icono estrella Nº de votos: 0

Comentario seglar al Evangelio del domingo 25 de Abril 2010, IV de Pascua

Coordinadora de Evangelio Seglar -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Juan 10, 27-30

En aquel tiempo, dijo Jesús: "Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las
arrebatará de mi mano.
Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre.
Yo y el Padre somos uno."

Palabra del Señor

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)
Jesús se pasea por el Templo en las fiestas de su consagración, cuando lo rodean los dirigentes judíos y con hostilidad le insta a que se declare Mesías.
Jesús les responde que ellos no son ovejas suyas y continúa su respuesta con el texto de este Domingo.
Él declara su unidad con el Padre, lo cual es hacerse Dios, y como consecuencia las ovejas de su Padre son suyas. Él, como el buen pastor que ha dibujado en este capítulo diez, da la vida por ellas. Por último advierte a los dirigentes que no podrán recuperarlas bajo su control.
Las condiciones para ser ovejas de Jesús son: escucharle y seguirlo.  
En el versículo siguiente al texto de este Domingo, los dirigentes intentan apedrear a Jesús, porque "siendo un hombre te estás haciendo Dios".
El versículo 29 tiene distintas variantes. El texto litúrgico ha optado por "Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos..." en lugar de "Lo que me ha dado mi Padre es superior a todo"

PARA VER
(Autorizado por el autor,  Pachi en www.diocesismalaga.es)

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
¿Conocemos a nuestro esposo o esposa? Sabemos lo que le gusta y le disgusta, lo que siente, como va a reaccionar ante algo, cuando debemos hablarle y cuando mejor callarnos y simplemente estar. Entendemos sus malos humos y disfrutamos de su maravillosa sonrisa. Nos basta una mirada para entender lo que lleva dentro. Y aunque no estemos junto a él o junto a ella, pase lo que pase, no nos lo arrebatarán de nuestras manos. Ni la muerte arrebatará lo que sentimos. Si eso es lo que nosotros vivimos en nuestras familias, con nuestras parejas, imagínate más grande, más inmenso, más gozo porque Dios siente lo mismo y mucho más; nos conoce y más todavía; nos cuida y nada nos arrebatará de su mano; nos ama y es eternamente.

DESDE EL TERCER MUNDO
(matrimonio con dos hijos, voluntario de ONG en país musulmán, trabaja en la misión, pertenece a comunidad cristiana)
El evangelio nos habla de CONFIANZA; a pesar de tener miedo, a pesar de haber venido a un país desconocido y no saber si estamos capacitados para aquello que nos encomiendan, debemos confiar en Dios y en que quiere lo mejor para nosotros y para los de nuestro alrededor. Vivir con una actitud de acogida a lo que nos llegue. Además, si confiamos nosotros transmitiremos confianza en las personas que nos rodean y que tienen situaciones de vida tan frágiles.
Para ello, lo primero que nos pide Jesús es ESCUCHAR su voz, estar atentos a esa voz que nos llama en cada situación y a través de cada persona para que actuemos según el evangelio.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Cuando son pequeños, nuestros hijos se fían completamente de nosotros: Los padres somos las personas más sabias del mundo (vamos, que si les decimos que la Tierra es plana se lo creen a pie juntillas y defenderán nuestra teoría. “Si, es verdad, porque me lo dijo mi padre”). Luego las cosas, como todos sabemos, van cambiando y se van formando su propio criterio.
Así deberíamos ser con Jesús, como niños pequeños, fiarnos de tal manera que al escuchar su voz le sigamos. Si le seguimos nadie nos arrebatará de su mano. Pero, claro ya hemos crecido y muchas veces queremos un dios a nuestra medida: Un dios que nos exija sacrificarnos, pero en lo que yo quiera; que nos pida darnos al prójimo, pero al que yo quiera; que nos invite a regalar nuestro tiempo, pero el que yo quiera… Y claro las reglas del juego no son así.
Ojalá nos dejemos guiar siempre del Pastor, aunque dudemos del camino.

PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con tres hijos)

Señor, que siempre reconozca tu voz entre los ruidos de mi vida,
que nunca suelte mi mano de la tuya para andar mis pasos,
que confíe, Padre, en la seguridad de que Tú me sostienes,
que sea capaz de abandonarme en tus brazos...
Gracias por conocerme, Dios mío,
por ocuparte de mí,
por acompañar mi camino,
por ofrecerme tu cobijo,
por darme paz, por cuidarme y atenderme,
por fortalecer y dar sentido a mis actos.
Padre, que asuma mi necesidad de Ti,
que busque en Ti aliviar mis temores, mis dudas, mis miedos...
que me aferre a tu mano poderosa y me fije en tu rostro cercano,
para no desfallecer, para no desistir de seguirte, de tu Palabra,
para tener siempre presente Tu Amor.


(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

¡Gracias Dios Padre Bueno
por tu infinita Misericordia
que hace posible que nada ni nadie
pueda separarnos de tu Amor!
¡Tú eres el Buen Pastor, nos cuidas con cariño
y nos llenas de alegría y esperanza
porque estamos siempre en tus manos!
Te damos Gracias, Dios Padre nuestro,
porque Tú, Creador del mundo, nos has regalado la vida
y sólo Tú, Dios Padre Bueno,
nos ofreces la vida eterna, que no se acaba nunca.
Gracias, Padre Bueno y Misericordioso,
por que tu Voz penetra en nuestro corazón y él la reconoce
para buscarte a Ti, siendo discípulo de tu Hijo Jesucristo.
Te damos Gracias, Padre, porque junto a Ti
podemos sentir tu cobijo y protección cada día.
Sólo en ti, Dios Padre nuestro,
está la Vida verdadera y la Salvación.
Anímanos Tú, que eres Todo Bondad, a ayudar
a las personas que aún no te conocen,
para que también ellas puedan escuchar tu Voz,
reconocerte, amarte y alabarte.  Amén.


PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
"Existe una Ley en esta vida, impresa en cada cosa. Es una Ley que mueve los astros del cielo, en un concierto de armonía. Y canta en la Naturaleza, cantan en los colores, canta en toda la Tierra.
El día deja el paso a la noche por amor; la noche saluda al día por amor; el grano cae en la tierra y muere por amor; la vida germina del surco de la muerte por amor. Esta es la Ley eterna: Ley de la vida, de un Dios que, por amor, creó cada cosa y escondió el amor bajo apariencia de muerte y de dolor..."
Tener la convicción de que todo forma parte de un engranaje perfecto, que toda funciona bajo la ley del amor, hace que uno se sienta seguro y sobre todo amado por Dios-Padre.
Esta semana, tratemos de vivir aceptando que todo lo que nos pase, lo permite Dios para nuestro bien. Aunque esté enmascarado bajo apariencia de muerte y dolor, detrás de todo está el amor de Dios que no quiere ningún mal para nosotros, es más, quiere que seamos felices en plenitud. Aprovechemos cada momento, cada situación, para decirle al Señor, " Si Tú lo permites, es para mi bien"; a pesar de que en muchas ocasiones no lo veamos claro, no importa, digámoslo, y seguro que, en la distancia del tiempo, descubriremos que, aquel acto de fe que tuvimos aquel día, en el que no entendíamos nada, y que tratamos de vivirlo por amor, se convierte en esos "hilos de oro" que unen cada vez más nuestra vida a la de Dios.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : ovejas, vida,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.