icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 16 de Noviembre de 2008 XXXIII DEL TIEMPO ORDINARIO (CICLO A)

www.laiconet.es -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Educación de los hijos, Trabajo, Tercer mundo, Social, Ancianidad.
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.



EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Mateo 25,14-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: "Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno; a cada cual según su capacidad; luego se marchó. [El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.]
Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor."
[Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: "Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor."
Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: "Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo." El señor le respondió: "Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Conque sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.""]

Palabra del Señor


DESDE EL TERCER MUNDO
(matrimonio con un hijo, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a comunidad cristiana)
Estamos llamados a poner esfuerzos y a aventurarnos a emprender acciones que desconocemos y con las que no nos sentimos seguros. Jesús nos anima a rechazar el miedo y a evitar la pereza. El miedo a emprender iniciativas, la pereza que adormece y nos deteriora.
La paràbola, al revés que en los tiempos que corren por nuestras latitudes, no entra a cuantificar los valores de cada uno, sino verificar nuestra capacidad de ponerlos a disposición. Todos somos exigidos por igual, independientemente de lo recibido.
Nuestro Padre-Madre confía en las capacidades que ha depositado en cada uno de nosotros y nos envía para ponerlas al servicio con valentía y decisión. Sin complejos.
Desde la Misión, donde el ‘ser enviado’ se siente con especial consciencia, queremos vivir el doble reto de poner a disposición lo que somos con ilusión  y de acoger, animar y confiar en nuestros prójimos como Jesús hace con nosotros.

DESDE LO SOCIAL
(hombre, casado, espera tercer hijo, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana) 
Jesús nos pide que cultivemos nuestras capacidades y cualidades para ser "productores eficaces de su Reino". No se trata sólo de poner a disposición nuestras cualidades. Se trata también de que produzcan frutos, pero evidentemente los frutos del Reino: fraternidad, caridad y solidaridad, para que todos vivamos una vida digna y completa.
Esta eficacia por el Reino es opuesta a la eficacia que se nos vende hoy: ganar o ser más a consta de lo que sea. Gracias a la aplicación de esta eficacia codiciosa (en el ámbito financiero sobretodo) hemos entrado en la crisis en la que nos hayamos inmersos (aunque la verdadera crisis siga siendo la muerte de millones de hermanos por el hambre). Es necesario nuestro compromiso público y social para denunciar la actuación criminal de las finanzas y la complicidad de los estados (que les regalan nuestro dinero) y forzar pacificamente un cambio de valores, más ahora, cuando los poderosos se reunen para discutir como enderezar -¿o torcer?-más el rumbo. Tenemos los talentos necesarios, ¿nos ponemos manos a la obra? 

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Como padres enseguida vamos intuyendo las habilidades y asperezas de nuestros hijos. Mientras uno tiene más destreza manual y es un creativo, otro tiene habilidades electrónicas, otro capacidad de asombrarse y hacer preguntas, otra es responsable, otro resuelve conflictos con cierta agilidad; en ciertos momentos pueden ser gruñones, vagos, desorganizados,…y sacarte de quicio. Tendemos a fomentar aquello en lo que más destacan (lógico, ¿no?) pero seguro que tienen dones que obtenemos con sacacorchos -más valiosos que los anteriores- y por el contrario, durezas que limar para que no se enquisten. No es fácil. Nosotros mismos hemos de luchar para poder crecer como personas continuamente, en medio de las ocupaciones. Con amor, con comprensión, con exigencia, con perdón, con optimismo, se consigue. Pero hay que estar dispuesto a intentarlo todos los días, y -si es necesario- empezar muchas veces y retomar la tarea.

DESDE EL TRABAJO
(matrimonio, ambos  empleados de empresa;  pertenecen a comunidad cristiana)
Guardar lo que tenemos para no perderlo, no arriesgar nada, no ofrecer lo que tenemos, no aprovechar las oportunidades o no saber verlas. Tanto en mi empresa como en todo el sector en el que trabajo somos muy individualistas, por lo general no trabajamos por el beneficio de nadie, incluso sólo unos pocos luchan por los derechos propios. Es realmente difícil hacer que en las empresas se creen comités de empresa porque nadie quiere participar ni secundar. ¡Menos aún una movilización en protesta por el estado del sector!
Pero últimamente vemos un mínimo cambio provocado por la reforma que está llevando a cabo el gobierno en cuanto a las titulaciones y competencias de las ingenierías. En general la gente se siente afectada e incluso quiere alzar la voz. Desde el comité de empresa trabajamos para ayudar a que los que quieren chillar lo hagan. Si esto siguiera así es posible que incluso luchemos por nuestros derechos, los míos y los del que tengo al lado.
Personalmente yo tampoco estoy acostumbrado a luchar por nuestros derechos, y en ciertos momentos en los que prefiero callar tengo que pensar que más dura fue la batalla de Jesús y de muchos otros que pensaron antes en los demás que en su propia tranquilidad.


DESDE LA ANCIANIDAD
(matrimonio,trabajan en residencia de ancianos, pertenecen a comunidad cristiana)
Dios nos ha repartido talentos a cada uno y, según nuestras posibilidades nos exigirá, al final de nuestros días, que hayamos crecido con ellos.
No quiere que pasemos la vida observando desde la barrera, quiere que nos arriesguemos, que participemos en ella y que apostemos por la gente.  El miedo no nos puede paralizar.
Quiere que al final de la vida le mostremos un campo sembrado de semillas de amor. Un camino lleno de hechos y no una lista de lamentaciones  y arrepentimientos por no haber realizado cosas que pudimos hacer.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.