icono estrella Nº de votos: 0

Comentario seglar al Evangelio del domingo 26 de Septiembre de 2010

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 16, 19-3
1

Recibiste bienes y Lázaro males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces
 
En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: "Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día.
Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico.
Y hasta los perros se le acercaban a lamerle las llagas.
Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán.
Se murió también el rico, y lo enterraron. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó: "Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas. "
Pero Abrahán le contestó: "Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces.
Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que no puedan cruzar, aunque quieran, desde aquí hacia vosotros, ni puedan pasar de ahí hasta nosotros."
El rico insistió: "Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evites que vengan también ellos a este lugar de tormento."
Abrahán le dice: "Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen."
El rico contestó: "No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos, se arrepentirán.
Abrahán le dijo: "Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto.""

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)


Mismo capítulo y mismo tema que el domingo anterior: la gestión de la riqueza.
La historia del pobre Lázaro y del anónimo rico (que no dice que se llame Epulón) es más compleja de lo que aparenta. Trata diversos asuntos:
1. Las consecuencias eternas que tiene la relación con la riqueza. La historia da una justificación compensatoria: "recuerda que recibiste tus bienes en vida".
2. Lo decisivo que resulta escuchar la Palabra de Dios (la ley y los profetas) para la salvación. Ninguna señal cambiará el corazón de la persona que no quiere escuchar.
3. Al final se alude a la resurrección de los muertos, una cuestión controvertida en aquellos tiempos. Seguramente se refiera a la de Jesucristo y cómo ésta no va a provocar
la fe en quien no quiere aceptar la revelación de Dios.

PARA VER
(autorizado por su autor Pachi, en www.diocesismalaga.es
)


COMENTARIOS DE SEGLARES
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE EL PARO
(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)


“… ni aunque resucite un muerto” ¿Cuántos signos de convertir habré pasado inadvertidos?
¿Cuántas señales que apremian un cambio dejo atrás cada día? Aún en momentos de inestabilidad económica reconozco mi soberana abundancia de bienes, de dones…
¿Seré yo algún día como aquel pordiosero desarraigado que pide en el barrio? ¿Empezó su historia de “Lázaro” perdiendo acaso su empleo, después una adicción quizás…, descuida y daña  entonces a su familia, después sus amigos, y ya nunca se recupera? ¿Nadie es capaz de ver en él un signo vivo de alarma en su propia vida o en su propia familia? ¿Por qué no actúo?
Soy responsable de administrar lealmente los bienes que poseo…. ¿cómo es que me creo que me pertenecen? ¿Sólo porque trabajé para obtenerlos? ¿Acaso no fueron todos un regalo de Papá Dios? ¿Elegí yo nacer en el cómodo primer mundo? ¿Elegí yo acaso disponer de mis necesidades cubiertas desde que recuerdo y poder así desarrollar las capacidades que generaron esos bienes?
Sólo el que se libera de la propiedad podrá repartir convenientemente sus dones. Sólo el que vive con fe el desprendimiento de la comodidad y de la seguridad será pleno en su felicidad. Sólo el que escucha la Palabra y la practica.


DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)


El rico Epulón disponía de todos los bienes materiales que su dinero era capaz de proporcionarle. Sus preocupaciones, sin embargo, no parecían tener otro horizonte que su propia persona. Comenzaban y terminaban en él mismo, incapaz de reparar siquiera en la presencia de quien, a escasos metros de él, yacía sin nada que llevarse a la boca. Frente a esa actitud egoísta, carente en definitiva de amor, se alza la voz de Jesús y su compromiso con el prójimo que más necesita, con el prójimo que no cuenta. ¿Cómo podemos transmitir esta enseñanza a nuestros hijos si vivimos en una sociedad donde tan sólo “vale” el que tiene, ya sea fama, dinero, poder, “brillo”…? Pues precisamente tomando como ejemplo, modelo y referente a Jesús, procurando - nosotros los padres los primeros - vivir de forma acorde a su mensaje, inculcando a nuestros hijos que el “ser” importa más que el “tener”, enseñándoles a mirar con el corazón al compañero, al amigo, al prójimo, sin detenerse en lo material, y siendo capaces de transmitirles que nuestras “riquezas”, las que sean, sólo encuentran sentido y justificación cuando están ordenadas al bien común y puestas a disposición de quien nos necesita.
 

DESDE LAS PERSONAS SIN HOGAR
(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)


Con cuarenta y muchos años, más de la mitad de ellos enganchado a la heroína y ejerciendo la prostitución, se dio cuenta de que era el momento de tomar una decisión: suicidarse o luchar por salir del pozo en el que se encontraba. No le faltaban penurias que contar y el sufrimiento era lo cotidiano; sin embargo, decidió cambiar el rumbo de su vida el día que un perro le orinó en la cara cuando yacía semiinconsciente en una acera. Aquello había sido demasiado. Se sintió tan asqueado de sí mismo, que sacó fuerzas de flaqueza y decidió darse una oportunidad. ¿Por qué no iba a poder también llevar una vida digna? Luchó por ello, enfrentándose a la droga, a la enfermedad, a la vergüenza de mendigar y a la soledad. Nadie le acompañó durante su calvario, salvo el Corazón de Jesús y el Corazón de María, a los que atribuye la esperanza y las fuerzas que le posibilitaron lograr su ansiado hogar. La casa que consiguió a través de Asuntos Sociales, aunque bastante pequeña, era lo suficientemente digna para una persona. Me hubiera encantado terminar esta historia de la misma manera que lo hacen los cuentos de Disney, pero por desgracia, un asunto del pasado ha llevado a Jose a prisión y le ha arrebatado la vida que se había comenzado a labrar. Todo ha vuelto al principio, pero al menos ahora no está solo. Las cartas que nos envía no ocultan la desesperanza y el sufrimiento, pero confiamos en que las nuestras le animen y le ayuden a pasar este trance. Pensé que hoy era el momento de contar la historia de este amigo, de un valiente anónimo despreciado por la mayoría. Lamentablemente la historia de Lázaro se sigue repitiendo.

PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con tres hijos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)


Padre, que escuche y sepa descubrir y seguir a quien anuncia y testimonia tu Palabra.
Que se ablande mi corazón y mi alma sea permeable a tus signos, a tu Mensaje...
Que cale en mí tu propuesta,
Que sea sensible a tus señales, a tu presencia,
Que no pasen desapercibidos en mi vida los instrumentos a través de los que te haces visible.
Señor, que siga el camino que Tú marcas para mí,
que no demore mi respuesta,que no espere las palabras que me convienen,
si no que sea capaz de interiorizar y vivir tu Evangelio...
Que mi vida, Señor, sea también llamada, mensaje y Palabra de tu Buena Noticia,
para aquellos que me rodean,
y que desde mi vida Contigo sea capaz de testimoniar los pasos que me permiten seguir tus huellas.
Que no olvide, Padre, el examen final del amor, de la solidaridad, del compromiso, de la generosidad...
Al que desde hoy y desde siempre estoy llamado para descubrir en cada uno de esos gestos y valores, tu propio Amor,
que se vierte sobre mí para acabar rebosando en mis hermanos.

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dios Padre nuestro, Tú que eres Bueno y Misericordioso,
enséñanos a mirar a nuestro mundo y a nuestros hermanos
igual que Tú lo haces, con mirada misericordiosa,
y llena de esperanza, caridad, ternura y consuelo.
Danos la capacidad de ver con claridad a los hermanos que sufren
para acogerlos con cariño, ser cercanos a ellos y llevarles consuelo.
Perdónanos, Padre, las veces que en medio de nuestro egoísmo
no hemos ayudado a nuestro hermano ni lo hemos socorrido.
No permitas que en nuestra sociedad crezcan más injusticias
ni  más desigualdades en la distribución de los bienes de todos.
Perdónanos todas las veces que ignoramos el dolor ajeno
y las necesidades de los que viven a nuestro alrededor.
Haz de nosotros personas sensibles al sufrimiento del hermano,
para recordar a cada momento, Dios Padre Misericordioso,
que los empobrecidos, marginados y excluidos de nuestra sociedad,
son tus favoritos y los primeros en tu Reino de Amor y Salvación.
Padre Bueno, líbranos de la avaricia, del mal uso del dinero,
consumismo desenfrenado y derroche de los bienes materiales.
Enséñanos a valorar todo lo que Tú nos regalas a diario
y haznos descubrir la alegría de compartir los bienes con los demás.
Tú que eres Todo Misericordia, no nos dejes caer en la tentación
de la insolidaridad ni de la indiferencia al dolor y sufrimiento.
Danos entrañas de misericordia para amar como Tú nos amas.
Padre Bueno, transforma nuestros corazones de piedra
en corazones llenos de tu Amor y compasión,
Dios Padre nuestro,  ábrenos los ojos para poder ver Tu Rostro
en el rostro de cada uno de nuestros hermanos que sufren,
y para verte a Ti presente en el corazón las personas más débiles
y que más necesitan de nuestra ayuda y comprensión.  Amén.

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)


No sé a vosotros, pero estas "historias" del infierno me ponen los pelos como escarpias. Lo malo es que nadie a venido desde allí
para contárnoslo en persona y no nos queda más remedio que echar mano, otra vez, de la fe en Jesús. Pero hay algo curioso, en el evangelio aparece el mismo número de veces el cielo y el infierno, luego, tendrá su importancia.  Consideramos a Dios- Padre como el culmen del Amor, de la misericordia,... y podemos llegar relativizar la existencia del castigo eterno. La parábola de hoy es muy clara, y... "Cuando veas las barbas del vecino cortar, pon las tuyas a remojar". Revisa cuales son tus gastos superfluos, tus prioridades económicas, tu falta de confianza en la providencia, tu forma de vivir, si te sientes austero (=libre) o consumidor(=atado siempre de una necesidad)
Mira, todos tenemos hipotecas, nuestros trabajos, con esto de la crisis, no están ni mucho menos seguros, los niños exigen gastos poco previsibles a veces... ¿Qué solución le damos si no nos sobra el dinero pero queremos agradar a Dios?
De primeras, podíamos empezar a ser algo más austeros por ejemplo con los placeres que nos da la comida. Vamos a privarnos alguna vez de aquella delicatessen que nos gusta tanto, de esa cervecita tan buena (las otras también están buenas), de ese restaurante algo carillo...Y ese sacrificio, que tenga respuesta, lo que me he ahorrado, al bote de nuestra aportación. Quizás algunos días podemos ir andando sin coger el autobús, no comprarnos alguna ropa y en cambio reciclar o arreglar algo. O mira, quítate del tabaco, por qué no.
 
PARA CANTAR
(mujer, casada, una hija, trabaja, cantaautora, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

Sucedió que Dios y Abrahán hablaron un día sobre esta parábola de Jesús, y acordaron hacer una prueba: "Vamos a enviar algunos muertos a la tierra para que los vivos, al verlos, se arrepientan y cambien de vida." Fue entonces cuando aparecieron los fantasmas. Cuando los vivos los vieron, se asustaron mucho, pero como no recordaban la parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro, no cambiaron de vida. A los que decían que veían fantasmas los encerraban por locos, por lo que se puso de moda decir que los fantasmas no existían. Desde entonces hay algunos fantasmas por ahí sueltos esperando remover alguna que otra conciencia. ¿Te has encontrado con alguno, por casualidad?
Yo sí. Vino en forma de idea loca: esta canción que se compuso en 1985 para luchar contra la hambruna de África y Latinoamérica, y cuyo dinero recaudado no fue a las gentes (Lázaro) sino a manos de gobiernos (algunos de ellos, dictaduras militares)... ¿Ni los fantasmas que veremos cantando nos ayudarán a cambiar de camino?
Cantaré, Cantarás

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

cathaline cathaline
el 24/9/10
me gusto mucho la forma como esta explicado,
soy catequista y si dios quiere seguire leyendo esta paguina gracias que dios los bendiga.
Me gusta 0
 rosita27 rosita27
el 25/9/10
Cuando escuchamos la palabra de Dios , el toca ntro, corazòn invitandonos a buscar y compartir con los màs necesitados, los bienes terrenales dandoles un poco de lo mucho que Dios nos da. Dios los bendiga
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.