icono estrella Nº de votos: 0

DOMINGO 13 de Mayo 2007 - VI de PASCUA ( CICLO C )

www.laiconet.com -
Lee el Evangelio de este domingo
Elige el comentario que quieres leer: Matrimonio y familia, Educación de los hijos, Abuelos, Tercer mundo, Transeúntes
Reza con esta Oración a propósito del Evangelio.

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar.
Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
"El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él”.
Nuestro segundo hijo hizo el pasado domingo su Primera Comunión. Resultó bastante entrañable y recogida, porque el sacramento tuvo lugar durante la celebración de la misa de familia, y él fue el único que la hacía, porque es discapacitado y el sacerdote de la catequesis de niños nos propuso esta alternativa, que al final resultó muy buena para todos. Vivimos la alegría que transmitía el saber que Dios habita en él por medio de la Eucaristía, aunque no la pudiera expresar con palabras.
Y en este proceso, a uno de nosotros dos le ha tocado, junto a una catequista voluntaria, dar catequesis a nuestro propio hijo, así como a otro chico de la Parroquia, en un claro complot con el cura. Mira por dónde, nos ha tocado desarrollar una faceta como padres-educadores que hasta el verano pasado no nos habíamos imaginado ni por asomo. Es cuestión de estar abiertos a todo y poner los medios, que Dios se encarga de lo demás.


DESDE LOS TRANSEÚNTES
(hombre, recién casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)
Este comentario es mensual.


DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Hay mucha miga en este texto maravilloso. Es una despedida. Qué fuertes son las despedidas, qué tristes, qué dolorosas; la separación, cualquiera que sea la causa que la provoque es muy dura. Hay una cosa que siempre nos decíamos cuando novios y que hemos repetido alguna vez: Da igual que no estemos juntos físicamente, lo importante es que cada uno de nosotros está siempre en el corazón del otro. Aunque ya sabemos que es muy fácil decirlo, más complicado vivirlo, sentirlo y sufrirlo. Sin embargo, Jesús, que siempre ve las cosas y vive las situaciones dándole una vuelta de tuerca, poniéndolo todo del revés, o quizás, sea El, el único que las ve tal como son, nos dice que debemos alegrarnos en las despedidas y anima para que el corazón no tiemble, ni se acobarde. Cuántas veces hemos dicho que el amor es eterno, que el amor va más allá de todo y de todos. Ojalá que cuando llegue el momento de la vuelta al Padre, nos alegráramos porque el Padre siempre es más que nadie. Porque como Jesús también dice: Se va, pero siempre está a nuestro lado. Eso sí que es amor.


DESDE EL TERCER MUNDO
(hombre soltero y matrimonio compartiendo casa, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a distintas comunidades cristianas)
“Desde el versículo en que Jesús pide a sus discípulos que se alegren por su marcha al Padre, porque es lo mejor, nos podemos acordar del dicho ese: “a veces lo mejor es enemigo de lo bueno”. Y esto viene a cuento porque aquí en el Centro, en el Hogar, debemos siempre buscar lo mejor: Para los niños, las madres y familias, para el propio centro; y ahora que estamos en fecha de pre-inscripciones, es buen momento para tenerlo en cuenta, pues no son pocas las madres y familias que vienen pidiendo cosas, buenas la mayoría, pero que no siempre son las mejores para ellas, sus familias y los niños. De ahí que debamos estar siempre en esa disposición, como invita Jesús a sus discípulos y a nosotros: buscar al Padre, dejarnos llenar por el Espíritu y desde ahí optar por lo mejor en la vida. Y a todo esto nos ayuda, y mucho, toda esa buena gente que alrededor nuestra nos ayudan, enseñan, muestran el camino; esos creyentes que Dios pone en nuestro camino y vida; hermanos, comunidades, etc. de los que El se sirve para que sigamos haciendo como Jesús mismo: dar la vida, hasta que nos duela”


DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, siete nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
San Juan nos habla de que los discípulos han creído en la verdad de las palabras de Jesús y tendrán que dar testimonio de esa verdad. Al hacerlo deberán denunciar toda mentira e injusticia. El mundo los odiará y los perseguirá por ello. El discípulo de Cristo molesta. A pesar de todo, una cosa es cierta: la tribulación de los discípulos por el odio del mundo, puede y debe ser vivida en un clima de paz interior. Nadie logrará arrebatarles la inmensa alegría y satisfacción de pertenecer a Cristo. Está claro. Se puede ser dichoso en medio del llanto y la persecución.
Señor: anuncias tu partida y prometes enviar tu Espíritu, el Defensor, el que nos ilumina el camino hacia Ti.
Te pedimos para nuestros nietos, que tu Espíritu les aclare las ideas y los lleve de la mano para que sean fieles a tus mandamientos, sobre todos al del amor fraterno, y tanto ellos, como nuestros hijos y nosotros, nos mantengamos en tu paz y la capacidad permanente de amar.


PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

Que el Espíritu Santo me recuerde y renueve en mí el sentido de la Palabra…
Que desde la Palabra movida por el Espíritu me abandone en tus manos, Padre,
para así, descubrir la paz que tú propones, esa paz diferente, firme, comprometida, generosa…
Señor, que viviendo Tú en mí, sienta sin reservas la valentía de mi corazón, la fuerza de mi espíritu, para hacer y ser cristiano coherente para los demás, lejos de acobardarme, de esconderme, o acomodarme entre los ruidos, las quejas, el bienestar, el egoísmo…

Y que si tiemblo, Padre, sea al descubrir que me amas como nadie y me conoces como soy, porque en TU AMOR se cumple tu palabra y se concreta tu paz.




+ EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Juan 14, 23-29

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él.

El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió.

Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho.

La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: "Me voy y vuelvo a vuestro lado." Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, sigáis creyendo."

Palabra del Señor.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.