icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 17 de Junio de 2007 - XI DEL TIEMPO ORDINARIO ( CICLO C )

www.laiconet.com -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia. Abuelos, Economía globalizada
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Nos gustaría hoy centrarnos en la mujer, porque sobre todo, al final de la lectura, a Jesús le siguen, distintas mujeres que salva y cura a lo largo de su vida. Hoy mismo, a la hora de hacer este comentario, escuchábamos una noticia que decía, que si bien  España, con respecto a otros países europeos, no era el país con más muertes de mujeres a mano de sus maridos, de sus compañeros, sin embargo, la cifra iba a más, cada año y lo peor de todo, no eran los asesinatos, sino las muertes del día a día, los desprecios, las faltas de respeto, las ausencias, el hacerles sentir inferiores, el dejarles en la familia en un segundo plano, aunque, lo cierto, es que muchas familias se sostienen gracias a las mujeres. El recluirles únicamente al cuidado de los hijos, convirtiéndoles en madres y despedirlas de su papel de esposas, amantes, amigas, compañeras, incluso el de personas. Hoy desde este matrimonio, queremos pedir a Dios, para que los fariseos del mundo, respeten el valioso trabajo, cariño y el llanto de una mujer que pide compasión, que pide amor y pide, en definitiva, ser salvada, ser curada.
DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, siete nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
Señor, Tu Vida entre nosotros fue un constante magisterio. San Lucas nos relata el pasaje de la pecadora lavando tus pies con sus lágrimas, enjugándolos con sus cabellos y ungiéndolos con perfume, lo que provocó el pensamiento crítico del fariseo. Señor nos viniste a decir, con  tu actitud, lo que es una constante en todos los pasajes de tus Evangelios: El amor es el que nos salva, no el mero cumplimiento de las leyes y que nuestro Dios es un Dios de Amor, cuya misericordia, para con nosotros los pecadores, no tiene límites.
Por otra parte, tu respuesta a la pregunta que interiormente se hacía el fariseo, nos enseña que tu amor todo lo puede y que no debemos juzgar la conducta de nuestros hermanos si no es bajo el prisma de ese amor.
Jesús, una vez más nos demuestras que tu venida fue, fundamentalmente, para salvar a los pecadores, que son los más necesitados de tu divina misericordia.
Señor, que, con tu asistencia, sepamos presentar a nuestros nietos, principalmente, tu imagen como la de un amigo que no se apartará jamás de su camino y siempre estará con ellos en las alegrías y en las penas y que si, por desgracia, alguna vez todo y todos les fallasen, Él nunca lo hará.

DESDE LOS TRANSEÚNTES
(hombre, recién casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)
Este comentario es mensual.
DESDE LA ECONOMÍA GLOBALIZADA
(hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)
En las relaciones económicas estamos acostumbrados "te doy tienes y que darme", es decir al contrato entre dos partes. Esto recuerda mucho la actitud farisaica: "yo hago esto para que Dios me de una recompensa". Jesús nos propone un giro completo. En cualquier relación que tengamos, también en las económicas, debe primar el amor hacia el otro que todo lo cambia y hace nuevo. Unas relaciones económicas basadas, no solo en la busca de rentabilidad, sino en el respeto por los derechos, el medioambiente, la responsabilidad social, crean beneficios (en todos los sentidos) para todos y paradójicamente también más rentabilidad para los actores económicos que así trabajen. La economía solidaria, responsable y ética es más rentable (social y monetariamente).

EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 7, 36-8, 3

En aquel tiempo, un fariseo rogaba a Jesús que fuera a comer con él. Jesús, entrando en casa del fariseo, se recostó a la mesa. Y una mujer de la ciudad, una pecadora, al enterarse de que estaba comiendo en casa del fariseo, vino con un frasco de perfume y, colocándose detrás junto a sus pies, llorando, se puso a regarle los pies con sus lágrimas, se los enjugaba con sus cabellos, los cubría de besos y se los ungía con el perfume. Al ver esto, el fariseo que lo había invitado se dijo: "Si este fuera profeta, sabría quién es esta mujer que lo está tocando y lo que es: una pecadora."

Jesús tomó la palabra y le dijo: "Simón, tengo algo que decirte."

Él respondió: "Dímelo, maestro."

Jesús le dijo: "Un prestamista tenía dos deudores; uno le debía quinientos denarios y el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, los perdonó a los dos. ¿Cuál de los dos lo amará más?"

Simón contesto: "Supongo que aquel a quien le perdonó más."

Jesús le dijo: "Has juzgado rectamente."

Y, volviéndose a la mujer, dijo a Simón: "¿Ves a esta mujer? Cuando yo entré en tu casa, no me pusiste agua para los pies; ella, en cambio, me ha lavado los pies con sus lágrimas y me los ha enjugado con su pelo. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entró, no ha dejado de besarme los pies. Tú no me ungiste la cabeza con ungüento; ella, en cambio, me ha ungido los pies con perfume. Por eso te digo: sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor; pero al que poco se le perdona, poco ama."

Y a ella le dijo: "Tus pecados están perdonados."

Los demás convidados empezaron a decir entre sí: "¿Quién es éste, que hasta perdona pecados?"

Pero Jesús dijo a la mujer: "Tu fe te ha salvado, vete en paz."

Después de esto iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio del reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.

Palabra del Señor
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.