icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 18 de Febrero 2007 - VII DEL TIEMPO ORDINARIO (CICLO C)

www.laiconet.com -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Educación de los hijos, Abuelos, Trabajo, Economía globalizada, Política, Tercer mundo, Transeúntes, Cárcel
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, seis nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
San Lucas combina ahora diferentes dichos de Jesús, que tienen un objetivo común: la nueva manera de amar del discípulo de Cristo.
Debemos superar la antigua Ley del Talión, que exigía “ojo por ojo y diente por diente”.
Lejos de nosotros debemos apartar ese: “Te doy para que me des”. La actitud de amar a los que nos aman y hacer el bien a los que nos lo hacen, que también es bueno; pero si nos encasillamos ahí, qué lejos estamos de practicar la enseñanza de esta cita evangélica; porque Dios es absolutamente generoso y su amor no tiene límites.
Pero qué difícil es, y a veces, hasta un punto menos que imposible cumplir lo que dice, cuando se quiere hacer a partir de nuestras propias fuerzas. Sólo es posible, con la fuerza que nos da Tu Gracia, amar y hacer el bien a nuestro enemigo.
Señor, para nuestros nietos y los demás niños y jóvenes, te pedimos que sepan vencer esa inclinación, muy común entre nosotros los adultos, a juzgar condenando y a ser tacaños con los demás, que tanto ellos como nosotros tengamos presente y actuemos según Tu enseñanza. Intentemos tratar al prójimo como Tú nos tratas.     

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
No recibido.

DESDE LOS TRANSEÚNTES
(hombre, recién casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)
Este comentario es mensual.

DESDE EL TRABAJO
(matrimonio, ambos empleados de empresa; pertenecen a comunidad cristiana)
No recibido.

DESDE LA ECONOMÍA GLOBALIZADA
(hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)
Jesús propone una completa inversión de valores que no nos acabamos de creer. "Si prestais sólo cuando esperais cobrar ¿qué mérito teneis?"... "dad y se os dará". La forma de revertir el mundo en que vivimos es esta: cambiar la lógica del beneficio propio, por la del don y la gratuidad hacia el otro (incluso el contrario). Es evidente que la banca tradicional (prácticamente todos los bancos y cajas) sólo prestan al que demuestra que "no lo necesita", es decir, al que ya tiene alguna garantía o aval y, no lo hace, con muchísimas personas que sí necesitan dinero pero no son de fiar porque no tienen nada material. Gracias a Dios y a muchas personas que escuchan su palabra, han surgido iniciativas que sí se fian de los pobres y excluidos y que prestan dinero a los preferidos de Dios (el Grammen Bank del actual Nobel de la Paz Yunus, Oikocredit Internacional, y muchas iniciativas locales). El resultado es sorprendente: la tasa de morosos es igual o inferior a los bancos tradicionales. Ya lo dijo Jesús: dad y se os dará.

DESDE LA POLÍTICA
(hombre, casado, con un hijo, trabaja, milita en partido político, concejal electo, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)
No recibido.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
¡Qué fácil es amar a quienes conocemos, a quienes amamos! ¡Qué fácil es querer a tu pareja, a tu esposo o esposa! Es fácil y no tiene mérito. Aunque, haya pasado el tiempo y se requiera quizás un mayor “esfuerzo”, porque ya no es la misma novia o el mismo muchacho que enamorados, “guapos” (en fin …), jóvenes, con muchas ganas de comerse el mundo, etc. nos prometíamos amor eterno. Sin embargo, pasados los años, la convivencia, el haber engordado un poco por los embarazos, la “curva de la felicidad”, las arrugas, “los achaques”, etc. Parece que el amor queda un poco latente, escondido, tenue, cuando las graciosas rarezas, se convierten en insoportables manías. Pero es entonces y más que nunca, cuando como dice el Señor, hay que tratar de ser compasivos, pero en todos los sentidos, tratar de ser nuevos siempre para el amor de tu vida, y ser generosos más que nunca con todas las necesidades del otro, que a lo largo del tiempo se hacen más grandes y más duras. Confiar en el Señor y buscar la forma de amar y tratar a los demás, como queremos que nos traten a nosotros.

DESDE EL TERCER MUNDO
(hombre soltero y matrimonio compartiendo casa, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a distintas comunidades cristianas)
Son muchas las cosas que Jesús nos quiere transmitir en esta lectura, y que hay que asimilar. Nos propone, un cambio de mentalidad, de corazón, que nuestras actitudes cambien en un mundo como el nuestro. Algunos pensarán que es difícil, otros, que imposible. Pero lo importante es tener esperanza en que podemos ir transformando nuestro entorno si somos capaces de ir transformándonos nosotros mismos. Solos no podemos, porque nos pueden nuestras seguridades, y nuestra inseguridad, por eso es importante la plena confianza en el Padre y dejarnos ayudar por la comunidad.
“Obrar con los demás como quisiéramos que los demás obraran con nosotros”, estas palabras debemos tenerlas muy presentes en nuestra tarea diaria, más en una tierra en la que tiene una cultura y religión diferente a la nuestra. Es la forma que tenemos de dar testimonio, y de demostrar que existe otra forma de amar y de justicia, en la que el otro es importante, en la que todos cometemos errores, en la que se perdona y se ayuda sin pedir nada a cambio. Es la forma que tenemos de hacer que el otro se pregunte ¿por qué haces esto? De hacerle ver que todo no tiene que ser siempre igual.

DESDE LA CÁRCEL
(grupo de presos, coordinado por voluntaria de equipo de pastoral, casada, con dos hijos, jubilada, pertenece a grupo cristiano)
Es comentario es quincenal.

PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

Señor, que nos dejemos arrastrar por el apasionante reto de “hacer” y de “ser” cristianos,
Llamados a ser diferentes y a desenvolvernos en cánones de conducta que sólo a tu amparo son posibles.
Que nos sintamos exigidos en nuestras respuestas, y vocacionados a testimoniar una forma de hacer y de ser que va más allá de lo que nuestra naturaleza esencial, de lo que nuestra condición humana alcanza fácilmente.
Pero sobre todo que asumamos que sólo en Dios, desde Dios y con Dios, podemos desempeñar el papel que nos corresponde a la luz de la Palabra. 
Y que nos animemos, Padre, a descubrir, que juntos, con cada mejilla enrojecida, con cada gesto de generosidad desinteresada, de amor sin reservas, de perdón sin recelos, de humildad… hacemos un poquito mejor este mundo en el que vivimos y del que somos responsables; y hacemos un poco más presente entre nosotros la verdad de que tu Reino es posible.

EVANGELIO
+ Lectura del santo evangelio según san Lucas 6, 27-38

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "A los que me escucháis os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os injurian.

Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite la capa, déjale también la túnica. A quien te pide, dale; al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames.

Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. Pues, si amáis sólo a los que os aman, ¿qué merito tenéis? También los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien sólo a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores lo hacen.

Y si prestáis sólo cuando esperáis cobrar, ¿qué merito tenéis? También los pecadores prestan a otros pecadores, con intención de cobrárselo.

¡No! Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; tendréis un gran premio y seréis hijos del Altísimo, que es bueno con los malvados y desagradecidos.

Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante.

La medida que uséis, la usarán con vosotros."

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.