icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 18 de diciembre 2005
IV DOMINGO DE ADVIENTO

LaicoNET -

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

\"\"DESDE LA ECONOMÍA DOMÉSTICA
(mujer, casada, con cuatro hijos, miembro de comunidad cristiana de matrimonios)

Ante esta lectura no puedo sino dar gracias a María. Por decir sí, con una confianza absoluta en Dios.
Una que se pasa el día cuestionando, regateando, comparando, y va María y lo único que pregunta es ¿Cómo será eso?
Si una tuviera esa fe, ya giraría mi vida más en torno a la "pobreza evangélica" que a este consumismo de primer mundo en el que estoy sumergida. Porque me sobran muchas cosas y me falta más el llenarme de saber que para Dios nada es imposible.

 

\"\"DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, casada, con una hija, enferma de cáncer, dejó de trabajar)

"...Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra." Para mí que ésta es la frase central de nuestro misterio de Navidad: la aceptación de María a los designios del Señor, aún sin entenderlos. Me imagino a María en esos momentos, con temor, incertidumbre, quizás algo de angustia en un futuro incierto, pero firme en su fe. Dios habla, ella acepta. Y de esa forma se alcanza la felicidad, porque yo no dudo que María fuera feliz, la más feliz de todas las mujeres. En ella, en su ejemplo, tenemos todo lo que necesitamos para ser felices: confianza, esperanza, amor, humildad y sobre todo, y por encima de todo, fe. Y cuando el Niño nace, siente, ve, comprende y sigue confiando. Aunque el sufrimiento nos agobie si aprendemos, como María, a confiar, a esperar, a amar, con humildad y fe en sus designios, a decir de corazón "hágase en mí tu voluntad" yo tengo la fe cierta de que podemos ser felices, y la esperanza de llegar a serlo.

 

\"\"DESDE LA EXCLUSIÓN SOCIAL: TRANSEÚNTES
( hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

Una moderna camisa a cuadros, un ceñido pantalón vaquero, una infantil mochila y unas inmaculadas playeras blancas, visten a una joven que, con una sonrisa y una mirada llenas de vida, se dirige a una dependienta para saludarla y decirle que "-desde que estoy con las monjas, me encuentro muy bien-". Sólo la ostensible cojera que distingue su acompasado caminar, permite adivinar que su cuerpo no va a olvidar tan fácilmente las frías noches a la intemperie, la sensación de sentirse "invisible" en la sociedad y las experiencias y cicatrices que ineludiblemente deja la droga, cuando durante años has tenido como inseparable compañera. Mentiría si dijese que para nosotros era una persona recuperable. De hecho, pensábamos que, de todos los transeúntes a los que conocemos, era la que en peores condiciones vivía. Sin embargo MARÍA Luisa, con su increíble y pronta recuperación, también le ha dicho que SÍ a la vida, demostrándonos que para Dios nada hay imposible. Desde aquí le doy gracias al Padre por haberme acrecentado la esperanza, permitiéndome ser testigo del milagro que también en esta chica está realizando.

 

\"\"DESDE LA PERSPECTIVA LABORAL Y SINDICAL
( hombre, casado, sin hijos, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

No recibido.

 

\"\"DESDE LA MIGRACIÓN
(matrimonio, sin hijos, se han desplazado a otro país por motivos laborales)

Ojalá tuviésemos la disponibilidad de María para decir:"Hágase en mi", ante un mundo tan injusto. Ojalá supiésemos escuchar "al ángel del Señor" que se nos presenta a cada momento anunciando que ahí está el Mesías. Seguramente ese ángel es el ser humano que sufre. Hemos visto en este país muchos pobres, muchas situaciones que nos hacían ver la presencia de Cristo, su llegada. Hoy mismo fue en una niñita de unos 6 años. Iba con su señor alcohólico, sucio, mal vestido… A él le pidieron que saliera del lugar. Ella sin embargo no hizo caso. Sabia bien su "oficio". Siguió depositando una pequeña flor sobre las mesas Luego pasaba esperando una moneda a cambio. Allí observamos como el ser humano se insensibiliza ante el dolor, cuando lo ve cada día. Lo podemos llega a ver "normal".Solo uno de los jóvenes que atendía el local, llamó a esta niña, le hizo reír, jugó con ella… y despidió con un beso… Hizo lo que estaba en ese momento en su mano. Cuánto nos hace falta un Corazón como el de María!!!!. Un Corazón de Madre para con aquellos que nos rodean y no ese "corazón de juez" que lucimos a menudo.

 

\"\"DESDE LA PARTICIPACIÓN SOCIAL
( hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

¿Que hubiera pasado si María hubiese dicho "no"? ¿qué sería de nuestras vidas si María no hubiese accedido a dar el sí? ¿qué ocurre cuando decimos "no" a nuestros compromisos sociopolíticos dentro de nuestros movimientos? Que nadie los hace por nosotros. Por eso, para darnos la fuerza de su amor, Dios se hizo carne (no a la fuerza, sino contando con la libertad una mujer excluida, por mujer y pobre en aquel tiempo, de decir sí o no). Y Dios va a nacer, mejor dicho, se sigue encarnando en los desheredados del mundo, aquellos que dan sentido a todo el trabajo que realizamos. Por eso, porque tocamos "suelo sagrado" al trabajar con y por los últimos, debemos de decir "sí" a las complicaciones que nos acarree este trabajo. Y nunca perdamos el horizonte de la utopía, que hace avanzar al mundo, pues para Dios "nada hay imposible".

 

\"\"DESDE LA PERSPECTIVA POLÍTICA
(hombre, casado, trabaja, milita en partido político, concejal electo, pertenece a comunidad cristiana)

Nos encontramos ante un Evangelio, que cada vez que lo leo se me ponen los pelos de punta ¡Madre mí, que entereza y fe la de María!. En la política, la fe no existe, si así de claro, y cada día menos. Aquí se hace todo desde la laicidad y si puede ser tirándole a la religión, pues mejor que mejor. Yo creo que lo que existe es una gran envidia por el trabajo que hace la Iglesia y sus fieles, que basándose en la fe y en el amor fraterno se llega a todos los rincones donde no es capaz de llegar la decisión política, pero ¿seremos capaces alguna vez de dejarnos completamente en manos del Señor como María?. Desgraciadamente, creo que nuestro Ego y creernos autosuficientes, nos lleva a menudo a actuar sin poner antes las cosas en manos de Dios.

 

\"\"DESDE LA RELACIÓN DE PAREJA Y VIDA FAMILIAR
( matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana )

Uno de los momentos importantes en la vida de cualquier familia es la espera y nacimiento de un hijo. Cada espera es diferente, pero una cosa es cierta y en esto, todos coincidimos: cuando te ponen a esa "cosita" sobre tu cuerpo aún dolorido por el parto, o cuando le ves la carita por primera vez, todos los inconvenientes de la espera, todos los dolores, todos los sufrimientos desaparecen, parece un "topicazo", pero no conozco a nadie que no lo sienta así. Ese momento es sublime, mágico, las palabras del ángel Gabriel, parecen hechas para ti: Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo. Pero también hay esperanzas que se rompen. Hay familias que esperan un milagro, porque tienen dificultades para concebir un hijo. Y es curioso, cuando hablamos con ellos, siempre repiten lo mismo, la misma respuesta que María hizo al Señor: que sea lo que Dios quiera, que se haga según su voluntad. Ellos me han dado un testimonio muy valioso: el amor cuando es verdadero, cuando viene de Dios, nunca es estéril. A todas las familias que sueñan, FELIZ ESPERA.

 

\"\"DESDE LA PERSPECTIVA DEL TERCER MUNDO
(hombre joven, soltero, voluntario de ONG en Marruecos, pertenece a una comunidad cristiana)

"Se hace difícil comentar un Evangelio tan rico y lleno de contenido, sobre todo para una persona con espiritualidad cordimariana. Pero creo que la mejor enseñanza que hoy puedo sacar desde aquí es que lo que hizo grande a María fue su FE, su confianza en Dios, en su Palabra y promesa. No son pocas las veces que me descubro desconfiando de mis hermanos, de las mujeres, niños, profesoras o trabajadoras del Centro. Así como de la providencia de Dios, para con el Hogar y conmigo. Pero al igual que esto sucede, también Dios me sigue dando todos y cada uno de los días motivos para decirle que "...aquí está su esclavo, su trabajador, su compañero....". Y terminar compartiendo una sensación que he vuelto a tener esta semana, tras unas reuniones con gente de aquí; pues sin querer menospreciar fe ni religión de nadie, cada día le doy más gracias a Dios por ser El como es: un Dios amigo, padre, que recupera y salva, que da oportunidades una y otra vez, que continuamente nace en nuestras vidas, en nuestro mundo; que todos los años vuelve a nacer, para mostrarnos que está siempre con nosotros dándonos toda su Vida. Ah! no puedo dejar de dar también gracias porque Dios me ha regalado dos compañeros de trabajo, vida y misión, para orar y realizar este proyecto desde Él y para Él".


\"\"DESDE LA VIVENCIA ECLESIAL
(hombre, casado, trabaja, espera un hijo)

El evangelio de la RESPUESTA, es el testimonio más significativo de la FE... decir sí, abandonarse a la voluntad de Dios, sin reservas, por encima de las dudas, de los miedos, de la sorpresa... Él viene, y .¿le decimos Sí?... La experiencia de María, es la de la confianza en Dios, es la de dejarse hacer por Dios, la de esperar en Él. En cambio uno se contempla preso en ocasiones de un cristianismo "light", de una fe a la carta, de un compromiso con momentos. También convivo con ese contexto comunitario: una misa de jóvenes, una misa de niños, otra de mayores; muchos "no puedo", "no me da tiempo", "estoy cansado"... Y ante eso una respuesta de María sin condiciones. Para mí María, es la esencia del "ser" cristiano, ese abandono a la voluntad del Padre, y ese actuar desde el sentimiento de ser instrumento de Dios. Esa espiritualidad "mariana" debe ser nuestra aspiración como Iglesia y como cristianos. Ese "sí" comprometido y coherente, debe llevarnos despejar nuestras tibiezas, nuestras referencias erróneas, removernos de nuestras comodidades, y debe llevarnos a exigirnos, y a "dejarnos hacer por Él". Y ese es el Adviento de María: la llegada de Dios a su corazón y vivir abierta a su voluntad.

 

EVANGELIO
IV DOMINGO DE ADVIENTO (Año - B) - 18 de diciembre de 2005

+ Lectura del santo evangelio según san Lucas 1,26-38

Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo.

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo:
- «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú eres entre las mujeres.»
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.
El ángel le dijo:
- «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»
Y María dijo al ángel:
- «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»
El ángel le contestó:
- «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios.
Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»
María contestó:
- «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.


 

Da a conocer este servicio a tus amigos:
Desde su e mail, que envíen un correo vacío a evangelioseglar-subscribe@yahoogroups.com
Recibirán un correo de yahoo para confirmar la suscripción

 


Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.