icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 23 de octubre 2005 XXX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

LaicoNet - www.laiconet.com -

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

\"\"DESDE LA ECONOMÍA DOMÉSTICA
(mujer, casada, con cuatro hijos, miembro de comunidad cristiana de matrimonios)

Es en el día a día cuando podemos poner en práctica el amarme a mí mismo, el amar a mi hermano, el amar a Dios.
Este Domingo, día del DOMUND, es un buen ejemplo para cultivar este mandamiento, no sólo rascándonos el bolsillo, no sólo dar de lo que me sobra, sino que en nuestro presupuesto mensual ¡YA! haya una partida para los que no están tan favorecidos como nosotros.
Que seamos modelo para los más cercanos (familia, amigos, compañeros de trabajo…) y que ésta sea nuestra pauta de conducta: "Amar al prójimo como a mí mismo".


\"\"DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, casada, con una hija, enferma de cáncer, dejó de trabajar)

"Amarás a tu prójimo como a ti mismo". ¡Qué difícil suena eso! Y más cuando por un problema de salud, tendemos a compadecernos de nosotros mismos. A sentirnos abandonados, sin falta de la suficiente atención ya sea, por parte de los médicos como por parte de nuestra propia familia y amigos. Nos sentimos el ombligo abandonado del mundo. Pero si queremos poner en práctica nuestro cristianismo y ser coherentes, es en este momento en el que Dios nos llama a pensar más en los demás que en nosotros, a olvidarnos de nuestra enfermedad y esmerarnos en hacer felices a los que tenemos a nuestro alrededor que también, y porque nos quieren, lo están pasando mal. Hacerles felices, amarlos sin reserva, agradecerles sus atenciones y desvelos, y mejor si todo eso va aderezado con una sonrisa. ¿No sería eso lo que nos gustaría que hicieran con nosotros?

 

\"\"DESDE LA EXCLUSIÓN SOCIAL: TRANSEÚNTES
( hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

Una vez más, las palabras de Jesús son claras y no dan cabida a la duda y a la interpretación: nos ha dado la vida a cambio de que seamos capaces de amar en su acepción más pura (¡qué hermosa descripción realiza S. Pablo en su carta a los corintios!).
Sin embargo, el análisis de mi comportamiento con el prójimo desfavorecido, muy difícilmente puede mostrar que lo amo como a mí mismo. Creo que si verdaderamente estuviese enamorado "hasta los tuétanos" de Dios, dedicaría muchísimas más horas y esfuerzos en acompañar, consolar y en definitiva, amar, a aquellos que días tras día viven indignamente en la calle, esperando que denunciemos su injusta situación y que les devolvamos una esperanza, para muchos, perdida.

 

\"\"DESDE LA PERSPECTIVA LABORAL Y SINDICAL
( hombre, casado, sin hijos, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

¿Cuál es el mandamiento principal de la ley? Según mis actos, ¿cuál es?
Muchas veces me puedo descubrir siguiendo un mandamiento distinto al que siempre he querido seguir, incluso distinto al que creo que sigo, y es que muchas veces sigo un mandamiento asimilado sin darme cuenta del ambiente de trabajo.
Por ejemplo, muchas veces me descubro utilizando la figura del jefe como alguien a quien criticar sin tener en cuenta sus circunstancias o sin pensar que es una persona con sus fallos con la que se podrá hablar. Me contagio también de la mala costumbre de buscar un culpable cuando hay algo que no marcha bien, y de otras muchas cosas y como no tenga a Dios que de vez en cuando me haga darme cuenta de que caigo al final acabaría siguiendo siempre el mandamiento principal de la cultura de la empresa.

 

\"\"DESDE LA MIGRACIÓN
(matrimonio, sin hijos, se han desplazado a otro país por motivos laborales)

Este país anda revolucionado porque a partir del próximo fin de semana tendrá un nuevo santo, Alberto Hurtado. Nos sorprende y admira ver como es noticia sobresaliente en todos los medios de comunicación Como opinan de él y su labor desde gente de la calle a todo tipo de famosos y conocidos. Alberto Hurtado, al igual que Claret y tantos otros, vivió plenamente lo de amar al prójimo como a él mismo. Él sacerdote jesuita, en pleno siglo XX, dedicó su vida al completo servicio de los más necesitados y a entusiasmar a otros para que hicieran lo mismo. Denunció innumerables injusticias de las que pocos se atrevían a hablar. Lo dijo a voz en grito con todos los medios a su alcance, lo que le trajo muchos problemas. Dice uno de los niños que él bautizó y que hoy es un hombre adulto que lo que más recuerda de él era su constante sonrisa. El camino de la felicidad está muy cerca, en el amor al prójimo y no en otros lugares donde tal vez insistimos en buscarlo.


\"\"DESDE LA PARTICIPACIÓN SOCIAL
( hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

No recibido.


\"\"DESDE LA PERSPECTIVA POLÍTICA
(hombre, casado, trabaja, milita en partido político, concejal electo, pertenece a comunidad cristiana)

El Evangelio de hoy nos presenta los dos Mandamientos principales e importantes y, reflexionando, porque no le presto atención con demasía a las cuestiones que mucho se repiten, me doy cuenta de que son demasiadas veces las que no cumplo con mi deber. Son muchas las veces que no amo a Dios sobre todas las cosas y al prójimo lo ignoro. Como ya he comentado en otras ocasiones, yo entré en política porque creo que un cristiano debe de estar en el punto donde se tomen las decisiones y poder ayudar a los demás, sin embargo, un flaco favor le estoy haciendo yo a la sociedad si no me comporto como un cristiano auténtico que ponga en el Centro de su vida a Dios y quiera al prójimo más incluso que a mi mismo, en definitiva debo cultivar más la expresión bíblica:"estoy para servir y no para ser servido".

 

\"\"DESDE LA RELACIÓN DE PAREJA Y VIDA FAMILIAR
( matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana )

Esta misma semana hemos tenido un testimonio de un cristiano que interpelaba a todos los seglares a vivir para y por el prójimo, con total disponibilidad, (aunque el nombre de seglar "no le gustaba" nada porque pensaba que para muchos, era una "excusa" para no estar disponible las veinticuatro horas del día, ya que los seglares también estamos consagrados al servicio del Reino, de la misma manera que un sacerdote). Pero creo que estaba haciendo referencia a un compromiso pastoral porque en ningún momento habló de la familia, o del trabajo, o de otra cosa, sino de dejar todo por el Reino. Uno de nosotros ha retomado con fuerza un trabajo pastoral con los jóvenes, pero nos estamos dando cuenta que no tenemos la misma disponibilidad de antes de ser padres. Un hijo, sobre todo a edades tempranas no sólo necesita que se le dé de comer, o bañarlo y acostarlo, también estar con él, jugar con él, abrigarlo cuando tiene frío, aprender con él, alegrarse cuando aprende algo, cantar con él, pasar las noches en vela cuando está enfermo y "apapacharlo" cuando sufre, padecer sus impertinencias y abrazarlo cuando tiene miedo, e incluso te sorprendes muchas veces mirándolo tan sólo, .... Mentiría si digo que quiero más al prójimo que a mis hijos o que a mi marido, (de hecho, a él lo quiero más que a nadie), pero también mentiría si digo que no intento seriamente cumplir el mandato de Dios de amar a los demás. ¡Qué difícil equilibrio! O es que ¿no somos buenos cristianos si, en estas circunstancias, nos dedicamos casi en exclusiva a nuestra familia? Bueno, doctores tiene la iglesia… Lo cierto es que lo más que repite este evangelio es la palabra: Amar y eso es lo que hacemos, o al menos tratamos de amar….

 

\"\"DESDE LA PERSPECTIVA DEL TERCER MUNDO
(hombre joven, soltero, voluntario de ONG en Marruecos, pertenece a una comunidad cristiana)

"Es fácil decir que amamos a Dios e incluso decir que amamos al prójimo. Pero no son pocas las veces que me descubro renegando y pensando mal de las madres, de algún niño, de alguna trabajadora y de las mujeres de una asociación marroquí con la que trabajo para un proyecto. Y muchas veces, objetivamente, hay razones para las malas palabras, los malos gestos y los malos pensamientos; objetivamente desde una actitud sin Dios, sin el Dios de la Vida y del Amor, que siempre busca la salvación y la RECUPERACIÓN del hermano. Esta es la actitud que hoy Dios me invita y creo que nos invita a tener a todos: buscar siempre y en todo momento la recuperación del hermano y la hermana que en un momento dado nos hace algo que nos molesta, nos duele o simplemente no comprendemos. Y esto, sin más, es Amar al prójimo, pues siempre que RECUPERAS a alguien buscas lo mejor para esa persona; y no se puede buscar lo mejor si no es desde el Amor, el cariño y la cercanía. Ojalá que nuestra vida, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos sea una continua recuperación del hermano (de las hermanas, aunque tengan actitudes culturalmente diferentes y no comprendamos)".

\"\"DESDE LA VIVENCIA ECLESIAL
(hombre, casado, trabaja, espera un hijo)

Resulta siempre gratificante encontrarse con este texto evangélico y con la palabra Amor utilizada por quien más sentido le dio y por quien más intensamente se comprometió con ella. Amor a Dios por encima de todo y al prójimo como a uno mismo, acaso entendida como dos dimensiones de una misma pretensión: amar a Dios implica amar al prójimo; al que se añade un sentido muy actual, quererse a uno mismo como paso previo a querer al otro, contemplándose como instrumento de Dios, como hijos suyos. Y esto desde esta Iglesia, que somos todos, me lleva a cuestionarme sobre si somos capaces de querernos como Iglesia formada por hijos de Dios, y si desde ahí somos capaces de dar y proyectar ese amor al prójimo. Entonces descubro que al lado de grandes testimonios de ese amor, también detecto la comodidad de muchos a la hora de amar, ese amor de interiores, y esa falta de un compromiso permanente con el Amor, que predica Jesús. Y también tomo conciencia de que ese compromiso con el Amor aplicado con tesón por cada uno de los que predicamos esta fe cambiaría profundamente este mundo. Y ahí esta nuestra tarea, por fases, amémonos, amemos a los demás, desde la proyección de tener muy claro que amamos a Dios y los valores que se desprenden de Él, y eso pasa por cuidar nuestro interior, por querernos como Iglesia, y creernos Iglesia que ama a Dios y al amar a Dios, ama al prójimo.

EVANGELIO

DOMINGO XXX DEL TIEMPO ORDINARIO (Año - A)
23 de octubre de 2005

+ Lectura del santo evangelio según san Mateo (22, 34-40)

Amarás al Señor, tu Dios, y a tu prójimo como a ti mismo.

En aquel tiempo, los fariseos, al oír que Jesús habla hecho callar a los saduceos, formaron grupo, y uno de ellos, que era experto en la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:
-«Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley?»
Él le dijo:
-«"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser. "
Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él:
"Amarás a tu prójimo como a ti mismo."
Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los profetas.»

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.