icono estrella Nº de votos: 0

Comentario seglar al Evangelio del domingo 1 de agosto de 2010

Coordinadora de Evangelio Seglar -

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN San Lucas 12, 13-21

Lo que has acumulado, ¿de quién será?


En aquel tiempo, dijo uno del público a Jesús: "Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia."
Él le contestó: "Hombre, ¿quién me ha nombrado juez o árbitro entre vosotros?"
Y dijo a la gente: "Mirad: guardaos de toda clase de codicia. Pues, aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes."
Y les propuso una parábola: "Un hombre rico tuvo una gran cosecha. Y empezó a echar cálculos:
¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha."
Y se dijo: "Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el grano y el resto de mi cosecha.
Y entonces me diré a mí mismo:
hombre, tienes bienes acumulados para muchos años; túmbate, come, bebe y date buena vida."
Pero Dios le dijo: "Necio, esta noche te van a exigir la vida. Lo que has acumulado, ¿de quién será? "
Así será el que amasa riquezas para sí y no es rico ante Dios."

Palabra del Señor

Cristiano en Verano

Peregrino del Camino de Santiago
(por hombre, soltero, trabaja y pertenece a comunidad cristiana)

Cuando alguien se prepara para hacer el Camino de Santiago, es fundamental seleccionar qué cosas va a llevar en la mochila, para que el equipaje no se convierta en algo pesado que dificulte su caminar y le impida disfrutar de los lugares por los que va a pasar y de la gente que va a conocer.
Algo parecido ocurre en el Camino de la vida. Cuando centramos todo nuestro interés en lo material, en ‘tener cuanto más mejor’, nos estamos privando de saborear el día a día, lo mucho o poco que tenemos, y lo que nos guía es una angustia y una preocupación por acumular para el futuro.
La verdadera riqueza de nuestra vida no depende de cuánto hemos ganado o cuánto hemos comprado o gastado, sino de cómo la hemos vivido, cuánto hemos compartido, cuánto hemos amado.
Tras haber hecho la mochila, el peregrino comienza a andar; si resulta entonces muy pesada, decide qué cosas va a dejar para seguir avanzando en su camino. En nuestra vida sucede lo mismo. Frente a la codicia que nos va alejando del Padre y de los hermanos, a veces sin casi darnos cuenta, el ir compartiendo lo que somos y lo que tenemos nos acerca a ellos.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : verano, evangelio,
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

rosita27 rosita27
el 3/8/10
Es bello caminar confiados en Dios, dejando la avaricia y viviendo el dia compartiendo en fam: lo que Dios nos da , la vida que no tiene precio la unidad en el amor y paz, pues lo ùnico que llevamos ante Dios .(Gracias hnos Dios los bendiga, me gusta cuando hay canto y oraciòn, ¿......?
Me gusta 0
mariana!! mariana!!
el 4/8/10
gracias por el comentario jeejeje me sirvió demasiado!
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.