icono estrella Nº de votos: 0

Comentario Seglar al Evangelio del Domingo I de Adviento - 2 de Diciembre de 2012

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 21, 25-28. 34-36

Se acerca vuestra liberación


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad.
Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación. Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre."

 

PARA VER
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)



COMENTARIOS DE SEGLARES

DESDE LA ESPERA DE LA VIDA
(mujer, casada, embarazada de 6 meses, con una hija, pertenece a movimiento seglar)

Parece que este pasaje del Evangelio podría estar hablando del tiempo presente. En verdad nos rodean tiempos de angustia y de miedo, todo a nuestro alrededor parece que invita al pesimismo, y al derrotismo, parece que se nos viene el mundo encima…Pero en medio de este caos en el que parece que  vivimos, Jesús nos lanza una invitación para comenzar este tiempo de Adviento, a levantarnos y alzar la cabeza, lo que se acerca es nuestra liberación. Hoy más que nunca es necesario hacer presente en el día a día esta puerta abierta a la esperanza. Tenemos que mirar el mundo con ojos distintos para ver en medio del caos a Jesús. Necesitamos en este tiempo más que nunca tener unas gafas nuevas que nos dejen ver lo bueno que nos rodea, y lo bueno que está por venir.
Para mí este Evangelio se hace especialmente presente;  al estar esperando un bebé y tener una niña pequeña, necesito el convencimiento pleno, el que nace del corazón, de que hay mucho bueno que ofrecer y que esperar. Es para mi casi una obligación vivir con la fe plena de que lo mejor está por venir, a pesar de que todo lo que nos rodee parezca indicar lo contrario. En general los cristianos, y en particular en este tiempo de Adviento que comienza, tenemos que ofrecer al hermano esta puerta abierta a la esperanza y a lo positivo.

DESDE LOS NECESITADOS
(hombre, casado, sin hijos, trabajador social de cáritas, pertenece a comunidad cristiana)

Comenzamos este nuevo Adviento con un evangelio que nos invita a realizar un camino de esperanza. Hoy en día tenemos motivos suficientes en nuestra sociedad para oir fácilmente la angustia de las gentes, pero nuestra esperanza como cristianos va mucho más lejos que cualquier esperanza del mundo, no depende de la economía, ni de los avances cientificos, nuestra esperanza esta centrada en la liberación. Y debemos ser conscientes de que esta liberación únicamente puede venirnos de Jesús.
Como seglares debemos estar atentos a la llegada del que nos da la libertad plena. Desde nuestra experiencia personal de sentirnos liberados por Jesús, ayudemos a las personas más angustiadas y necesitadas de nuestro entorno, trabajo o familia a estar preparados para la venida de nuestro Señor, no sólo prestándoles nuestra ayuda en las cosas terrenales sino acercandoles a participar activamente, desde la oración y las celebraciones, de este camino de esperanza que hoy comenzamos y que sólo en Jesús tiene sentido.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Señor y Dios nuestro,
porque tú vienes al mundo, hacia cada persona,
para quedarte con nosotros en el interior de cada corazón.
Gracias porque vienes a entregarnos tu Paz y Amor,
y nos ofreces generosamente la Salvación que Tú nos traes.
Te pedimos, Señor y Dios nuestro, que los agobios del mundo
y las obligaciones de cada día  no nos impidan nunca
estar atentos a tu Venida, ni nos impidan reconocer
tu Presencia en medio de nosotros y junto a los que sufren.
Ten Misericordia de nosotros y aparta de nuestro alrededor
todo aquello que nos impida alzar la cabeza para buscarte
y lograr verte a Ti, Señor, que nos traes la liberación.
Ayúdanos, Señor y Dios nuestro, a no caer en la tentación
de los vicios del mundo que intentan ahogar nuestra fe
para alejarnos de Ti y de la Paz que nos da tu Presencia.
Señor y Dios nuestro, Tú que eres Bondadoso, llena Tú
nuestro corazón de virtudes que fortalezcan nuestra fe
y que nos permitan compartirla y transmitirla a los hermanos.
Ayúdanos Tú, Señor y Dios nuestro, a estar en alerta,
vigilantes y bien atentos a tu Venida, para no despistarnos
con los acontecimientos y responsabilidades de cada día.
En este “Tiempo de Gracia” del Adviento que hoy comienza,
ayúdanos a buscar a menudo el Encuentro personal contigo,
a través de la oración, para prepararnos bien para tu Venida,
que es la que da verdadero sentido a nuestra existencia.  Amén

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Al leer la Palabra de Dios de este domingo nos ha venido la imagen del momento actual. Como nos dice el Evangelio, en la tierra ahora hay angustia de las gentes enloquecidas por el estruendo que causa la crisis (que podría asimilarse a un mar con gran oleaje). Los hombres están sin aliento por el miedo y la angustia, por lo que se le viene encima al mundo. Nosotros hemos de tener cuidado que no se nos embote la mente con los agobios de la vida. Porque nos dice también el Evangelio que habrá signos en el sol, la luna y las estrellas, que veremos al Hijo del Hombre venir con gran poder y majestad. Y nos sigue diciendo que hemos de estar atentos, despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que venga y mantenernos en pie ante el Hijo del Hombre. Para vivir esta semana primera de adviento os sugerimos duplicar las “dosis de ORACIÓN”, ampliar el tiempo que dedicamos a estar “conexión” con el Padre. Hemos de priorizarlo en nuestra agenda, darle un espacio sagrado para que podamos mantenernos atentos (y despiertos) a los signos que nos vienen de Dios. Desde la oración nos llegará la fuerza necesaria para no caer y vivir el día a día desde la fe y la voluntad del Padre.
Mantengámonos ALERTA, sin que nada entorpezca nuestra mente. Lo que da sentido a nuestra vida y le da plenitud son acontecimientos muy sencillos que requieren de una actitud personal de disposición a la escucha. El adviento adquiere relevancia porque en la medida que estemos EN VELA, pendientes de la venida de Dios, de su presencia, podremos descubrir su acción en nuestra realidad y podremos comprenderla como aquella que nos libera y no llena de gozo.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

benjmo benjmo
el 30/11/12
Agradecerles sus comentarios a partir de la situación que están viviendo.
Me gusta 0
rosita27 rosita27
el 1/12/12
Estar siempre en oración , con la confianza en Dios y no perder la fe en momentos de angustia y miedo Jesúcristo viene , Él quiere que le dejemos entrar en ntra. vida confiando en su misericordia y estando en comunicacion con la oración y el amor.(Gracias bendiciones )
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.