icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 17 de agosto 2008 - XX DEL TIEMPO ORDINARIO (CICLO A)

www.laiconet.com -
Los seglares que comentan el Evangelio cada domingo, se toman un descanso. En Septiembre se reanuda el servicio habitual.
En AGOSTO ofrecemos cada semana una comentario realizado mientras se disfruta de las vacaciones y en referencia a ellas.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN Mateo 15,21-28

En aquel tiempo, Jesús se marchó y se retiró al país de Tiro y Sidón. Entonces una mujer cananea, saliendo de uno de aquellos lugares, se puso a gritarle: "Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David. Mi hija tiene un demonio muy malo." Él no le respondió nada. Entonces los discípulos se le acercaron a decirle: "Atiéndela, que viene detrás gritando." Él les contestó: "Sólo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel." Ella los alcanzó y se postró ante él, y le pidió: "Señor, socórreme." Él le contestó: "No está bien echar a los perros el pan de los hijos." Pero ella repuso: "Tienes razón, Señor; pero también los perros se comen las migajas que caen de la mesa de los amos." Jesús le respondió: "Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas." En aquel momento quedó curada su hija.

Palabra del Señor


Desde la Playa
(por hombre, casado, con tres hijos, trabajan ambos, en vacaciones)
El pasado domingo en la Eucaristía a la que asistí con mi familia en una pequeña iglesia de una playa de Cádiz, con mucha tristeza pude comprobar que la media de edad de los que allí estábamos, superaba, sin exagerar, los sesenta años. Los más “jóvenes” éramos mi mujer y yo. Como dice Jesús ¡Qué grande es la fe de nuestros mayores! Es digno de admiración con que sencillez la abrazan. Nuestros padres, abuelos, los mayores  de hoy, son y  deben ser nuestro ejemplo porque grande es su fe y hacen sencillo lo que para muchos  de nosotros es un mundo. El pasado domingo de verano, me costó acercarme a Dios, y como siempre me alegré y aprendí otra lección.

Un abrazo


Entre el trabajo y el ocio
(por mujer, casada, con dos hijas, pertenece a comunidad cristiana)
Jesús se nos muestra tan humano, tan cerca de nosotros, que incluso llega a reconocer su error, a aprender de una persona que aparentemente no podía enseñarle nada.
La mujer cananea buscó, pidió ayuda con Fe y Esperanza y nos da una lección, nos enseña como entender nuestra Fe, como podemos aprender donde y de quien menos lo esperamos. Y es que ni nosotros mismos nos damos cuenta de la trascendencia y de la validez general del mensaje y de la forma de vida cristiana.
Pero … lo más atractivo es cómo llegamos a entender esa universalidad, no es desde la soberbia, ni la prepotencia, ni la dominación, sino desde lo más bajo, lo más absolutamente humilde.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.