icono estrella Nº de votos: 0

Comentario seglar el Evangelio del Domingo 3 de Octubre de 2010

LaicoNet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 17, 5-10

¡Si tuvierais fe ... !

En aquel tiempo, los apóstoles le pidieron al Señor: "Auméntanos la fe." El Señor contestó: "Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: "Arráncate de raíz y plántate en el mar." Y os obedecería. Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: "En seguida, ven y ponte a la mesa"? ¿No le diréis: 'Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú"? ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: "Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer.""

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

En pocos versos Lucas trata dos asuntos importantes.
1º) La fe en Dios. En Lucas "tener fe" significa casi siempre "confiar en", "ser fiel a". Los discípulos desean hacer crecer su fidelidad a Dios; Jesús les responde que bastaría que su lealtad fuera ínfima (como el diminuto grano de mostaza) para que el poder de Dios actuara en ellos (pone un ejemplo estrambótico para llamar la atención: que un arbusto con tantas raíces como la morera -no tanto el sicomoro por el que se suele traducir-, se trasplantase al mar).
2º) El servicio a Dios. Compara la relación con Dios como la de un esclavo con su amo, que existía comúnmente en aquel tiempo en el país de Jesús. El esclavo, tras hacer al regresar de las tareas de la huerta, prepara y sirve la comida para su amo. El amor no le debe nada a cambio, ni el agradecimiento; no tiene derecho de ningún tipo. Pensar o hacer las cosas de otro modo es absurdo en aquel tiempo. Del mismo modo, el creyente ha de cumplir lo mandado por Dios sin esperar nada por su servicio; simplemente es lo que tiene que hacer.
La traducción de "siervos inútiles" no expresa adecuadamente el significado del original. El adjetivo "inútil" viene aclarado en el mismo texto evangélico: "hemos hecho lo que teníamos que hacer". La traducción óptima del adjetivo sería: "siervos a los que no se le debe nada"

PARA VER
(Autorizado por el autor, Pachi en www.diocesismalaga.es)

 

COMENTARIOS DE SEGLARES
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL PARO
(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

Señor, aumenta mi fe. Hoy te pediré con la convicción de mover montañas sólo con el pensamiento, porque sin ti nada soy, y Contigo todo lo puedo. Hoy te pido por mi trabajo, pero te pido de verdad, con fe, te pido por el mejor puesto para mí, ese que sólo Tú sabes, que me permita dar a mi familia todo lo que se merece, me realice, me proporcione tiempo libre para atender a las cosas importantes, me ayude a ser Luz, a ser sensible a las necesidades del prójimo, a ser el mejor administrador de tus bienes. Desde la convicción por la fe, que desde este momento... ya está hecho. Gracias Señor.

DESDE LOS NECESITADOS
(mujer, casada, con cuatro hijos, voluntaria de Cáritas)

El evangelio de este domingo concluye diciendo: "Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer". Pienso que esta tendría que ser nuestra actitud interior cuando estamos delante de una persona necesitada, viviendo el servicio no como una carga sino cómo un privilegio que Dios nos brinda para encontrarnos con Él.
Es fácil caer en la tentación de ayudar al hermano buscando el reconocimiento personal, que valoren y agradezcan lo que hacemos. A veces, sin ser conscientes, nos podemos sentir superiores antes las personas necesitadas. Si seguimos el ejemplo de Jesús, que se hizo siervo de todos los hombres, iremos ganando en humildad y seremos nosotros los que nos sintamos ayudados por ellas.
Pidámosle a Dios que aumente nuestra fe y que sirvamos a los demás desde el agradecimiento por su gran Amor sin buscarnos a nosotros mismos.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

Tras leer este pasaje del evangelio de Lucas tan solo nos brota una súplica a Dios Padre: Señor, aumenta la FE de nuestros hijos.
Esa fe que desde chiquititos acompañamos rezando un tierno Jesusito de mi vida. Esa fe con la que procuramos que descubran en Jesús a un amigo al que piden las cosas más variopintas que podamos imaginar y al que agradecen los últimos cromos de la liga que les han tocado. Esa fe que en la adolescencia es tan quebradiza y frágil que únicamente en un ambiente familiar, escolar y de amigos propicio puede quedar en un "buen barbecho", para que en la juventud florezca con fuerza y orgullo. Esa fe que lleva a tantos jóvenes nuestros a "pringarse", colaborar y ser testimonio…pero Señor, sin ti nada de esto es posible. Los propios Apóstoles, que cada día caminaban a tu lado, sentían la necesidad de que aumentaras su fe. También nosotros te lo pedimos: Señor, aumenta la fe de nuestros hijos.

DESDE LA EVANGELIZACIÓN
(mujer, casada, pertenece a comunidad cristiana, )

Cuando uno recibe el regalo de la fe, no puede quedarse con él para sí, sino que debe darlo a conocer a los demás.
Jesús, en este texto nos invita a hacer aquello a lo que estamos llamados,a lo que como cristianos debemos hacer.Y yo, me siento llamada a transmitir el Evangelio. Dar a conocer aquello que Jesús ha hecho en mi vida. A lo que ser Cristiana me ha llevado, la felicidad que me da intentar vivir al estilo de Jesús, desde el amor al hermano, al cercano y al lejano.
Muchas veces me ocurre igual que a los apóstoles, que no entiendo muy bien lo que Jesús me pide, o a donde me lleva su Palabra. Pero en la oración encuentro el consuelo y las fuerzas necesarias para que mi fe siga siendo una pequeña llama que encienda otras llamas.
El salir de mi propio mundo, mi vida, mi trabajo, mis historias... y adentrarme en el mundo de otros, que son mis hermanos, que necesitan de mi, por muy poca cosa que yo sea... hace que sienta enormemente en mi corazón que realmente " soy una pobre sierva, y que desde mi pobreza he hecho lo que tengo que hacer". Cuando palpas los sufrimientos, pobrezas, tristezas, llantos y alegrías de otros, tu fe aumenta simplemente por hacer con otros lo que Dios a sembrado en ti. Somos meros instrumentos, pero debemos dejarnos moldear para que podamos servir y acercar a la gente al amor de Cristo.

PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con tres hijos, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Señor, porque soy débil,
necesito tu cuidado, tu Amor incondicional.
Por mis miedos y dudas,
necesito que sostengas mi fe e impulses mis pasos...
Por esa rutina de cada día que puede alienarme y anestesiarme,
necesito que ablandes mi corazón y animes mi misión...
Por el riesgo de acomodarme, de aquietarme...
te pido que mantengas vivo mi compromiso, mi afán por seguirte...
Sólo Contigo, Padre, me siento capaz de ser lo que siento...
Sólo Contigo, seré capaz de superar mis barreras, mis temores...
Sólo Contigo, mi vida será testimonio de tu Palabra...
Sólo Contigo, cobra sentido hacer lo que hago...
Sólo Contigo, podré alumbrar mi mundo y que mi propio mundo sea luz para los demás..
Quiero ser tu instrumento, Padre.
Quiero que aproveches y te sirvas de mi boca, de mis manos, de mis pies...
Y así yo seré verdadero servidor de mis hermanos...
Quiero sentir tu presencia en mí,
para que rebose mi alma y se vierta tu amor desde mí mismo...
Quiero recordar siempre que sin ti estoy perdido, limitado,
que no bastan mis fuerzas para andar mis pasos tras tus huellas...
Dios mío, que me reconozca pequeño,
para saber siempre que la Fe, mi fe,
viene de Ti, es por Ti, para Ti...
y que mi alma necesita tenerte para sentirla...
y después vivirla y entregarla.

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Gracias, Dios Padre Bueno, por el don de la fe,
porque Tú nos llamas a ser fieles a tu Mensaje de Vida
y nos concedes la capacidad de confiar en Ti.
Gracias, Dios Padre nuestro, por mostrarnos
que la verdadera fe se manifiesta en la disponibilidad
y en el deseo de ser tus servidores sin esperar nada a cambio.
Gracias, Padre, porque Tú nos enseñas que sólo
desde la pequeñez, sencillez, debilidad y humildad
podemos entrar en tu Reino de Salvación.
Padre Misericordioso, haznos ser constantes en la oración,
para que a través de ella, Tú nos concedas madurar nuestra fe.
Que tu Espíritu de Vida fortalezca nuestro corazón,
y nos dé el don de vivir con una fe auténtica,
que nos impulse a discernir con claridad
lo que Tú nos pides hacer en cada momento.
Ayúdanos Tú, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
a ser fieles servidores de la Misión de tu Iglesia
y a construir con ilusión tu Reino en nuestro mundo.
Dios Padre nuestro, aumenta nuestra fe
para que ella brille en medio de la oscuridad
presente en tantos momento de nuestra vida,
y para que ella nos impida caer en el desánimo o cansancio.
Que la fe que Tú, Padre, nos regalas cada día
nos consuele en los momentos de dolor o dificultad,
y nos ayude, también, a llevar esperanza a todos los que sufren.
Tú que eres Padre Bueno y Todo Misericordia,
llena nuestros corazones de tu Paz, Bondad y Amor
para ser fieles servidores tuyos, cumpliendo siempre tu Voluntad,
y la misión que nos encomiendas a cada uno de nosotros.
Te damos Gracias, Padre nuestro, porque Tú nos sigues llamando
a dar testimonio valiente de nuestra fe sincera
a través de buenas obras y compartiendo tu Amor. Amén.

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

A veces creemos que por "llamarnos" cristianos, el tener fe ya nos viene implícito. Sin embargo, la fe es algo que se cultiva en el día a día. Es como si nos hubiesen regalado la más delicada flor a la que, para que no se marchite, nunca puedes dejar de prestar atención y cuidados adecuados. Pero para poder hacerlo hemos de saber cómo y cuáles son esos cuidados.
Te invitamos durante esta semana a:
-CONOCER tu FE: preguntándote cómo es tu fe, qué está influyendo en que aumente o qué está contribuyendo a que no crezca o mengüe. Te puede ayudar el leer algún libro de espiritualidad que te haga reflexionar, cuestionarte…
-CUIDAR tu FE: aumentando el tiempo y la intensidad (calidad) de la oración, porque solo desde ella harás a Dios protagonista de tu vida, desamarrándote de otros "dioses". Pídele, como los apóstoles, que te dé más fe.
-SEMBRAR tu FE: con actos que te lleven a ser portador de manera directa de aquello en lo que crees (enviando algún testimonio personal o algún escrito sobre la fe a tus contactos via internet, a la hoja parroquial o algún periódico local, organizando alguna charla…)
-AGRADECER tu FE. Poniendo en un lugar visible la frase "NO HICE MÁS QUE CUMPLIR CON MI OBLIGACIÓN", para que al verla recuerdes que lo que fluye en tu hacer diario desde la fe es fruto de lo que Dios te regala, obra suya… motivo de agradecimiento.

PARA CANTAR
(hombre casado, espera un hijo, cantautor y productor de música cristiana)

La invitación de hoy es a dejarse llevar y confiar por Dios, Él ya confía en tí, Él no te va ha dejar, pídele que aumente tu fe pero con la confianza, como dice la canción, de que siempre te dará motivos para mantenerte en pie... Escucha esta canción pensando que es Jesús quien te habla... luego díselo tú a Él.

CANCIÓN: "Mi confianza" Luz Casal
 

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

rosita27 rosita27
el 3/10/10
La luz de Cristo ilumina ntra, fe nos ayuda a compartirla en la fam: vivirla con la esperanza y confianza en el amor a Dios. Señor que no seamos sordos a tu voz, aumentanos la fe y ayudanos a no tener verguenza de vivir la fe en ti. Gracias hnos en Cristo Dios los bendiga.
Me gusta 0
SARAMINA SARAMINA
el 3/10/10
GRACIAS
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.