icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 17 de julio 2005 - XVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Laiconet.com -
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical. DESDE LA POLÍTICA (por hombre, casado, trabaja, milita en partido, concejal electo) Si nos fijamos, es el segundo Evangelio consecutivo que nos habla de la semilla y también de cómo y donde crece. El Señor está claro que quiere insistir y darnos las cosas muy mascaditas para que no pongamos muchas excusas a la hora de cumplir el Evangelio. En política repetimos y repetimos las cosas, pero… mira por donde, cuando contamos ya la tercera versión de las cosas, pues como que nos la inventamos y todo por intentar contar una versión que le guste a los oídos del que se la estamos contando. Si nos fijamos en el Evangelio, siempre se cuenta la misma versión con el mismo fin. La Semilla que no cae en tierra buena, o la semilla que no se riega, o la semilla que se une con otras semillas, no da fruto y además se dice que el que tenga oídos para oir que oiga. Si un político dijera esto, seguro que lo tachaban de prepotente e intolerante. Tenemos el defecto de maquillar siempre las cosas con tal de contentar a nuestro receptor y quedar bien, independientemente de que cumplamos lo que decimos o no. DESDE LA VIDA MATRIMONIAL (hombre, casado, trabaja, espera un hijo) En nuestra vida familiar y matrimonial resultan muy ilustrativas las parábolas planteadas por Jesús. Así, sobre todo la de la semilla buena y la cizaña forman parte de nuestra realidad cotidiana. Y es que el Mal espíritu en muchas ocasiones hace presa de nosotros en múltiples situaciones, sin embargo ese amor sembrado y germinado al final siempre da el fruto deseado, siendo más fuerte que la mala hierba, siendo más fuerte lo que nos une, que lo que nos separa. También hacia los demás se proyecta este proceso convivencial, porque a veces sembramos discordia, intransigencia o intolerancia hacia familiares o personas de nuestro entorno, y al final descubrimos que esa mala siembra muere o se desvanece a base de diálogo, de comprensión, de empatía. Y por supuesto, ante la aventura de ser padres una vez más las parábolas nos animan a sembrar desde el testimonio, desde nuestra propia vida, desde nuestro ser, y a confiar en esas semillas, a cuidarlas, a perseverar, poniéndonos en manos del Padre; sin miedo, sin derrotismo por pequeña que sea la semilla, porque viniendo y estando en Dios todo se engrandece. DESDE EL MUNDO LABORAL (mujer, casada, madre dos niños, trabaja) ¿Has tenido que justificar alguna vez el puesto de trabajo que ocupas? En ocasiones, tienes la suerte de tener un trabajo porque estás en el ámbito de la empresa para la que trabajas: hay quien hereda de sus padres un despacho profesional, o la empresa. También puede ser que tu familia esté muy implicada personal y afectivamente en el sitio donde trabajas. O bien quizás, porque eres mujer, porque eres demasiado joven o demasiado mayor. Lo cierto es que tú tratas de hacer tu trabajo dignamente como cualquier profesional, pero da igual, alrededor tuya siempre hay quienes lo cuestionan. Por ello, frente a la cizaña sembrada en la noche, por aquellas personas que aprovechan la oscuridad y no dan la cara, me gustaría sentir que somos como el grano de mostaza, acabaremos siendo un gran arbusto. No seamos nosotros así. Seamos más justos, no seamos la cizaña, no hablemos ni actuemos en la oscuridad. DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS (por matrimonios jóvenes, con hijos, pertenecientes a comunidad seglar) No recibido. DESDE EL DOLOR (mujer joven, su marido falleció al año de casados, trabaja) JESÚS ha sembrado en mi “buena semilla” pero el enemigo (..mis preguntas, mis sentimientos rotos, mi soledad, mi tristeza, mi rabia…) siembra, todo esto, en mi corazón que grita de dolor…¡¡¡¡¡ Y no quiero y por ahora tampoco puedo, arrancar la cizaña, porque no se trata de destruirla, sino de encauzarla, posicionarla… que cada vez vaya ocupando menos… que no reste espacio, ni luz, ni aire, ni agua, ni esperanza… a la SEMILLA buena. DESDE LA EXCLUSIÓN: HOMOSEXUALIDAD (hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a grupo de oración de homosexuales) Leí no hace mucho a un teólogo que, sirviéndose de esta parábola de Jesús, afirmaba que los ángeles arrancarán del reino a muchos corruptores y malvados que, sin embargo, hasta ese momento serían tomados por hombres ejemplares. Me pregunto muchas veces quién es la verdadera cizaña. Para algunos yo mismo lo soy. Los homosexuales, según dicen, somos los culpables de la crisis de la familia, y de otros muchos males de la sociedad. Además de ser unos enfermos, y otros cien calificativos parecidos. Para mí, afirmar y divulgar eso es sembrar cizaña. No hablo en teoría, sino desde la propia experiencia. experiencia que sufro. He comentado con otros homosexuales cristianos esta lectura de san Mateo, y a todos nos dice lo mismo: tenemos que mantenernos firmes, sin perder la esperanza en que un día arrancarán la cizaña sin peligro, y la espiga dará por fin buen trigo. A todos nos preocupa que, finalmente, la espiga muera ahogada y abandonemos. La frase que nos parece más importante es ésta: \"el que tenga oídos, que oiga\". Precisamos de oídos que sepan escuchar. DESDE UNA ECONOMÍA SOLIDARIA (matrimonio, sin hijos, trabajan ambos) No recibido. DESDE EL TERCER MUNDO (mujer y hombre jóvenes, solteros, voluntarios de ONG en Marruecos, cada uno pertenece a una comunidad cristiana) No recibido. DESDE LA ENFERMEDAD (mujer, casada, con una hija, enferma de cáncer, dejó trabajo) No recibido. EVANGELIO DOMINGO XVI DEL TIEMPO ORDINARIO (Año - A) 17 de julio de 2005 + Lectura del santo evangelio según san Mateo (13, 24-43) \'\'Dejadlos crecer juntos hasta la siega. En aquel tiempo, Jesús propuso otra parábola a la gente: «El reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a verdear y se formaba la espiga apareció también la cizaña. Entonces fueron los criados a decirle al amo: \"Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde sale la cizaña?\" Él les dijo: \"Un enemigo lo ha hecho.\" Los criados le preguntaron: \"¿Quieres que vayamos a recogerla? Pero él les respondió: \"No, que, al arrancar la cizaña, podríais arrancar también el trigo. dejadlos crecer juntos hasta la siega y, cuando llegue la siega, diré a los segadores: \"Arrancad primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo almacenadlo en mi granero\". Les propuso esta otra parábola: -«El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas, y vienen los pájaros a anidar en sus ramas.» Les dijo otra parábola: -«El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina, y basta para que todo fermente.» Jesús expuso todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les exponía nada. Así se cumplió el oráculo del profeta: «Abriré mi boca diciendo parábolas, anunciaré lo secreto desde la fundación del mundo.» Luego dejó a la gente y se fue a casa. Los discípulos se le acercaron a decirle: -«Acláranos la parábola de la cizaña en el campo.» Él les contestó: -«El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del Maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los ángeles. Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema, así será al fin del tiempo: el Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y arrancarán de su reino a todos los corruptores y malvados y los arrojarán al horno encendido; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga. »
www.laiconet.com web de servicios a seglares católicos

Da a conocer este servicio a tus amigos: Desde su e mail, que envíen un correo vacío a evangelioseglar-subscribe@yahoogroups.com Recibirán un correo de yahoo para confirmar la suscripción.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.