icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 16 de octubre 2005 . XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Laiconet -
\"\"DESDE LA ECONOMÍA DOMÉSTICA (mujer, casada, con cuatro hijos, miembro de comunidad cristiana de matrimonios)

Poderoso caballero es Don Dinero. 
Necesitamos el dinero para vivir. En una familia de seis miembros, la mayor parte del presupuesto se nos va en el carro de la compra. Y quizás sí, todo gira en torno a él, al dinero: que si necesito una flauta para el colegio, que si los tenis me quedan pequeños, que si hace falta ir al dentista para que me empaste una muela, que si el coche está en el taller, pues a mí me gustaría ir a la peluquería…y vas mirando cómo sortear el día a día para no llegar llena de agujeros a fin de mes, ahogados y agobiados. Y en esta lectura, un STOP, una parada ¡ojo! Que pertenecemos a Dios, que lo más importante y lo que debe preocuparnos y ocuparnos es que nuestra persona, nuestra moneda, se parezca cada día más a Él.

\"\"DESDE LA ENFERMEDAD 
(mujer, casada, con una hija, enferma de cáncer, dejó de trabajar)

"...al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios". ¡Y es que resulta tan obvio! No podemos pagar con amor la hipoteca, igual que no podemos ni debemos siquiera intentar comprar el amor de Dios, ni sus favores. Muchas veces eso se nos olvida. De Dios lo hemos recibido todo y debemos amarle y darle gracias por ello. Y de nuestro esfuerzo diario recibimos la paga que nos corresponde de este mundo. Pero para los cristianos ambas cosas deben estar ligadas profundamente. Yo ahora no puedo trabajar como había hecho siempre, pero eso no es problema para que yo cumpla con mis obligaciones lo mejor que pueda, con amor y paciencia, y no deje en ningún momento de bendecir a Dios por todo lo que me ha dado.

\"\"DESDE LA EXCLUSIÓN SOCIAL : TRANSEÚNTES  
(hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica )

 Permitidme esta semana que centre mi reflexión en una frase pronunciada en el Evangelio por los fariseos: “…Maestro, sabemos que no te dejas llevar por lo que dice la gente, porque no juzgas a los hombres por su apariencia.
Este extracto, aparentemente eclipsado por el resto de la lectura, creo que muestra perfectamente la actitud que Jesús mostró con los excluidos de la sociedad. Firme en su misión e indiferente a los comentarios y juicios vertidos por muchos, nos enseña que en el amor al prójimo no cabe ni el prejuicio ni la entrega con reservas.
En mi oración le pido a Dios que nos conceda la gracia de ver en el necesitado a un hermano (no al “drogadicto que está todo el día pidiendo”, al “borracho del parque” o a la “prostituta de turno”), así como la valentía necesaria para propugnar nuestro estilo de vida sin temor a lo que pueda decirse o pensarse de nosotros. 

\"\"DESDE LA MIGRACIÓN
(matrimonio, sin hijos, se han desplazado a otro país por motivos laborales)

Siempre que miramos nuestra vida nos asalta una inquietud. Los días pasan y ésta no es aquello que queríamos. Nos da la sensación que somos uno de tantos, con unos valores y unos ideales, pero en la práctica nuestros actos no “son nada del otro jueves”. Sentimos que Dios espera mucho más de nosotros en este país en el que tantos tienen tan poco. Ayer cuando llegué el conserje de mi edificio me pidió por favor mil pesos (menos de 2 euros). Decía que no le habían pagado aun y que no tenía ni para coger el bus. Lo hizo muy en silencio porque aquello le podía costar el puesto. Cual no sería su desesperación para dar ese paso adelante. “Dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios” es para nosotros lo mismo que decir que tenemos que ser justos. Y la única forma de hacerlo es haciendo que nuestra vida sea más austera para que la de otros pueda ser un poco más justa a través de lo que compartamos. Sentimos que nuestro trabajo no debe ser para nuestro bienestar y comodidad sino para mejorar la vida de nuestros hermanos en lo que es de justicia. ¡Cuántos hermanos sufren, cuántos!

\"\"DESDE LA PARTICIPACIÓN SOCIAL
(hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Desde el principio, las primeras comunidades cristianas han tenido claro que ningún imperio o emperador se puede identificar con Dios porque Dios es amor justicia, igualdad, valores ausentes de cualquier imperio, pues estos siempre exprimen al pobre para sostener sus estructuras. Los pobres son siempre los más perjudicados por las decisiones políticas, económicas y fiscales de los poderosos, ahora y en tiempos de Jesús. Por tanto, la tarea fundamental de cualquier cristiano inserto en movimientos sociales, es luchar para que no reine otro “reino” que el de Dios. Traducido a día de hoy, es luchar para que el sistema neoliberal capitalista que gobierna y exprime al mundo de paso a un mundo basado en la solidaridad y fraternidad humanas.  

\"\"DESDE LA RELACIÓN DE PAREJA Y VIDA FAMILIAR 
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)

Jesús es un hombre de su tiempo y como tal, mucha gente, no con muy buenas intenciones, se le acercaba a preguntarle sobre su opinión en cuestiones civiles. Si viviese en este tiempo e hiciese este comentario, estoy segura que le hubieran preguntado sobre dos leyes civiles que han causado “furor” en los últimos tiempos, especialmente una de ellas: la ley de matrimonios entre personas del mismo sexo y la ley del divorcio. Nosotros que somos iglesia doméstica, creemos que lo único imprescindible en un matrimonio es el AMOR, con mayúscula. Pero es curioso como, la que para nosotros es la ley que más afecta a la “institución familiar”, haya quedado en un segundo plano. La ley del divorcio convierte al matrimonio en una experiencia más, en vez de una experiencia única. Equipara al matrimonio con un coche, un ordenador o cualquier electrodoméstico, que cuando empieza a fallar, o se queda obsoleto, se cambia por otro nuevo, porque divorciarse es más barato, más fácil y casi no tiene trámites y lo que debería ser excepcional se convierte en casi la norma. Como dice Jesús qué hipócritas y fariseos somos en ocasiones. 

\"\"DESDE LA PERSPECTIVA DEL TERCER MUNDO
(hombre joven, soltero, voluntario de ONG en Marruecos, pertenece a una comunidad cristiana)

"El evangelio de esta semana me sugiere dos cosas. La primera es sobre la primera parte; pues no pocas veces viene gente al Hogar engañando y con dobleces para conseguir cosas y ayudas. Y respecto a la segunda y creo que más importante, Dios vuelve a denunciarme diciéndome que no me atribuya méritos, trabajos y esfuerzos que no son míos y que, por otro lado, no busque quedar bien pisando a otros. Por último otra experiencia de esta semana: a principios de semana vino una madre pidiéndome un papel para Cáritas para que le dieran una bolsa de comida al mes; yo se lo negué, pues este año en Cáritas vamos a cambiar los criterios y además no lo ví oportuno. El disgusto fue grande y se enfadó mucho conmigo (y yo con ella al oír lo que me dijo); el caso es que el miércoles vino por la mañana a traer a la niña y se acercó a mi y me dio un beso, la verdad es que muy sentido, me pidió disculpas y bueno, quedó todo solucionado y olvidado. Es para mí otra muestra de cariño, apertura y atención por parte de esta gente que, en medio de tantísimos problemas, abren sus corazones y mentes".  

\"\"DESDE LA VIVENCIA ECLESIAL
(hombre, casado, trabaja, espera un hijo)

Son varias las reflexiones que me sobrevienen desde esta lectura, desde mi condición de cristiano de a pie y mi aspiración de coherencia: cada cosa tiene su sitio. Y esto me ayuda a situarme ante determinados planteamientos cotidianos, porque en muchas ocasiones tendemos a trascendentalizar cuestiones mundanas, terrenas, que no tienen más implicación evangélica que nuestra forma de ser interna. A veces nos empeñamos en tratar de ver, o en inventar la mano de Dios en todo, y hay cuestiones vanas, insignificantes, surgidas de nuestra costumbre, de nuestra propia organización, que a Dios siento que le importan muy poco, porque muy poco tienen que ver con Él, pero que no dejan de ser cuestiones necesarias en nuestra vida social. Por eso Jesús aclara y pone cada tema en su sitio, no mezclemos, no confundamos, no eludamos responsabilidades escondidos en nuestra fe... Jesús, el evangelio, proponen una conducta, unos valores, pero no son un código civil... Y entonces comprendo que debo buscar a Dios dentro de mí para afrontar todo, y no empeñarme en que Dios está en todo, porque eso lleva a situaciones absurdas. 

EVANGELIO
DOMINGO XXIX DEL TIEMPO ORDINARIO  (Año - A) 

16 de octubre de 2005

+ Lectura del santo evangelio según san Mateo (22, 15-21)  

Pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.
En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron:
-«Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no miras lo que la gente sea. Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no?»
Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús:
-«Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto. »
Le presentaron un denario. Él les preguntó:
_«¿De quién son esta cara y esta inscripción?»
Le respondieron:
-«Del César.»
Entonces les replicó:
-«Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.»

PALABRA DE DIOS

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.