icono estrella Nº de votos: 0

Comentario seglar el Evangelio del Domingo 19 de Septiembre de 2010

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 16, 1-13


No podéis servir a Dios y al dinero

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Un hombre rico tenía un administrador, y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes.
Entonces lo llamó y le dijo: "¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido."
El administrador se puso a echar sus cálculos:
"¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen
de la administración, encuentre quien me reciba en su casa. "
Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo y dijo al primero: "¿Cuánto debes a mi amo?"
Éste respondió: "Cien barriles de aceite."
Él le dijo: "Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta."
Luego dijo a otro: "Y tú, ¿cuánto debes?"
Él contestó: "Cien fanegas de trigo."
Le dijo: "Aquí está tu recibo, escribe ochenta."
Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz.
Y yo os digo: ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas.
El que es de fiar en lo menudo también en lo importante es de fiar; el que no es honrado en lo menudo tampoco en lo importante es honrado.
Si no fuisteis de fiar en el injusto dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras? Si no fuisteis de fiar en lo ajeno, ¿lo vuestro, quién os lo dará?
Ningún siervo puede servir a dos amos, porque, o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios
y al dinero."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)


Nos encontramos con una parábola de Jesús (de lectura opcional en la liturgia) y unas cuantas afirmaciones de Jesús sobre la riqueza.
Sólo en este trozo del evangelio, y también en una frase de Mateo, sale la palabra mammona para referirse a la riqueza, al dinero. Mammon era considerado un dios (un ídolo). De ahí que Jesús presente la alternativa de servir al Dios verdadero o a ese dios falso.
Y además, por dos veces adjetiva a mammona con una palabra que habla de su maldad, que la liturgia traduce de distintas formas: "el dinero injusto", "el vil dinero".
La parábola de Jesús da frecuentemente a interpretaciones erradas, pues su lectura no es sencilla. En definitiva, Jesús anima a sus seguidores a ser sagaces, como se recomienda en otras partes del Nuevo Testamento y que puede ver aquí.

PARA VER
(Autorizado por el autor,  Pachi en www.diocesismalaga.es)





COMENTARIOS DE SEGLARES
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE EL PARO
(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)


¿Cómo se le explica a un hambriento que la comida no es lo importante cuando su estómago no cesa de rugir...? o ¿Cómo se le explica a un desempleado que el dinero no es el fin del trabajo cuando sólo puede pensar en las facturas que se van amontonando...? ¿Cómo no pensar en mis necesidades o en la de mi familia cuando se está en paro...?
Los dones que crecen son los que se ponen al servicio, y el dinero es sólo un préstamo transitorio de los bienes de los que Papá Dios nos hace administradores. Señor quiero obrar en tu nombre en lo poco y ser capaz de administrar audazmente tus bienes.
Gracias Señor porque en estos momentos de búsqueda constante de ingresos me recuerdas que no se trata de cuánto, sino de cómo. Gracias Señor por probarme, al igual que el oro “se prueba con fuego” así deberé obrar para Tu Gloria.
 
DESDE LOS NECESITADOS
(mujer, casada, con cuatro hijos, voluntaria de Cáritas)


Puedo ver reflejadas en este evangelio, a las personas necesitadas, pues he podido comprobar cómo agudizan su ingenio para seguir adelante y sobrevivir.
Me pregunto entonces, si no podríamos aprender de ellas,  a la hora de administrar los bienes que se nos han dado, para la construcción del Reino de Dios en este mundo.
De este modo daríamos testimonio visible y renovado de nuestra fe en los ámbitos en que nos movemos.  
Con este evangelio, Jesús nos sigue interpelando, en este momento, a que seamos astutos, valientes y que no nos instalemos en nuestras comodidades y bienestar.
Son muchas las personas  cercanas a nosotros,que sufren y Dios nos llama a descubrirlo en ellas.  Este mundo necesita  hijos de la luz que brillen por sus obras, y sus buenas
artes en medio de tanta desesperanza y oscuridad y así  el Reino llegue a todos los hombres.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal
)

“El que es de fiar en lo menudo también en lo importante es de fiar”.
Los padres sabemos bien que la educación de nuestros hijos es un largo camino que se inicia con pequeños pasos. “Lo menudo” constituye nuestra primera preocupación, que paulatina e inevitablemente va dejando paso a “lo importante”. Los valores que intentamos transmitir requieren de un lento aprendizaje. Incidiendo en lo pequeño (no mentir, compartir con el hermano, estar dispuesto siempre a ayudar, ser leales a los amigos…) podemos ayudar a nuestros hijos a ir forjando sus corazones para que, en un futuro, cuando las responsabilidades sean “grandes”, también sus comportamientos y actitudes sean fieles a los valores evangélicos y no vacilen en servir a un solo amo: DIOS PADRE.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

¡Te alabamos y te bendecimos,
Dios Padre Bueno y Misericordioso,
porque Tú eres Todo  Gratuidad con nosotros!
Enséñanos Tú, Dios Padre nuestro, a valorar y a aprovechar
los bienes de la tierra que Tú nos concedes cada día,
para utilizarlos con honradez y generosidad en beneficio de todos.
Ayúdanos, Padre, a ser personas solidarias con nuestros hermanos
y haz Tú que nos impliquemos en nuestro mundo
para sensibilizar a todos en la justa redistribución de la riqueza
para que a nadie le falte lo necesario para poder vivir con dignidad.
Enséñanos a transmitir a todos nuestros hermanos
que la verdadera riqueza está en tu Palabra de Vida,
y sintiéndonos parte de Ti y en armonía contigo, Dios nuestro.
No permita nunca que el dinero ni los bienes materiales
nos alejen de la Vida que Tú nos regalas cada día.
Ayúdanos, Padre nuestro Misericordioso, a enriquecernos de Ti
y llénanos nuestro corazón de la riqueza que genera
la Escucha atenta de Tu Palabra, como nuestra Madre María.
Transfórmanos Tú, Dios nuestro, en alegres servidores de tu Reino
y en evangelizadores lleno de esperanza para compartirla con todos,
y para comunicar a todas las personas tu Buena Noticia.   Amén.


PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)


Nuestra sociedad está regida por un único señor, el “dinero”. Y casi sin darnos cuentas, nosotros, muchas veces, también estamos a su servicio. Es él el que rige lo que hacemos en una gran parte de nuestro tiempo. Y nuestra vida se organiza en su función. El dinero es necesario para vivir, es un medio, pero vivir se vive con muy poco. La mayor parte de nuestras necesidades son irreales, creadas, engañosas. Ante Dios, de lo que debemos rendir cuentas, es de nuestro trabajo a favor de los hermanos y no a favor de nuestra cuenta corriente. El objetivo fundamental de nuestra vida debe ser dejar el mundo un poco mejor de lo que lo encontramos. Y para ello hemos recibido gratuitamente un montón de bienes que debemos de administrar sin malversación de los mismos “somos más listos para los negocios que pertenecen al mundo, que para los negocios de la luz”.
Os invitamos durante esta semana a:
-Realizar una lista con los bienes que Dios te encomendó para administrar.
-Dad gracias cada día por alguno de esos bienes, reflexionar sobre cómo administrarlos de manera honrosa y tratad de ponerlos en práctica.
-Para liberarte del servicio al “dios dinero” te proponemos que te sacrifiques sin obtener alguna cosa que te apetezca o creas que necesitas y entrégalo a alguien que lo necesite más (reconduce tu vida para que el dinero que ganas también sea un bien al servicio).

PARA CANTAR
(hombre casado, espera un hijo, cantautor y productor de música cristiana)


El evangelio de este domingo es "demasiado" claro: ¡no se puede servir a dos dioses! No hay corazón humano que sea capaz de albergar en él dos formas de vivir contrapuestas... el dinero, lo material, el tener y el acumular no son ni serán nunca motivos para amar más y mejor, ni lugares para llevar al Dios del Amor, sino todo lo contrario. Con esta canción, que escribí ya hace algunos años, sólo quiero invitarte a reflexionar sobre qué cosas son tan importantes como para ocupar nuestras vidas. En este mundo y estos días todo está en venta, todo se puede comprar,... pero ¿la felicidad y el amor verdaderos se pueden conseguir con dinero? Esta canción: "todo lo que quiero", es una lista,con burla e ironía, de esas cosas, de esos afanes y de esos otros dioses que todos tenemos... puede que te sientas identificado porque adores a alguno tú también... habrá que buscar la forma de distinguir entre qué cosas son importantes y cuáles fundamentales. Jesús  nos da algo más que una pista: sólo Dios basta.

CANCIÓN: todo lo que quiero

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 3 comentarios

Comentarios

rosita27 rosita27
el 19/9/10
Pienso que si me hago servidor del dinero,este me aleja de Dios, en cambio si el dinero esta a mi servicio lo puedo compartir con los mas necesitados amando a Dios en mis hnos. Dios los bendiga
Me gusta 0
mishel mishel
el 24/9/10
esta muy banito lo que hacen
Me gusta 0
pedropedro pedropedro
el 29/9/10
hola! el link de la canción no va!!!
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.