icono estrella Nº de votos: 0

Comunicación, comunión, misión y creatividad.

CONFER - IVICON -
"Osadía, valentía, creatividad, imaginación" fueron expresiones que se han escuchado a lo largo del X Encuentro de Responsables de Comunicación de congregaciones religiosas, para referirse a la relación entre la vida consagrada y el mundo de los medios. Así lo recogió el periodista Jesús Bastante en las conclusiones que presentó al finalizar las jornadas.

Algo más de cien personas han participado en este encuentro que, desde el pasado viernes hasta la mañana de ayer domingo, ha permitido el debate, la reflexión y el análisis de cómo está hoy situada la vida religiosa en medio de los medios. Hasta 23 ponentes, entre conferenciantes y miembros de mesas redondas y paneles de experiencias, han ido presentando los diversos temas y puntos de vista.

Los organizadores, el Área de Comunicación de la CONFER y el Instituto Teológico de Vida Religiosa (ITVR), habían previsto cinco conferencias, para presentar el estado de la cuestión en esto de los religiosos y los medios, y tres paneles de experiencias para poner de relieve lo que ya, la Vida Consagrada, está realizando en el ámbito de la comunicación, tanto empresas, editoriales, revistas, agencias de noticias, distintas presencias en Internet, etc.

Todo un mundo, el de la comunicación, medios y tecnologías digitales, en el que hay que estar presentes como consagrados, como animó Monseñor Juan del Río, quien clausuró el encuentro y presidió la eucaristía final, arzobispo castrense y ex presidente de la comisión episcopal de medios de comunicación. Y estar presentes para "comunicar nuestra vida, y anunciar la verdad", como subrayó el religioso Enrique Losada, Secretario General de la CONFER, también durante el acto de clausura.

Las jornadas habían comenzado el viernes 8 por la mañana con la ponencia de José María Gil, director del Departamento de Medios de la Conferencia Episcopal (CEE), que abordó los desafíos para la Iglesia en el momento actual, e invitó a huir de dos posturas, "la fascinación por los medios y el temor a entrar en el mundo de la comunicación". José Cristo Rey, director del ITVR, presentó la vida religiosa como profecía en la nueva sociedad de la información, e invitó a "enfocar, ver, discernir y actuar" en un mundo que necesita la mística y "la espiritualidad de la tecnología".

El sábado, la salesiana Caterina Cangià, de la Universidad Pontificia Salesiana de Roma, y experta en la cultura digital, presentó una sugerente conferencia, desde la reflexión y la práctica, sobre las posibilidades para la misión, y también los riesgos, de las tecnologías digitales. Juan Manuel de Prada, escritor y columnista de ABC, señaló que la vida religiosa "representa la cara amable de la Iglesia", y esto "os exige una mayor responsabilidad", apuntó, para no hacer el juego a los medios de aparecer como la Iglesia "buena", frente a la Iglesia "mala", representada por la jerarquía, explicó. La mañana del domingo, Isidro Catela, director de la Oficina de Información de la CEE, analizó cómo está siendo, y cómo debería ser, la información religiosa en los medios, ofreciendo interesantes claves para el trabajo desde la comunicación institucional de las congregaciones.

Reivindicando la belleza

Algo a lo que hicieron referencia explícita tres de los ponentes fue a la necesidad de que la vida religiosa, en sus acciones concretas en el campo de la comunicación cuide, recupere, proponga la belleza. Nuestros contemporáneos, señalaron García Paredes, de Prada y Caterina Cangià, son sensibles a la belleza -a la música y melodía a pesar de tanto ruido- y éste puede ser un camino para conducir a la trascendencia, para elevar el espíritu.

Para esto hace falta formación, dedicación de personas e inversión. Y creatividad. Mucha creatividad que, según apareció en las ponencias y paneles de experiencias, nace de la pasión por querer anunciar la Buena Noticia de Jesús. "Hay que hacer un esfuerzo para acercar nuestra vida [la vida religiosa] a los medios, y dejar que ellos se acerquen a nuestra realidad", pedía la religiosa Pilar Arroyo, de la Junta Directiva de la CONFER en la sesión de apertura de las jornadas.

Con este décimo encuentro, que se suma a las sesiones formativas que cada año programa la CONFER, se ha dado, según el director del Área de Comunicación Isidro Hernández, un impulso a la reflexión en este ámbito tan importante en el mundo actual pues, como requería en la apertura de las jornadas Pilar Arroyo, hay que "buscar nuevos caminos en la sociedad de la información, de modo que todo desafío sea una oportunidad, y que toda oportunidad, sea camino".
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : comunicacion,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.