en todo el país lo tenga todo, absolutamente todo, mientras el país, la gente, los trabajadores no tienen nada…. Se hace duro, la verdad y a veces cuesta no revelarse y gritar y decirle a la gente que se levante de una vez. Pero no, pues el reinado de nuestro Dios es en justicia, pero en verdad, en valentía, pero en humildad y sencillez. El viene con la Verdad y ésta al final se hace entender, se manifiesta y muestra a cada uno lo bueno y lo malo. Al orar este Evangelio (a la luz de la lectura del Apocalipsis en que el rey y Señor nos dice que está a la puerta llamando y esperando a que le abramos) nos damos cuenta que nuestro rey está hoy más que nunca en los niños, las niñas, las madres y sus familias, cada una de las situaciones con las que nos encontramos cada día aquí, en el "Hogar del rey". Esperemos aprender cada día de El y ser este tipo de reyes".

DESDE LA CÁRCEL
(grupo de presos, coordinado por voluntaria de equipo de pastoral, casada, con dos hijos, jubilada, pertenece a grupo cristiano)
No recibido

DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, siete nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
TÚ LO DICES, SOY REY. Señor, una vez más, la fe nos enseña a ir más allá de las apariencias.

Ante Poncio Pilatos, Jesús deja bien claro que la autoridad de Dios está sobre toda autoridad humana. Cuando dice “SOY REY”, Jesús afirma que en Él está la verdad. La verdad no se impone por la fuerza. Él no aceptó ser un rey político, ni quiso que sus apóstoles desempeñasen papeles políticos. Por eso su Iglesia debe estar desvinculada de todo poder terrenal y defender la verdad de la palabra del Señor, incluso a costa de la misma vida, si ello fuese necesario y, siempre, sin dogmatismos y con dosis masivas de amor fraterno. Qué lección nos da este pasaje: La verdad frente a la mentira. La serenidad y la firmeza frente al servilismo. La inocencia frente a la injusticia.

Señor, danos Tú la fuerza, cimentada en las convicciones de tu doctrina, que necesitamos para no sucumbir ante las vicisitudes que la práctica y defensa de las Bienaventuranzas nos sean sobrevenidas. Queremos estar siempre en constante diálogo contigo, con nuestros hijos y nietos, para que esa amistad y cariño que tenemos en ellos, sean capaces, a su vez, de transmitirlo a los que tienen más cerca. PAZ Y BIEN PARA TODOS.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)

En la actualidad, los reyes de nuestra casa y de nuestra familia, en todos los sentidos, son nuestros hijos. Una de nuestras madres dice que el más pequeño siempre se lleva “el favor” de todos. Tenemos dos nuevas princesitas en nuestras familias, una sobrina y la hija de una hermana de comunidad; cualquier niño que nace es una bendición de Dios. Cuando crezcan seguirán siendo princesas para las personas que las aman y las amarán, pero, además, deseamos y rezamos para que vivan sirviendo, abrazando y luchando para que este mundo y este tiempo que les ha tocado vivir se parezca, cada vez más, al sueño que Dios tiene para los hombres: su reino de amor; de tal manera que vivan sintiendo que Dios es su único Rey. Aunque, en ocasiones, nosotros no cumplimos esto y ponemos a Dios en segundo lugar, para convertirnos cada uno de nosotros, en lo más importante del otro, en el rey de la casa y como tal nos tratamos y nos queremos. Escuchemos más su voz y seamos testigos de la verdad.

DESDE LOS TRANSEÚNTES
(hombre, recién casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)  
Este comentario es mensual.

 

FESTIVIDAD DE CRISTO REY

  + Lectura del santo evangelio según san Juan 18, 33b-37

En aquel tiempo, dijo Pilato a Jesús: « ¿Eres tú el rey de los judíos?»
Jesús le contestó: « ¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí? »
Pilato replicó: « ¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?»
Jesús le contestó: «Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.»
Pilato le dijo: «Conque, ¿tú eres rey?»
Jesús le contestó: «TÚ lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.»

Palabra del Señor
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.