icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 25 de diciembre de 2005
NAVIDAD

LaicoNET -

FELIZ NAVIDAD


Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.
DESDE LA ECONOMÍA DOMÉSTICA
(mujer, casada, con cuatro hijos, miembro de comunidad cristiana de matrimonios)

En estos días en los que parece que todos están más receptivos para ayudar o para desear que el mundo sea mejor, yo intentaría meter un poco de caña con nuestro ejemplo a los amigos y la familia para que la luz alumbre en nuestros hogares celebrando unas Navidades sencillas, con unas cenas llenas de comprensión y aceptación para que la Palabra acampe entre nosotros, y vacías de todo lujo y ostentación, ¡Feliz Navidad!

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, casada, con una hija, enferma de cáncer, dejó de trabajar)

"En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres". Las promesas del amor de Dios se han cumplido en Jesús. En el Niño que hoy nos ha nacido. Debemos estar alegres, pero para muchos estas son unas fiestas tristes, de añoranza. Pero a mí siempre me han gustado especialmente, incluso ahora, porque me gusta pensar que estoy preparando y celebrando el cumpleaños de un Amigo muy especial. Ese Amigo que siempre está a tu lado cuando lo necesitas, ese Amigo que tiene Palabras de consuelo en todo momento, que no es egoísta, que no piensa en recibir antes que en dar, en fin, del Amigo ideal. Y por y para ese Amigo todos los esfuerzos son pocos y quiero que cada año su cumpleaños sea el mejor, el más alegre, el más lleno de esperanza y de amor, el más confiado, el más VIVO. Porque su Palabra nos llena de vida...¡FELIZ NAVIDAD!

 

DESDE LA EXCLUSIÓN SOCIAL: TRANSEÚNTES
( hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

Hoy me resulta difícil comentar el evangelio, pues creo que cualquier consideración que realice, va a simplificar enormemente la magnificencia del momento. Como a mí me ayuda bastante, invitaría simplemente a contemplar el nacimiento de Dios y a dejarse embargar por las distintas emociones, sentimientos y sensaciones que este milagro pueda provocarnos. Únicamente una apreciación: Jesús viene al mundo tan desposeído de todo, que ya desde su nacimiento se "posiciona" del lado de los más débiles, pues no deja de ser el bebé de una familia de "inmigrantes sin techo".....

 

DESDE LA PERSPECTIVA LABORAL Y SINDICAL
( hombre, casado, sin hijos, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

Dios nos va dando regalos. Primero nos dio a Juan que anunciaba que Jesús vendría y luego Jesús nos dio a conocer a Dios, al que nadie ha visto.
Igual en el trabajo recibimos regalos, unas veces son más fáciles de ver y otras veces hay que esforzarse un poco más. En estas fechas Dios me ha dado varios "regalos laborales" que me dan descanso e ilusión para seguir adelante. Intentaré aprovecharlos y llenarme de Dios para seguir luchando en lo poquito por un trabajo más justo.
 

 

DESDE LA MIGRACIÓN
(matrimonio, sin hijos, se han desplazado a otro país por motivos laborales)

Nuestro mundo lo tenemos lleno de fronteras, está parcelado a todas las escalas. Por ejemplo, en la ciudad en la que vivimos hay límites perfectamente establecidos que separan las distintas clases sociales. Pasar de un barrio a otro pudiera hacerte pensar que has cambiado de ciudad: los edificios, comercios, como va vestida la gente…; todo es distinto. Nos gusta establecer diferencias "yo soy de…", sobre todo si así los otros quedan "más abajo". Sin embargo hay algo, que nos  une a todos, somos hijos de Dios. Vivimos en un único planeta que es la mismísima casa de Dios. "La Palabra…vino a su casa". El creer en Dios nos hace sentirnos hermanos. Y con ello deberían ir nuestros esfuerzos para que desaparecieran las fronteras, desigualdades, injusticias de todo tipo. Con el Dios que acampa en este mundo debería desaparecer el ser extranjero, forastero, el ser inferior…
 

 

DESDE LA PARTICIPACIÓN SOCIAL
( hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)
No recibido.
 

 

DESDE LA PERSPECTIVA POLÍTICA
(hombre, casado, trabaja, milita en partido político, concejal electo, pertenece a comunidad cristiana)

No recibido.

 

DESDE LA RELACIÓN DE PAREJA Y VIDA FAMILIAR
( matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana )

"Vino a su casa y los suyos no lo recibieron". Se supone que somos de los suyos y nuestra mayor inquietud estos días es si seremos capaces de recibirle. Y empezamos a observar nuestra casa: No es gran cosa. Excepto la albañilería, todo lo demás, incluido fontanería y electricidad, la hicimos entre todos: nuestra comunidad, padres, hermanos y sobrinos. Somos un poco desastre, así que está un poco desordenada, llena de papeles de nuestro trabajo y de otras cosas que se van acumulando, aún no está terminada y en ocasiones, la decoración es una mezcla de distintos muebles que pillamos de aquí y de allá. Nos encanta recibir a nuestros amigos en el salón, que hace las veces de comedor, dormitorio ocasional y sala de juegos de los niños, de hecho, tenemos todos los muebles apartados a un lado, para dejarles más espacio. Los únicos adornos navideños que decoran nuestra casa es una estrella que hizo nuestro hijo en el cole, dos pequeñísimos nacimientos, que nos regalaron miembros de nuestra comunidad, traídos de Sudamérica y otro, hecho de marionetas con las que le contamos el misterio del nacimiento a los niños, aunque sobre todo, gracias al pequeñajo, la marioneta que representa a Jesús, ha desaparecido, (probablemente esté junto a otros juguetes, mezclado). Pues aquí, ¿quiere acampar Jesús? ¿en esta familia? Esta es nuestra casa, reflejo fiel de lo que late en esta familia. ¿Querrá venir Dios con nosotros? ¿Le recibiremos? FELIZ ACAMPADA.
 

 

DESDE LA PERSPECTIVA DEL TERCER MUNDO
(hombre joven, soltero, voluntario de ONG en Marruecos, pertenece a una comunidad cristiana)

"Con un evangelio así faltan las palabras. Pues uno quiere hablar de la verdad, y no puede, ha de callarse al recordar las flaquezas, las inconsistencias, las debilidades y todos esos momentos que borran y empañan la Verdad que viene, que se nos da. Menos mal que vuelve a venir, a nacer y a ponerse al lado, dentro de cada uno. Y hoy, sinceramente, lo siento en los niños y niñas del Centro. En cada uno de ellos veo a Dios encarnado, nacido, que nace cada día, al menos para mí y los que trabajamos aquí. Espero que nunca deje de ver en sus caras y rostros ese Dios encarnado y sencillo, pobre (nunca mejor dicho) y feliz. Que Dios nazca de nuevo, en todo momento en nuestros corazones".
 

DESDE LA VIVENCIA ECLESIAL
(hombre, casado, trabaja, espera un hijo)

Son días en los que nos deslumbran las luces, nos atropellan los turrones, nos sorprenden los villancicos y hasta parece que la gente se sonríe más.... Y entonces es cuando vamos tomando conciencia de la Navidad que el mundo impone, pero entonces también es cuando me doy cuenta de lo difícil que es vivir la Navidad a la que los cristianos aspiramos. Palabra y Luz, testimonio y testigos... Siendo testigos de la presencia viva de Dios en nuestras vidas, somos testimonio de su Palabra, y esa Palabra es la Luz del mundo... Esa propuesta evangélica, también me interpela a sentirme llamado como Iglesia a permanecer en un Adviento y una Navidad incesantes, esto es, en continua espera y preparación a la venida de Dios, y en permanente alegría por reconocerle vivo, pleno y presente en mi vida. A fuerza de períodos litúrgicos podemos perder la referencia de actitudes cristianas inherentes al "ser" cristianos; y esas épocas litúrgicas prefiero sentirlas más como la celebración comunitaria y tangible de valores evangélicos que deben imperar  e impulsar nuestro hacer cotidiano. Así, Feliz Navidad hoy, ayer, mañana y siempre; y que desde esa Navidad asumamos la Palabra como pilar desde el que alumbrar el mundo mejor que deseamos. Y especialmente para mí este año es más adviento y más Navidad que nunca porque espero un hijo, y eso me hace estar muy abierto a la esperanza y más atento a la voluntad de Dios, pero también me obliga a ser más responsable de mis valores, de mi confianza en el Padre, y de mi pertenencia a la Iglesia, como comunidad en la que educar y a la que presentar a mi hijo, y en la que espero encuentre el rostro del Padre que tanto imaginamos en Navidad.
 
 

EVANGELIO

NATIVIDAD DEL SEÑOR  (Año - B)
25 de diciembre de 2005

+ Lectura del santo evangelio según san Juan 1,1-18
 

La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros.
En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios.
Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho.
En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.
La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.
Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre.
Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios.
Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él y grita diciendo: - «Este es de quien dije: "El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo."»
Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la Ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
A Dios nadie lo ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.