icono estrella Nº de votos: 0

Comentario Seglar al Evangelio del Domingo Tercero de Cuaresma

Laiconet -

 

Lectura del santo evangelio según san Juan 4,5-42  

Un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna 

En aquel tiempo, llegó Jesús a un pueblo de Samaria llamado Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el manantial de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al manantial. Era alrededor del mediodía. Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y Jesús le dice: "Dame de beber." Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida. La samaritana le dice: "¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?" Porque los judíos no se tratan con los samaritanos. Jesús le contestó: "Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva." La mujer le dice: "Señor, si no tienes cubo, y el pozo es hondo, ¿de dónde sacas el agua viva?; ¿eres tú más que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?" Jesús le contestó: "El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna." La mujer le dice: "Señor, dame esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir aquí a sacarla." 

[Él le dice: "Anda, llama a tu marido y vuelve." La mujer le contesta: "No tengo marido." Jesús le dice: "Tienes razón, que no tienes marido: has tenido ya cinco, y el de ahora no es tu marido. En eso has dicho la verdad." 

La mujer le dice: "Señor,] veo que tú eres un profeta. Nuestros padres dieron culto en este monte, y vosotros decís que el sitio donde se debe dar culto está en Jerusalén." Jesús le dice: "Créeme, mujer: se acerca la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén daréis culto al Padre. Vosotros dais culto a uno que no conocéis; nosotros adoramos a uno que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero se acerca la hora, ya está aquí, en que los que quieran dar culto verdadero adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque el Padre desea que le den culto así. Dios es espíritu, y los que le dan culto deben hacerlo en espíritu y verdad." La mujer le dice: "Sé que va a venir el Mesías, el Cristo; cuando venga, él nos lo dirá todo." Jesús le dice: "Soy yo, el que habla contigo." 

[En esto llegaron sus discípulos y se extrañaban de que estuviera hablando con una mujer, aunque ninguno le dijo: "¿Qué le preguntas o de qué le hablas?" La mujer entonces dejó su cántaro, se fue al pueblo y dijo a la gente: "Venid a ver un hombre que me ha dicho todo lo que ha hecho; ¿será éste el Mesías?" Salieron del pueblo y se pusieron en camino adonde estaba él. 

Mientras tanto sus discípulos le insistían: "Maestro, come." Él les dijo: "Yo tengo por comida un alimento que vosotros no conocéis." Los discípulos comentaban entre ellos: "¿Le habrá traído alguien de comer?" Jesús les dice: "Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y llevar a término su obra. ¿No decís vosotros que faltan todavía cuatro meses para la cosecha? Yo os digo esto: Levantad los ojos y contemplad los campos, que están ya dorados para la siega; el segador ya está recibiendo salario y almacenando fruto para la vida eterna: y así, se alegran lo mismo sembrador y segador. Con todo, tiene razón el proverbio: Uno siembra y otro siega. Yo os envié a segar lo que no habéis sudado. Otros sudaron, y vosotros recogéis el fruto de sus sudores."] 

En aquel pueblo muchos [samaritanos] creyeron en él [por el testimonio que había dado la mujer: "Me ha dicho todo lo que he hecho."] Así, cuando llegaron a verlo los samaritanos, le rogaban que se quedara con ellos. Y se quedó allí dos días. Todavía creyeron muchos más por su predicación, y decían a la mujer: "Ya no creemos por lo que tú dices; nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que él es de verdad el Salvador del mundo.

 

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Los domingos 3º, 4º y 5º forman una unidad dentro de la Cuaresma, sus evangelios de los capítulos 4, 6 y 11 de Juan son unas catequesis bautismales (sacramento a celebrar en la Pascua) desde sus símbolos del agua, la luz y la vida.

Comentamos alguna nota de la versión breve del evangelio de este domingo tercero:

- Los samaritanos se había separado de los judíos (no se hablan: v. 9); los cismáticos habían establecido en el monte Garizím un templo alternativo al judío de Jerusalén. Jesús que ya había declarado nulo el culto en el templo de Jerusalén (Juan 2) ahora también declara sin valor el del templo de Garizím (v. 21).  Jesús inaugura un nuevo culto: "los que quieran dar culto verdadero adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque así es como el Padre quiere que se le dé culto" (v. 24). La razón es que "Dios es espíritu"

- Jesús ofrece su agua para que no se vuelva a tener sed: "el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un manantial capaz de dar la vida eterna" (v. 13). Jesús se refiere al Espíritu Santo que va a dar (en 20, 20). Ya en la tradición profética Dios es simbolizado como agua viva, frente al agua estancada que son los ídolos (ver Jeremías 2,13)

 

PARA VER
(Autorizado por el autor,  Fano en www.diocesismalaga.es)


 

COMENTARIOS DE SEGLARES

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

 

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

Con frecuencia ha llamado nuestra atención una actitud de Jesús presente a lo largo de toda su vida pública, una actitud de la que el Evangelio de este domingo también se hace eco: Jesús SE ACERCA…

Jesucristo no entiende de prejuicios, de enemistades, de lejanías… Él siempre SE ACERCA…derriba barreras y SE ACERCA, mira a los ojos y hace brotar en nosotros lo mejor que tenemos, lo que nos hace hijos de Dios, lo que nos asemeja a Él. Y SE ACERCA con especial predilección a aquellos que habitualmente provocan más rechazo en nosotros, a aquellos de los que más lejos nos mantenemos…

Si nuestros hijos aprendieran del Señor esta actitud de acercarse al otro, a TODOS los otros, aunque no sean la más bonita de la clase, el que mejor juega al fútbol, la que gusta más a los chicos… encontrarían que es en el encuentro con el otro, con el hermano, donde se halla ese don de Dios que llena una vida y le da plenitud.

 

PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con tres hijos, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Padre, que no me sacien otras aguas que las de tu Palabra,

que sepa siempre encontrar el camino de tu Fuente,
y renovar mis fuerzas y mi ánimo en el manantial de tu Amor.
Que rebose en mí tu presencia para hacerla visible en mi vida.
Señor, que tenga la sencillez de escucharte y reconocerte,
de sentirte y apreciarte, como la samaritana.
La serenidad de escuchar y descubrirte en la Palabra,
de emprender camino contigo, y de descubrir Contigo
que todos los días es tiempo de misión, de entrega generosa,
y oportunidad de amar y saberse amado.
Que me purifique tu agua, que me impulse tu Fuerza,
que me alimente tu voluntad, y me sostenga el don de la fe,
desde la gracia de ser hijo tuyo...
Ayúdame a vivirte dentro de mi corazón para testimoniarte,
Ayúdame a buscarte para hacerte encontrar,
ayúdame a escucharte para hacerte oír,
ayúdame a amar para hacerte amar...
Y que yo mismo sea como el agua para los demás,
y que Tú seas agua para mí,
y así sentir el frescor de tu ternura,
tener la perseverancia de cada gota,
y adivinar el resquicio por el que llegar al corazón y aliviar el alma.

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dios Padre Bueno y Misericordioso
danos Tú el Agua Viva de tu Salvación
que nos ayude a llevar la Buena Noticia a todos,
para que todas las personas puedan conocerte y amarte.
Danos Tú, Dios nuestro, un corazón generoso
capaz de comprender las circunstancias de cada persona
para no juzgar nunca a nuestros hermanos, sino amarlos.
Te damos Gracias, Dios nuestro, porque Tú calmas la sed
de nuestras insatisfacciones, y sólo Tú, Padre nuestro,
nos animas siempre a pesar de nuestros fracasos.
¡Sólo Tú, Dios nuestro, puedes darnos una vida plena!
Te pedimos, Padre nuestro, que nos des Misericordia
para que Tu Palabra de Vida renueve nuestros corazones
y sacie nuestra vida al compartirla con los demás.
Danos la capacidad de lograr comunicar a todos con ilusión
el gozo del Encuentro personal contigo, que calma nuestra sed, 
y que nos llena de esperanza, alegría y deseo de compartirlo.
Dios Padre Bueno, ten Misericordia de nosotros
y danos el don de sentir tu Espíritu en nuestros corazones
para poder comunicar a todos nuestra fe con alegría.  Amén.

 

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

En esta Cuaresma, el reflexionar sobra la figura de la samaritana y su encuentro con Jesús, nos ayudará en nuestro proceso personal de conversión.

"¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?"- Jesús no sigue los parámetros que marca la sociedad de su tiempo. Se acerca a todos aquellos que Él sabe pueden estar necesitados de su mensaje. Intentemos hacer nosotros lo mismo, sin rechazar a nadie, saliendo de nuestro círculo de relaciones.

“…El que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna"- Jesús jamás dejó de beber del agua viva de Dios. Los constantes momentos, en que se retiraba a orar, lo corroboran. Y de Él brotó un manantial que llega hasta nuestros días. Esa agua Jesús nos la ofrece. Bebamos del agua viva que nos da su Evangelio, su vida… para que también de nosotros brote un surtidor que salte y que nos lleve a decir "Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y llevar a término su obra”

Procuremos con ganas en estos días de Cuaresma que otros también crean en Cristo y en sus Palabras por las nuestras (“…muchos creyeron en él por el testimonio que había dado la mujer”) Acompañemos la palabra de nuestro ejemplo de vida, para que los que nos escuchen y vean, se conviertan, llegando al final a creer por lo que ellos mismos oigan, por sentirlo a Él como Salvador: "Ya no creemos por lo que tú dices; nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que él es de verdad el Salvador del mundo."

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

rosita27 rosita27
el 26/3/11
El Evangelio es un manantial d agua viva q al escucharlo nos quita la sed y nos ayuda a seguir alegres ,compartiendo la buena nueva q es Jesucristo en ntras. vidas, y asi como la samaritana busco a sus hrnos. para hablarles d Jesùs y dar testimonio d su poder misericordioso, asi estamos invitados a compartir con el testimonio el amor misericordioso d Dios, alabandolo en Espiritu y verdad. gracias Dios bendiga su hermosa misiòn.
Me gusta 0
martha martha
el 27/3/11
Que gracia poder recibir estos comentarios y aportes al evangelio de cada domingo. Ustedes SON una fuente de agua viva que calma, en este mundo tan alterado, nuestra sed de espiritualidad.
Gracias!!
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.