icono estrella Nº de votos: 0

'Cómo será esto, si yo no...'

Ciudad Redonda -
0.- Ambientación
    En un lugar silencioso se coloca una pequeña mesa: En ella, una biblia abierta en el Evangelio de San Lu­cas 1, 30-35. A los lados de la Biblia una pequeña imagen o una estampa de la Virgen y una vela encendida. y delante una cartulina que contenga esta frase: "¿Cómo será ... , si yo no ... ?"

1.- Introducción

    (Monitor) Vamos a iniciar una serie de Celebraciones tomando como temas "Palabras de María". Contem­plemos hoy esa frase que pronunció la Virgen de Nazaret en el momento de la Anunciación .... "Cómo será eso si yo no ... " Es frecuente en nuestra vida encontrarnos en situaciones de duda... ante algún interrogante in­comprensible que parece no tener respuesta. Existen muchos condicionamientos, muchos síes, sin acento, que dificultan, por no decir imposibilitan, la realización de nuestros deseos, de nuestros sueños. Eso mismo ocurrió a María, cuando el Ángel le proponía el plan que Dios tenía para ella.

2. Lectura del texto evangélico
: (Lc 1, 30-37)
    (Monitor) Tomemos la Biblia, leamos el texto propuesto y hagamos luego unos instantes de silencio:

"El ángel dijo a María:- No temas, pues Dios te ha concedido un favor. Concebirás y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús. Él será grande, será llamado Hijo del Altísimo ... María dijo al Ángel: - ¿Cómo será es­to, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?... El Ángel le contestó: - El Espíritu Santo vendrá sobre ti ... porque para Dios nada hay imposible".

(Palabra de Dios. Te alabamos, Señor)

Comentario. (Monitor).
Efectivamente, María no podía comprender. En ella pareció la duda, más aún, la som­bra de la imposibilidad. No, no, eso no podía ser posible. No se daban para ello ni las condiciones~'ni las cir­cunstancias requeridas. Ella lo sabía bien. Con todo, María no se cien'a en banda a la propuesta. Y. .. pregunta. Al preguntar abre su mente para comprender y su voluntad para aceptar. Brota en su espíritu de mujer la dis­ponibilidad. Yel ángel le da la verdadera respuesta: "Para Dios nada hay imposible". María guarda esas palabras en su corazón ... y espera.

3. Compartir situaciones de vida

    (Monitor) ¿Estamos viviendo situaciones difíciles que parecen no tener solución? ... ¿Cómo podremos encon­trar solución si yo o nosotros no .. .? He aquí algunos ejemplos:
-Tendríamos que comprar un piso, pero no te­nemos dinero ... Necesitamos urgentemente un trabajo, pero no lo encontramos ... Quisiéramos tener un hijo, pero no tenemos posibilidades ... Necesito ser amado/a porque me encuentro en plena soledad, pero nadie se fija en mí. .. Desearía creer y acercarme más a Dios, pero le siento y me siento lejos, muy lejos y no sé qué ha­cer. .. Sé que tengo que perdonar a alguien el mal que me hizo, pero la rabia que siento es más fuerte que yo ...

(Desde las situaciones evocadas más arriba podemos orar a la Virgen de manera espontánea. Nosotros propone­mos estas súplicas:)
  • Madre, creo que debería creer más en Dios, relacio­narme más con Él, amarlo más, pero ¿cómo hacerlo si: tengo tantas dudas ... tantas preocupaciones ... tan poco tiempo? .. Madre dame tu fe en Dios y tu cercanía a tu hijo Jesús. Dios te salve, María, llena eres ...
  • Madre, desearía ayudar a gente que lo necesite: visi­tar a enfermos, atender a personas mayores que estén solas, pero ¿cómo hacerlo si: yo también estoy enfer­mo/a y no puedo salir de casa? ... Madre, dame tu amor para amar aunque sea a distancia a quienes estén en ne­cesidad, y dame fuerza para llevar con alegría mi enfer­medad. Dios te salve, María, llena eres ...
  • Madre, quisiera educar a mis hijos en la fe y en la ver­dad del Evangelio de Jesús, pero ¿cómo podré hacerlo, si mis hijos no quieren saber nada de Dios y no quieren escucharme cuando les hablo de esos temas? ... Madre, dame tu confianza para poner mi confianza en eL Se­ñor y tu espíritu de oración para interceder por mis hijos. Tú, Madre, ruega por nosotros. Dios te salve, ~a­ría, llena eres ...
  • Madre, sé que debería perdonar de corazón a ... , pero ¿cómo lograrlo si el resentimiento que llena mi al­ma parece ser más fuerte que mi deseo? ... Madre, tú que estuviste al pie de la Cruz y perdonaste con Jesús a sus verdugos, dame tu amor y tu fuerza para poder perdonar a ... Dios te salve, María, llena eres ...
  • Ante estas y otras situaciones, ¿cuáles son nuestras acti­tudes?: ¿Claudicamos? ... ¿Confiamos? ... ¿Buscamos? ... ¿Ora­mos? ...
4. Plegarias

5. Oración final
(Todos) .Santa María, Madre del Amor y del Amén. Como tú tuviste tus dudas y te encontraste en difíciles encrucijadas, también nosotros nos hallamos en situaciones que parecen no tener salida. Danos tu fe en Dios, tu confianza en Él, la certeza de que es verdad lo que te dijo el Ángel: "que para Dios nada hay imposible". En tus manos de mujer y en tu corazón de madre ponemos nuestras preocupaciones, nuestros "cómo será esto si nosotros no podemos ... ". Que por tu intercesión, Dios haga posible lo que a nosotros nos parece imposible. Pe­ro ... Hágase su voluntad. Gracias, Madre. Amén.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.