icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 21de enero 2007 - III DEL TIEMPO ORDINARIO (CICLO C)

www.laiconet.com -
DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Ahora que está casi recién estrenado el año y además han empezado las rebajas, tiempo para poner al día algunas cosas, arreglar las cortinas, comprar un coche, en fin, que nos ponemos a organizar, a proponer, a proyectar, etc.; y la única propuesta o proyecto que plantea Jesús es que se cumpla lo que siempre proclamamos los domingos, que se cumpla su Palabra y que se cumpla en cada uno de nosotros. Como familia, como comunidad, tenemos que llenarnos del Espíritu que nos unge y nos urge a llevar vida, paz, consuelo, amor a todos los que en casa y fuera de ella viven solos, pobres y desesperados, por ejemplo: a nuestro abuelo y bisabuelo de nuestros hijos, que siente que juega la prórroga de su vida; a nuestros padres que se ocupan de él y que sufren la enfermedad, la tristeza, la preocupación y la “atadura” que significa vivir pendiente de un anciano; la paciencia, la tranquilidad y el amor infinito que hay que demostrar, ahora que nuestros padres sufren por sus huesos o mentes desgastadas, en definitiva: volver a Galilea con la fuerza de su Espíritu, si nosotros somos felices, tratar de llevar esa felicidad a quien más lo necesita.


DESDE EL TERCER MUNDO
(hombre soltero y matrimonio compartiendo casa, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a distintas comunidades cristianas)
"Esta semana el grupo-comunidad del Hogar ha sido enriquecido con un nuevo miembro, otro cooperante-misionero de nuestra ONG amiga Solidaridad Don Bosco. Le damos gracias a Dios porque la comunidad crece y el espíritu misionero sigue llenando la vida de tantos jóvenes que estás dispuestos a entregar parte de su tiempo a la misión, en especial esta que a veces se hace difícil, por no poder anunciar el Evangelio con palabras, sino que hay que hacerlo, "quedarse" por así decirlo en las obras. Pero es un "quedarse" que implica y compromete mucho, si uno así lo vive. Pues si muchas veces las palabras se las lleva el viento, las obras no, quedan y se ven, permanecen y pueden incluso denunciarnos. Esas obras son las que en este Evangelio Jesús nos sigue instando a llevar a cabo, con el compromiso suyo-nuestro ante los hermanos, desde esa valentía del que se ofrece públicamente y se arriesga a que después los mismos hermanos le exijan. Y todo, no porque seamos los mejores para lo que hemos sido llamados, sino simplemente porque El nos ha llamado, nos ha buscado allí donde estamos cada uno de nosotros y hablado al corazón para que llevemos a cabo su plan aquí y ahora. Plan que puede ser, como dice Lucas a Teófilo, anunciar unas Buenas Noticias, de ahí la pregunta que nos hacemos: ¿es nuestra vida una buena noticia para los hermanos con los que nos rodeamos, convivimos, trabajamos, etc.?
Que Dios nos siga ayudando a vivir la comunidad, la misión y la comunicación de Buena Noticias a nuestro mundo y nuestra gente si miedo a ser denunciados por los hermanos".


DESDE LA CÁRCEL
(grupo de presos, coordinado por voluntaria de equipo de pastoral, casada, con dos hijos, jubilada, pertenece a grupo cristiano)
No recibido.


DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, seis nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
No recibido.


DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cuatro hijos y esperando otro, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
La formación debe ser integral. En muchos ámbitos parece que las cosas se enfocan para que sólo haya ganadores o perdedores, si bien tenemos claro que en ese juego no queremos entrar como responsables de la educación de nuestros hijos. Por supuesto que queremos para ellos la mejor formación académica que esté a nuestro alcance para garantizar en la medida de lo posible -actualmente nada es seguro- su futuro profesional. Pero por encima de eso, queremos formar niños alegres y seguros que a pesar de las dificultades propias de la vida, cuenten siempre con nuestro amor y dedicación y sobre todo, con el AMOR de Dios. Ahora anunciamos el Evangelio a nuestros hijos con mucho acompañamiento con la esperanza de que sean ellos quienes, con una actitud positiva ante la vida, lo anuncien a otros más adelante.
 

DESDE LOS TRANSEÚNTES
(hombre, recién casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)
Este comentario es mensual.


DESDE EL TRABAJO
(hombre, casado, sin hijos, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)
Esta lectura parece llegar en el momento justo para mí, porque siempre que tengo una carga de trabajo grande me suelo encerrar más en mi ordenador para intentar terminarlo y quedar menos agobiado y en ese tiempo pierdo el contacto con mis compañeros, dejo de desayunar con ellos, no me preocupo de saber cómo están, y pierdo toda posibilidad de aprender de ellos y de que ellos puedan aprender de mí, si Dios ayuda y yo me esfuerzo. Y para colmo en mi nuevo lugar de trabajo estoy solo en una habitación, así que como no los busque para el desayuno me puedo pasar todo el día anunciando al monitor.
Tengo que salir de mi "despacho" y acercarme a las personas.


DESDE LA ECONOMÍA GLOBALIZADA
(hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)
No recibido.


DESDE LA POLÍTICA
(hombre, casado, trabaja, milita en partido político, concejal electo, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)
No recibido.


Para rezar:

(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

    Padre, descubrirnos y sentirnos enviados a anunciar y proclamar tu Palabra es la esencia de nuestro “ser” y nuestro “hacer” de cristianos.
    Ayúdanos a vivir el Evangelio como fuente que reconforta nuestra misión, como alimento que impulsa nuestro camino y compromete nuestro espíritu.
    Y desde la Letra del Señor escuchemos e interioricemos ese envío personal, de cada uno, de todos; y contemos la Palabra desde nuestro día a día, a todos, a cada uno… Desde Dios, con Dios e inspirados en el modelo de Jesús y amparados en el ejemplo de María.
    Pero asentados en la lectura, que nuestros ojos se enciendan para ver sin reservas Nuestro compromiso evangélico con los pobres, con los que sufren, con la libertad… Porque Evangelio es hacer camino en la Palabra, y hacer la Palabra camino de la mano del Señor.


EVANGELIO
+ Lectura del santo evangelio según san Lucas 1, 1-4; 4, 14-21

    En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan.
    Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido.
    Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos la vista.
    Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor.”
    Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles: “Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oir”.

Palabra del Señor
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.