icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 2 de Noviembre de 2008 - FIELES DIFUNTOS (CICLO A)

www.laiconet.es -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Educación de los hijos, Trabajo, Enfermedad.
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Juan 14,1-6

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

- No perdáis la calma: creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias, y me voy a prepararos sitio. Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino.
Tomás le dice:
- Señor, no sabemos dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?
Jesús le responde:
- Yo soy el camino, y la verdad y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí.

Palabra del Señor

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
En todas las familias hay ausencias a las que echamos de menos. La mayoría de las veces tenemos la esperanza de que han seguido el camino de Jesús y están a su lado, eso nos consuela. Vivimos con la ilusión de que haya un hueco cerca del Señor preparados para nosotros. Es bonito saber que Jesús mismo, nos va a preparar el sitio. Pero lo más maravilloso, lo que nos quita cierta ansiedad es la primera frase: “no pierdan la calma”. Ante la angustia por no saber dónde están aquéllas personas a las que hemos querido mucho y a las que un día perdimos, pero vivimos con la ilusión de que algún día volveremos a encontrar, ante esto, Dios siempre nos pide que tengamos confianza en El, creer en El, es la mayor garantía de su amor y de nuestra esperanza.

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer,casada,con dos hijas, de baja laboral, enferma de cáncer)
Que duda cabe que para un cristiano la auténtica vida empieza más allá de nuestra vida terrenal a la que estamos tan apegados.Es esta vida terrenal la más dificil de vivir porque ,como Tomás, a veces, muchas, no sabemos el camino. Y es aquí cuando entra en juego Jesús con su verdad, con su camino y con su vida. Ël es capaz de darnos soluciones hasta en los momentos más duros, es capaz de poner esperanza en mi vida. Nos marca un camino que además de satisfacer nuestras necesidades más terrenales nos conduce hasta el Padre con alegría. 

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Este domingo nos acordamos especialmente de nuestros familiares fallecidos. El ver que nuestros hijos recuerdan con alegría a su abuela, a sus bisabuelas, hablan de ellas, de lo que decían, de sus anécdotas, de lo que hicieron juntos, que los mayores lo cuentan a los pequeños que no se acuerdan tanto, se ponen a ver fotos,… es un homenaje a su memoria, la mejor forma de tenerlas siempre presentes y mitiga en parte nuestro dolor, aunque al mismo tiempo estemos contentos y alegres, sabiendo que ya conocen “el sitio que les ha preparado Jesús”.

DESDE EL TRABAJO
(matrimonio, ambos  empleados de empresa;  pertenecen a comunidad cristiana)
"No perdáis la calma", dice Jesús. Hoy nos lo dice, justo hoy nos hace falta.
A nivel laboral hay mucha gente que está perdiendo el trabajo, gente que trabaja y no cobra, gente que vive con el miedo de qué pasará mañana...
Yo pensaba que esta situación no afectaría mucho a mi empresa por trabajar en un sector que no tiene nada que ver con la construcción pero la crisis afecta a todos y aquí también se vive un momento delicado, de incertidumbre y Jesús me recuerda que está ahí, que no pierda la calma. Sé que Él está detrás de mí, pero es difícil saber actuar en un momento como éste.
La empresa nos transmite que la situación económica va mal y nos pide una mayor implicación para poder salir lo mejor parados posible y con intención de que esto se convierta en bienestar para todos los empleados, pero esto es a cambio del sacrificio de todos. La gente me pregunta y yo lo más que les puedo decir es que sé lo mismo que ellos, pero sé que transmito con mi actitud personal ante esta situación.
Hoy, como Tomás, yo le pregunto a Jesús cuál es el camino a seguir en estos días.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.