icono estrella Nº de votos: 0

Dios, Padre justo

Ciudad Redonda, Ciudad Redonda -
(GIF)

"Conocer a Dios es practicar la justicia" dicen los profetas. En el evangelio Jesucristo proclama bienaventurados a los que tienen hambre y sed de justicia y les promete "que quedarán saciados" (Mt 5, 6).
La raíz última está en Dios. Nuestro Dios es un padre justo que hace justicia. Es Dios de los que sufren y son crucificados y se compromete en la liberación en el dolor y la liberación del dolor. Nuestro Papá Dios invita a la Iglesia y a los cristianos a hacer de la lucha por la justicia una dimensión constitutiva de la vivencia del evangelio... porque DIOS ES JUSTO

VOCABULARIO:

- Justo/ta: adj.: 1) Que obra según justicia y razón 2) Conforme a justicia y razón 3) Exacto, que no tiene en número, peso o medida ni más ni menos que lo que debe tener. 4) Apretado o que ajusta bien con otra cosa 5) adv. M. Justamente, debidamente, exactamente, con estrechez / / pagar justos por pecadores. 6) Fr. Pagar los inocentes las culpas que otros han cometido. (Diccionario Escolar de la RAE, l 997)

- Justicia: 1) Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece 2) Derecho, razón, equidad 3) Lo que debe hacerse según derecho o razón 4) Pena o castigo público 5) Ministro o tribunal que ejerce justicia 6) Poder judicial (Diccionario Escolar de la RAE, l 997)

¿Qué es para mí la justicia?
¿Qué significa para mí "ser justo"?

ESCUCHAR LA PALABRA

ANTIGUO TESTAMENTO.

  • "Yahvé escucha las súplicas de los oprimidos, no desoye los ritos Del huérfano o de la viuda cuando repite su queja; mientras le corren las lágrimas por las mejillas y el gemido se añade a las lágrimas, sus penas consiguen su favor y su grito alcanza las nubes; los gritos del pobre atraviesan las nubes y hasta alcanzar a Dios no descansan; no cejan hasta que Dios le atiende, y el juez justo le hace justicia" (Ecl 35, 15-2 1)
  • <
  • "Detesto y rehuso vuestras fiestas, no me aplacan vuestras reuniones litúrgicas; aunque me traigáis holocaustos... no aceptaré vuestras ofrendas ni miraré vuestras víctimas cebadas. Retirad de mi presencia el barullo de vuestros cantos no quiero oír la música de vuestras cítaras. Que fluya como agua el derecho y la justicia como arroyo perenne" (Am 5,2 l -24)
  • "Escuchad esto, los que pisoteáis a los pobres y arruináis a los indigentes, pensando ¿cuándo pasará la 1una nueva para vender el trigo, y el sábado para ofrecer el grano y vender incluso el salvado del trigo? Encogéis la medida, aumentáis el precio y usáis la balanza con trampa; compráis por dinero al desvalido y al pobre por un par de sandalias. jura el Señor por la gloria de Jacob no olvidar jamás lo que han hecho" (Am 8, 4-7).

NUEVO TESTAMENTO:

  • "No juzguéis y no seréis juzgados.. porque de la manera que juzguéis seréis juzgados y con la medida con que midáis seréis medidos. ¿Por qué ves la pelusa en el ojo de tu hermano y no ves la viga en el tuyo? ¿Cómo te atreves a decir a tu hermano: déjame sacarte esa pelusa del ojo, teniendo tú una viga en el tuyo? Hipócrita, sácate primero la viga que tienes en el ojo y así verás mejor para sacar la pelusa del ojo de tu hermano" (Mt 7, l -5)
  • "Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria rodeado de todos sus ángeles se sentará en su trono como Rey Glorioso. (...) Separará a unos de otros, poniendo a las ovejas a su derecha y los machos cabríos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los que están a la derecha: "¡venid benditos de mi Padre! Tomad posesión del reino que ha sido preparado para vosotros desde el principio del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer. Fui forastero y me hospedasteis en vuestra casa. Estuve sin ropas y me vestisteis. Estaba enfermo y vinisteis a verme".
    Entonces los buenos preguntarán. "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer. sediento y te dimos de beber o forastero y te recibimos, o sin ropa y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y te fuimos a ver, ? El rey responderá. "En verdad os digo que, cuando lo hicisteis con alguno de estos más pequeños, que son mis hermanos, lo hicisteis conmigo"" (Mt 25, 3 l -40)
  • "Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador porque ha mirado la humildad de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones. Porque el poderoso ha hecho obras grandes en mí Su nombre es santo y su misericordia llega a sus feles de generación en generación. El hace proezas con su brazo, dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos, enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.Auxilia a lsrael su siervo, acordándose de su misericordia como lo había prometido a nuestros padres en favor de Abraham y su descendencia para siempre" (Lc 1, 49-55)
  • "Sabéis que se dijo: "Ojo por ojo y diente por diente". En cambio, yo os digo: no resistáis a los malvados. Al que te abofetee en la mejilla izquierda preséntale la derecha, y al que te quite la túnica dale también el manto. Si alguien te obliga a 1levarle la carga 1lévasela el doble más lejos. Dale al que te pida y no vuelvas la espalda al que te pide prestado" (Mt 5,38-42)

OPINAR SOBRE LAS PALABRAS

"Resulta que existen cosas por las cuales merece la pena comprometerse Sinreservas, Y me parece que la paz y la justicia social, o propiamente Cristo, son algunas de ellas" (D. Bonhöffer)

"No se puede recibir el Cuerpo de Cristo y sentirse alejado de los que tienen hambre y sed, son explotados o extranjeros, están encarcelados o se encuentran enfermos. El sacramento de la Eucaristía no se puede separar del mandamiento de la caridad, Es una contradicción inaceptable comer indignamente el Cuerpo de Cristo desde la división y la discriminación"

"Hoy, vista la dimensión mundial que ha adquirido la cuestión social, este amor preferencial por los pobres con las decisiones que inspira sobre la vida de cada uno y sobre nuestras responsabilidades sociales, no puede dejar de abarcar a las inmensas muchedumbres de hambrientos, mendigos, y sobre todo, sin esperanza de un futuro mejor, no se puede olvidar la existencia de esta realidad. Ignorarlo significaría parecernos al "rico epulón", que fingía no conocer al mendigo Lázaro postrado a su puerta" (Juan Pablo II, Sollicitudo rei sociallis, 42)

"Para ser sincero con nuestra concuencia y sincero ante Dios, un hombre recto no tendría más alternativa que negarse a cooperar con un sistema injusto (M.L. King)

CÓMO ES LA JUSTICIA DE DIOS

La semántica del concepto de justicia es polivalente: posee un significado bíblico, teológico, filosófico, jurídico, social, político, ético, religioso y laico. El concepto bíblico de "justicia" es religioso, personal y espiritual.
Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento se proclama que Dios es justo. La justicia en el Antiguo Testamento tiene más que un carácter legal un carácter personal. Es la rectitud, la autenticidad dentro de la relación entre dos partes (entre Dios y el pueblo; entre Dios y el hombre). Que Dios es justo significa que su relación con el hombre es fiel, auténtica, verdadera, regida por el amor. Esta relación tiene su punto de partida en el acto mismo de la creación (Gen l , 26-27) en el cual la naturaleza humana es creada a "imagen y semejanza" del creador y esta ratificada en la alianza sellada en el desierto.
Desde estos presupuestos se comprende que la respuesta del hombre sea "justa" ante él y se traduzca en fidelidad y amor (amor con amor se paga). La alianza de Dios con el pueblo hace de los hombres hermanos. La consecuencia es evidente: la misma relación de amor, fdelidad, justicia que prima entre Dios e Israel debe primar entre los propios hermanos. Y la "ley" entre los hermanos es el amor.
Dios, a través de los profetas, denuncia la opresión y la injusticia. Oseas y jeremías vinculan "el conocimiento de Dios" con la práctica de la justicia.
Un acto de injusticia se condena no porque se haya quebrantado la ley del pueblo, sino porque ha quebrantado la ley del amor. Y con ello se ha dañado a una persona. La angustia del que ha sufrido la injusticia llega al corazón de Dios que no queda impasible sino se siente removido en sus entrañas. Dios se compromete en la liberación de la opresión y de la injusticia que sufre el pueblo (Ex 4 -llamada vocacional a Moisés-).
Jesucristo, encarnación de Dios, es abanderado en la lucha por la justicia. Una justicia que no es según el hombre, sino según su padre Dios: "El Espíritu de Dios está en mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado a llevar la buena nueva a los pobres, a curar los corazones oprimidos, a anunciar la libertad a los cautivos, la liberación a los presos; a proclamar un año de gracia del Señor" (Lc 4...)
Toda justicia o injusticia, en el Nuevo Testamento, adquiere un significado más evidente desde Mateo 25: "os aseguro que cuando lo hicisteis con uno de estos mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis". La suerte del hombre es la suerte de Dios.
En el cumplimiento de su misión Jesús presenta el Reino de su padre como un reino de justicia y compromete su vida desde el ejercicio de una praxis liberadora de la opresión y de la injusticia, de todo lo que es anti-reino. Jesús va a las raíces de la opresión y denuncia el mal producido por todo tipo de poder. económico, político, ideológico y religioso desenmascarando no sólo las estructuras sino los responsables del mal. Jesús proclama "Bienaventurados a los que tienen hambre y sed de justicia" y les promete "que quedarán saciados" (Mt 5, 6). jesús, además, propone eliminar el juicio de la vida del hombre: "no juzguéis y no seréis juzgados porque con la medida que juzguéis seréis juzgados" (Mt 7).El único código válido, la norma suprema es el AMOR. Un amor que le lleva a dar la vida por los hombres y a perdonar incluso a sus asesinos en la cruz:"Padre perdónalos porque no saben lo que hacen" (Lc 23,34)

EL JUICIO FINAL

"Al final de la vida nos juzgarán". Y en el juicio habremos de "dar cuentas". Algunos santos dicen que ponerse en este supremo momento es una buena práctica para redescubrir la orientación existencial de la propia vida y ver cómo anda nuestra cartilla. Ponerse "delante de Dios" en el momento supremo y "revisar" desde el criterio del juez (de Dios) que no es más, ni menos, que el amor cómo está nuestro saldo. Eso sí, el amor "efectivo" vale más que el amor " de palabra". Quizá sería bueno hacer este ejercicio delante de Dios en un rato de oración.

ALGUNAS PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO:

- ¿Qué significo poro mí que Dios es justo?
- ¿Qué "código" utilizo Dios poro hacer justicia?
- ¿Juzgo o los demás?
- ¿Si Dios es justo... por qué Jesús vive uno opción preferencial por los pobres?
- ¿Es la Iglesia una defensora de la justicia en el mundo?
- ¿Es la práctica de la justicia una exigencia expresa de tu vivencia del evangelio?
- ¿Cómo se concreto la lucha por la justicia en tu vida cristiano?
- Conozco la Doctrina Social de la Iglesia y el compromiso de la Iglesia en favor de la justicia?
- ¿Se puede "ser justo" en el trabajo?
- ¿Qué significo ser justo, como Dios, en mi vida familiar?
- ¿Qué significo ser justo en la relación con Dios Padre?

PARA ORAR

DIOS NO ES JUSTO

Dios no es justo
¡Dios no es justo !
Hace salir el sol sobre el que tiene fe y el que no la tiene (Mt 5,45).
¡Dios no es justo!
Prepara un banquete al hijo pródigo
y no hace nada especial por el hijo "fiel" (Lc 1 5,29)
¡Dios no es justo!
El obrero de última hora recibe la misma paga
que el que ha sido contratado a las nueve (Mt 20, 10)
Regaña a aquel que le devuelve el talento que había recibido
sin haberlo hecho fructificar (Mt 25,28)
¡Dios no es justo!
Abandona noventa y nueve ovejas
para correr tras la descarriada (Mt 1 8,1 2)
¡Dios no es justo!
Abre el cielo a las prostitutas
y hace entrar en primer lugar a los ladrones (Lc 23,43)
¡Dios no es justo!
Deja perder al que cumple la ley
y acoge al que no la observa (Lc l 8, 1 4)
Dios no es justo!
en relación conmigo... olvida mis infidelidades
y se acuerda sólo de mi amor...
¡Dios no es justo!
A nuestra manera, afortunadamente...."

PADRENUESTRO DE LA CALLE

"Padre nuestro que estás en la tierra
desvelado por nuestros desvelos,
hoy tu nombre nos sabe a justicia,
nos sabe a esperanza y a gloria tu reino.
Padre nuestro que estás en la calle
entre el tráfico, el ruido y los nervios;
que se cumpla, Señor, tu Palabra
lo mismo en la tierra
que arriba en el cielo.
Padre nuestro, Padre nuestro
no eres un Dios
que se queda alegremente en su cielo
tu alientas a los que luchan para
que llegue tu reino.
Padre nuestro que sudas a diario
en la piel del que arranca el sustento;
que a ninguno nos falte el trabajo,
que el pan es más pan
cuando ha habido esfuerzo.
Padre nuestro que no guardas nunca
contra nadie venganza o desprecio;
que te olvidas de ofensas y agravios
y pides que todos también perdonemos.
(J.A.Cubiella)

DANOS ENTRAÑAS...

"Danos entrañas de misericordia
ante toda miseria humana,
inspíranos la palabra oportuna
frente al hermano sólo y desamparado,
ayúdanos a mostrarnos disponibles
ante quien se siente explotado y deprimido..
Que tu Iglesia, Señor, sea un recinto de verdad y de amor,
de libertad, de justicia y de paz,
para que todos encuentren en ella
un motivo para seguir esperando"
(De la Plegaria Eucarística Vª)


Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : retiro,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.