icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 24 de agosto 2008 - XXI DEL TIEMPO ORDINARIO (CICLO A)

www.laiconet.com -
Los seglares que comentan el Evangelio cada domingo, se toman un descanso. En Septiembre se reanuda el servicio habitual.
En AGOSTO ofrecemos cada semana una comentario realizado mientras se disfruta de las vacaciones y en referencia a ellas.
 
LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN Mateo 16,13-20
En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: "¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?" Ellos contestaron: "Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas." Él les preguntó: "Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?" Simón Pedro tomó la palabra y dijo: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo." Jesús le respondió: "¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo." Y les mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Mesías.

Palabra del Señor

 
Desde la Playa
(por hombre, casado, con tres hijos, trabajan ambos, en vacaciones)  
El texto de Mateo deja claras las cosas, es tajante. Deja constancia de la naturaleza divina de Jesús y que nuestra Fe es revelada directamente por Dios (realmente, somos unos auténticos privilegiados).
Por otro lado, Jesús nos organiza como iglesia, no quiere que seamos creyentes aislados, sin dirección ni apoyo mutuo. Debemos vivir en la Fe sintiéndonos comunidad, así es como verdaderamente podemos vivir el Reino.
Además, nos deja otro regalo, un responsable que, desde su profunda Fe, puede conducirnos y representarlo entre nosotros.  
 
Entre el trabajo y el ocio
(por mujer, casada, con dos hijas, pertenece a comunidad cristiana)
Hoy se hace complicado comentar el evangelio. Cuando una tragedia como la de barajas nos sacude, muchas cuestiones nos aturden. La fragilidad de la vida se nos muestra de manera cruel, y es complicado ponerse en la piel de aquellos que no verán más a sus seres queridos. Espero de corazón que la fe de los que hoy sufren renazca y les permita ver con otros ojos, encontrando de este modo el consuelo necesario para seguir adelante. Oremos por ellos.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.