icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 23 de Diciembre de 2007 - IV DE ADVIENTO (CICLO A)

www.laiconet.com -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Tercer mundo, Enfermedad, Sindical, Educación de los hijos, Márgenes de la Justicia, Política, Relaciones personales. Social.
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.
EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Mateo 1,18-24

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: "José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados." Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: "Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa "Dios-con-nosotros"." Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

Palabra del Señor

DESDE EL TERCER MUNDO
(mujer, soltera, profesional, seglar del tercer mundo, comprometida con la promoción de su pueblo, pertenece a grupo cristiano)   
"Esta es una fecha de mucha esperanza e ilusión para tantas personas en el mundo creyente, que pensar que exista alguien que no las disfrute o que incluso se conviertan en motivo de tristeza, no se puede creer; desafortunadamente, la excesiva comercialización de la navidad ha desdibujado por completo la sencillez de la natividad de Jesús.
Todas las situaciones que envuelven este momento, como la pobreza, las dudas de José, el cambio de planes que tenían; se parecen mucho más a la realidad que viven muchas familias empobrecidas y víctimas de los abatares de la vida, pero siendo consecuentes, es en este ambiente donde crece la esperanza y la fe en que este niño que nace puede ayudarnos a construir un mundo mejor, donde se puede confiar plenamente en el futuro bienventurado que ofrece el Señor al encarnarse en la humanidad." 

DESDE LO SINDICAL
(mujer, casada, con dos hijos, trabaja, pertenece sindicato y a grupo cristiano)
Como representantes de los trabajadores recibimos información “confidencial” bien de la empresa, de los compañeros o del sindicato que no creemos conveniente hacer pública (problemas concretos de un trabajador, una desmedida realización de horas extraordinarias….) pero  que consideramos que de alguna manera deben trascender. José hubiera podido hacer valer sus derechos, exigir el castigo previsto por la ley; sin embargo decide repudiar a María en secreto, buscar una solución que no la perjudique.
Podemos hacer como José. En vez de decirle al trabajador que reclame su derecho ante la justicia, proponer a la empresa alguna medida que pueda darle solución. Y en lugar de presentar un escrito de denuncia por la realización en un departamento de un excesivo número de horas, estudiar la organización del trabajo para ver por qué se han generado y presentar una propuesta de cómo se pueden reducir.
Bien es verdad que si la empresa finalmente no adopta ninguna medida,  probablemente se encontrará entre tribunales y denuncias y con un ambiente laboral tenso y desmotivante.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Los acontecimientos que giran en torno al nacimiento de Jesús -desde nuestra percepción- son para los niños los más cercanos y entrañables de todos los que cita el Nuevo Testamento. Quien no tiene un hermano, tiene un primo, un sobrino o un vecinito de pocos meses y sabe la ternura que emana en torno a un recién nacido. Hablando con ellos estos días, nos percatamos de que comprenden que lo más importante de la Navidad es el nacimiento de Jesús y que es el mayor regalo de Dios al mundo entero.
En estas fechas, en las que suele haber más reuniones familiares que en otras épocas, conviene fomentar con ellos la convivencia familiar, la alegría y la paz. Que siempre intenten buscar en aquellos con los que se relacionan las cosas buenas que todos tenemos.
DESDE LOS MÁRGENES DE LAJUSTICIA
(matrimonio, con un hijo, trabajan ambos en tribunales de justicia, pertenecen a grupo cristiano)
El santo José confió en la obra que Dios tenía preparada para él y su esposa , la Virgen María y lo aceptó pasando por encima de las apariencias y las costumbres de su época. Detrás de las apariencias está la verdadera voluntad de Diós.
El otro día asistí a un juicio en el que un hombre venía acusado de robar en el interior de un vehículo ,tras fracturar la cerradura de la puerta , donde fue sorprendido por la propietaria y detenido por la policía. Sin embargo , al declarar en el acto del juicio , la propietaria nos sorprendió a todos los presentes al manifestar que ella había llamado a la policía porque en un primer momento se asustó al ver una persona en su coche (aparentemente robando ) pero que luego se dio cuenta de que era un mendigo , que probablemente se había introducido en el coche para resguardarse del frío , que no sustrajo nada y que sintió pena por él , no reclamando nada.
La declaración de esta testigo veraz permitió al Juez dictar una sentencia en la que poder eximir de responsabilidad penal a este hombre por" estado de necesidad".

DESDE LA POLÍTICA
(hombre, soltero, concejal electo, pertenece a grupo cristiano)
A mi entender es imprescindible resaltar la figura de José como un verdadero precursor y colaborador directo de la llegada de Jesús. Para mí es una figura, junto a la de María que no es justamente tratada, ya que está en un oscuro segundo o tercer plano. Creo que nuestro objetivo ha de ser el de copiar a José en su actitud. Una actitud de servicio a la humanidad.
Evidentemente desde la política esa debería ser nuestra única perspectiva, el servicio a la humanidad, siempre desde el punto de vista de la fe cristiana. Y en estas fechas, aprovecharlas para expandir un verdadero mundo más equitativo y justo, en el que los pobres sean nuestro centro.

DESDE LAS RELACIONES PERSONALES
(matrimonio,trabajan ambos, pertenecen a grupo cristiano)
Imagino que José cuando se enteró de que María esperaba un hijo, se vio embargado por múltiples sentimientos. La decepción, la pena o incluso la rabia… formarían parte de su día a día. Quizás se preguntaba por qué le había tocado a él pasar por aquello.
Pero José era bueno y no quiso hacer público la que era en ese momento su desgracia…, consciente quizás de las consecuencias que tendría para María, en su cultura y su época.
José controló sus emociones, supo pensar en el otro, a pesar de ser “a primera vista” el causante de su dolor. Él supo hacer lo que tanto nos cuesta hacer a nosotros en las relaciones personales. Nos dejamos llevar por las apariencias, por lo que dicen, por lo que nos molesta o duele, por lo que sentimos….
Soy persona que fácilmente se “altera” y sufre por los comportamientos de los demás, cuando no los veo  apropiados, cuando los considero injustos… (al igual que sufro por los míos propios). Pero últimamente está siendo lección de vida, que al ahondar en las situaciones, al “atar cabos”, las cosas nunca son lo que parecen a primera vista. Para lo que sucede, solemos dar explicaciones basadas en la experiencia del entorno social reducido en el que vivimos o del “mundo personal” aún más reducido. Sin embargo todo es mucho más complejo.
Tomaré como ejemplo la sabia actitud de José para mis relaciones con los demás. Aunque forme mi opinión al respecto de cualquier hecho o conducta, callaré. Seguiré analizando la situación desde el silencio. Y si al final el tiempo diese la razón a mis primeras conjeturas, trataré de poner en práctica el amor y la misericordia acordándome de las infinitas veces que yo no estuve a “la altura”. Ayúdame Señor a ello.
DESDE LO SOCIAL
(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro y directivo de movimientos sociales, y de grupo cristiano)
Para concluir el Adviento el Evangelio de hoy nos invita a reflexionar sobre la disponibilidad que nace de una fe profunda y auténtica. Una disponibilidad que resalta hoy en María y en José, quienes no sólo estaban dispuestos a acoger la presencia y la acción inesperada y siempre sorprendente de Dios. También estaban listos para asentir a sus planes y amoldar su propia vida a la labor que el Reino reclamaba de ellos. Una aceptación que los iba a colmar de alegría, pero también de dificultades.
Tampoco hoy resulta fácil, en medio de la sociedad en la que vivimos, acoger y asentir a los planes de Dios, permitir que trastoque nuestras falsas seguridades, nuestra comodidad, y que nos embarque en un camino de solidaridad con los que sufren y con los necesitados, y de testimonio a contracorriente de los valores que nos inundan.
A veces ya ni esperamos esa presencia peturbadora de Dios: pensamos que tenemos la obligación de "controlar" por completo nuestro presente y también nuestro futuro. Puede que nuestra disponibilidad ni siquiera sea necesaria, porque la salvación que Jesús nos trae es gratuita, es don, y no exige ninguna contrapartida más allá de aceptarla con humildad. Pero, bien lo sabemos, es conveniente para nosotros: en la  espera de Dios y en la aceptación de su plan para nosotros nos va nuestra alegría y nuestra plenitud. Las mismas que echamos de menos cada vez que nos resistimos a colaborar con Él en la extensión de su Reino.
Yo le doy gracias al Padre porque Él decidió ser Dios-con-nosotros simplemente por amor, y por ello nuestra alegría no es de este mundo. Y le pido que me ayude a vaciar mi corazón de todo lo que estorbe para hacer sitio al Salvador que llega, y para que de ese amor de nuestro Padre nazca en nosotros una verdadera fraternidad agradecida.                 
DESDE LOS TRANSEÚNTES
(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)
Preferiría no hacer comentario sobre este evangelio. Lo considero tan rico y profundo, que sólo orándolo desde la contemplación creo entender algo de lo que encierra este misterio. Me da incluso la sensación de que resaltar algo lo simplifica y desvirtúa. Sin embargo, quisiera subrayar algo de la Palabra de esta semana, y no porque lo considere más importante, sino porque me consuela pensar que de haber nacido Jesús en esta época, lo habría hecho rodeado de las personas sin hogar de nuestras ciudades. Es por ello que les invitaría que no olvidasen ni ignorasen en estas fechas a “los pastores” que viven en nuestras calles, a la espera de que un ángel (cualquiera de nosotros) se les acerque y les dé la Buena Noticia. FELIZ NAVIDAD.

PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con un hijo)
Mañana es Navidad, y nace un mensaje que se renueva a medida que se escucha y se siente…
Mañana es Navidad, y más que hacer toca agradecerte, Señor,  el conocer la Noticia…
Mañana es Navidad, y hoy y siempre podría serlo también, Dios mío…
Por eso te pido, que me ayudes a descubrir el rostro de Padre y de Madre que nos regalas…
Te pido que acompañes mi camino de búsqueda, que encuentre la estrella que oriente mi ruta, y que no me falte la fe para seguirla hasta llegar donde Tú habitas realmente,no donde yo quiero que habites…
Y hoy, mañana y siempre… Gracias, Padre, porque en este mundo de ruidos, de opulencias, de afanes, de ostentaciones, de superficialidad… Tú llenas mi vida desde un pesebre, desde una cruz, como un Padre y una Madre, sin nada pero con todo, quebrando aquello que esperamos, agitando aquello que querríamos que fuera, para movernos hacia lo auténtico, hacia lo que estamos llamados…
Señor, que Navidad,sea para mí, el nombre de la vida, porque eso significará que soy sensible a tu mensaje, a tu presencia, y que me mueve la fe de José para cambiar el mundo…
Señor, que Navidad, sea mi fuente, mi alimento y mi casa, porque así seré fuerte frente a todo aquello que acontece a mi alrededor y que intenta apartarme de lo que soy…
Padre, que Navidad sea mi fe, porque en ella estará María, José, y un niño que es capaz de ilusionar y de despertar el amor en aquellos que van a verlo, sin más que estar, sin más que ser…
Y que Navidad sean los pasos que me lleven siempre en pos de tu estrella, a encontrarme contigo… y estando contigo todos los caminos… son Navidad…
Y que Navidad sea Tu nombre para mí, para sentir que naces, saber que estás y vivir aferrado a ese mensaje de paz, de humanidad, de generosidad y de entrega. recibida.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.