icono estrella Nº de votos: 0

Comentario seglar al Evangelio del domingo 11 de julio de 2010

Coordinadora de Evangelio Seglar -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 10, 25-37

¿Quién es mi prójimo?


En aquel tiempo, se presentó un maestro de la Ley y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba: "Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?"
Él le dijo: "¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué lees en ella?"
Él contestó: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo."
Él le dijo: "Bien dicho. Haz esto y tendrás la vida."
Pero el maestro de la Ley, queriendo justificarse, preguntó a Jesús: "¿Y quién es mi prójimo?"
Jesús dijo: "Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo.
Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él, y, al verlo, le dio lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino, y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente, sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo: "Cuida de él, y lo que gastes de más yo te lo pagaré a la vuelta." ¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los bandidos?"
Él contestó: "El que practicó la misericordia con él."
Díjole Jesús: "Anda, haz tú lo mismo."

Palabra del Señor

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Continuamos el mismo capítulo del domingo anterior. Es un diálogo sobre la vida eterna entre una "maestro de la Ley" -que actúa como un alumno- y Jesús -que actúa como un maestro-.
Tiene dos partes. El conjunto empieza con la pregunta sobre qué hacer (que el letrado hace para comprobar la sabiduría de Jesús), y cada parte termina con el imperativo de Jesús "haz": "haz esto y vivirás" (28) y "haz tú lo mismo". El mensaje del Evangelio se centra en el comportamiento, en ello se centra la última pregunta de Jesús:
"¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo?". En esa misma línea, llama la atención la minuciosidad con que se narra el comportamiento del samaritano con el herido: cada cosa que hace.
Ambas partes sigue el mismo esquema didáctico: intenciones del letrado - pregunta del letrado - contra pregunta de Jesús - respuesta del letrado -confirmación de Jesús. En la segunda parte se narra una parábola -única de Lucas- que introduce la contra pregunta.
En la primera cuestión el mismo "maestro de la Ley" se responde combinando dos citas de la Biblia (Deut. 6,5 y Lev. 19,18) sobre el amor a Dios y al prójimo, camino para tener la vida. Jesús con su respuesta muestra que en la Biblia se encuentra la fuente de la vida eterna.
Con la segunda cuestión, sobre quién es el prójimo, el doctor en la Ley quiere hacer ver que su primera pregunta es compleja y no queda resuelta con las citas anteriores sobre el amor.
En la parábola de Jesús se da una buena imagen del samaritano, al contrario que la que tienen sus paisanos y la demostrada hace  un par de domingos cuando no quisieron recibir a Jesús. Al escoger a alguien mal visto, frente a la buena fama del sacerdote y levita, Jesús hace caer en la cuenta que para tener vida eterna no vale  la buena imagen, la opinión de la gente, sino lo que se hace con las obras. Lo que anda es juego no son las teorías (quién es mi prójimo) sino la práctica (quién se hizo prójimo).

PARA VER
(Autorizado por el autor, Pachi en www.diocesismalaga.es)

 

 

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
En estos días locos por el mundial de fútbol aprovechamos para que los niños, viendo los partidos, aprendan lo que es la labor en equipo. Cómo cada uno tiene una responsabilidad que practicar, un puesto en el que debe estar por si debe defender, tener la oportunidad de meter gol, de pararla, de pasarla. Cada uno tiene su cometido: entrenador, capitán, defensa, delantero, portero,.. Si cada uno hace lo que debe hacer, el juego es limpio, rueda el balón y si el contrario hace lo propio el partido es perfecto, por supuesto que haya algún gol. La vida es igual, se gana y se pierde, pero se juega en equipo, pensando en el otro y haciendo lo que debemos hacer. Lo más importante es cómo estamos jugando nuestro partido de la vida: ¿jugamos amando al Señor con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, con todas nuestras fuerzas, con todo nuestro ser? ¿Amamos a nuestro prójimo como a nosotros mismos?

PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con dos hijos)

Padre, que mis obras sigan siempre a mis palabras...
Que mis palabras sean el anuncio de mis actos,
y mis actos el testimonio de mi fe...
Que me asista tu Espíritu para ser capaz de descubrir siempre a mi prójimo,
para ser capaz de atender sus necesidades...
para no dudar en desviar mi camino, mi objetivo para auxiliar a quien me espera...
Señor, que mis ojos no sólo miren sino que vean a quien precisa mi presencia...
Que sea sensible a los que me rodean,
que me perturbe su voz, su dolor...
que escuche su llamada,
que me mueva dar una respuesta,
abrir mi puerta...
Padre, acompaña los pasos de mi camino
para que no me pase desapercibida la necesidad
de los prójimos que Tú me enseñas.
Señor, Tú que me enseñas que la misión es el camino,
y que en el camino está la misión, impulsa mis pasos,
sostén mi fe, y ablanda mi corazón y mi mirada,para ser capaz de dar y de darme como el samaritano.


(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Señor, Tú que eres Dios Padre Bueno,
danos un corazón sensible
para saber mirar y ver con ternura
a nuestro prójimo que más sufre.
Danos Tú, Señor, un corazón solidario
que se conmueva ante el sufrimiento
de nuestros hermanos que más nos necesitan.
¡Te damos Gracias, Dios Padre nuestro,
porque Tú nos amas sin condiciones
y nos entregas cada día tu cariño y Ternura!
Te pedimos, Padre Bueno, que Tú nos ayudes
a ser portadores y reflejo de tu Amor en el mundo.
Padre nuestro, Tú que eres Todo Misericordia,
danos un corazón misericordioso y compasivo
que logre amar a nuestro prójimo generosamente,
para que así, juntos, podamos amarte a Ti, Dios nuestro,
con todo nuestro corazón y con toda nuestra alma. Amén.


PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Este evangelio es de los más concretos para vivir, y Jesús lo explica  didácticamente. Muchas veces, para los que trabajamos en la calle, en contacto con personas diversas a lo largo del día, tenemos que hacer un ejercicio de "reiniciarnos" como los ordenadores cada vez que atendemos a una persona distinta. Cada persona tiene un valor inmenso, que nada ni nadie podrá cuestionar, es un hijo de Dios. Cuando estés atendiendo a la gente, y van pasando, uno tras otro, y te sientas cansado, piensa que esa persona tendrá sus problemas en casa, igual tiene una hipoteca que no puede pagar, puede estar sufriendo una enfermedad, no pasar por un momento personal idóneo... pero lo que te plantea, es su problema, y quiere que se le atienda con la máxima atención, educación, simpatía y por último, profesionalidad perfecta. Y cada uno nos necesita al 100%.  Eso necesita un ejercicio mental y psicológico que sólo la fe es capaz de proporcionar. El hecho de intentar ver a Jesús en el otro, el romper las etiquetas que tenemos en el "disco duro", mirarlo "con ojos nuevos"... eso es evangelio puro y duro. De esa manera, nuestras relaciones darán un salto de calidad, alguien llegará y nos preguntará por qué hacemos así, y llegará a confiarnos cosas hasta ahora impensables. Feliz semana, y procuremos decirnos: "Cada uno, tiene un valor inmenso, irrepetible, y te lo doy todo"


PARA CANTAR
(mujer, casada, una hija, trabaja, cantaautora, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)
Algo que siempre me deja claro este Evangelio, es que yo soy el prójimo, no lo es el que se me acerca... Y la imagen que me debe quedar clara también es la de que aquello que le hago a los más pequeños, se lo hago a Jesús. Por lo que yo soy el prójimo del Señor.
Por eso, he escogido esta canción de Jesús Adrián Romero, que se titula "Ayer te vi".... si miráramos a los más pequeños como si fueran Él, estoy segura que este mundo iría mucho mejor.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : projimo, samaritano,
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

rosita27 rosita27
el 11/7/10
Le fallamos a Dios sobre todo en el mandamiento del amor ,como padres de fam. como hijos, como abuelitos,vecinos, etc. Viendo el video "ayer te vi" senti tristeza, porque apesar de que Jesùcristo nos dice: "Anda y haz tù lo mismo", nos justificamos ignorando los problemas de ntros hermanos que sufren y que son ntros projimos. Le pido a Dios me permita ser solidaria como el buen samaritano ,Dios los bendiga .
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.