icono estrella Nº de votos: 0

Comentario Seglar al Evangelio del 9 de Enero de 2010, Bautismo del Señor

Coordinadora de Evangelio Seglar -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Mateo 3,13-17

Apenas se bautizó Jesús, vio que el Espíritu de Dios se posaba sobre él


En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Pero Juan intentaba disuadirlo diciéndole: "Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?" Jesús le contestó: "Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así lo que Dios quiere." Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía: "Este es mi hijo, el amado, mi predilecto."

Palabra del Señor

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Jesús es sumergido ("bautizado" en griego) por Juan en el Jordán. Es el río que el pueblo de Dios atravesó para llegar a la tierra prometida.
Juan reconoce con humildad la superioridad de Jesús por lo que intenta evitar bautizarlo. Pero Jesús le responde con una frase que puede ser interpretado de diversas maneras y que la liturgia ha optado por traducir así: "es necesario que así cumplamos todo lo que Dios quiere". El original dice: "cumplamos toda justicia". Ciertamente la idea de fondo es que el proceder de Jesús y el de Dios están en sintonía.
Después de ser bautizado, Jesús tiene una visión (que no parecen percibir los demás). Los cielos se abren: en la literarua del tiempo, eso ocurre cuando Dios va a dar una aclaración de lo que está pasando.
El Espíritu de Dios desciende sobre él. El Espíritu sobre las aguas aparece en el Génesis, antes del comienzo de la creación. Así Mateo nos indica que Jesús va a iniciar una nueva creación.
Lo hace en forma de paloma, algo inusual en los libros bíblicos, y que recuerda la paloma con la rama de olivo que significaba el fin de las aguas del diluvio.
Se oye la voz de Dios que declara a Jesús como su hijo. La expresión "mi hijo" se usa en el Antiguo Testamento para designar al pueblo de Israel o a su Rey. Así se muestra a Jesús como el que inicia un nuevo Pueblo de Dios, con el Rey esperado.

PARA VER
(Autorizado por el autor Pachi en www.diocesismalaga.es)



DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
Que escándalo entre los seguidores de Jesús, incluso para sus apóstoles. La persona que ellos aceptaban como el Mesías, que se suponía había de ser alguien superior, sin mancha, puesto en la fila de los pecadores y sometido, por Juan, a un bautizo de penitencia.
Señor, además de darnos ejemplo de humildad, te hiciste solidario con los pecadores; Tú aceptas la misión de salvarnos cargando con nuestros pecados. Ante la extrañeza de Juan el Bautista Tú le respondes “Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere”. Nos dejas bien claro que debemos cumplir aquello que Dios nos pide, que para Ti era el camino de la Cruz. Difícil misión aceptaste, pero tenías que indicarnos el camino.
Que complicado es, para nosotros, llevar a la práctica todas tus enseñanzas. Muchas veces  actuamos con prácticas externas, pero sin conversión. Nos comprometemos con las personas más agradables, ricas o inteligentes, ignorando, cuando no rechazando, a los mas insignificantes y necesitados, porque nos resulta agradable y placentero. Ayúdanos, Señor, en nuestra lucha por seguirte, porque solos desfallecemos y tiramos bastante fácilmente la toalla.
Señor, te pedimos, igualmente, ayuda para nuestros nietos. Anímanos a todos los abuelos para que, diariamente, te pidamos protección para ellos. No los dejes de Tu mano, que te escuchen y te sientan junto a ellos y hazlos dóciles a tu voluntad.

POR UN AMA DE CASA
(mujer, casada, con cinco hijos, pertenece a comunidad cristiana de matrimonios)
“Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?”
Estamos necesitados de poner en práctica nuestro propio bautismo. Muchas veces Jesús nos pide que seamos “bautizadores” para los demás. Si el bautismo nos convierte en sacerdotes, profetas y reyes ¿lo estamos llevando a cabo? No hay que ir muy lejos ni hacer grandes cosas para “bautizar”, para hacer que el que tengo al lado se sienta hijo de Dios y amado en toda su inmensidad por él. Sentirnos miembros de la Iglesia (tan atacada por todos, pero tan fecunda y llena de amor), sentirla como propia nos puede costar más. Pero basta con que le dediquemos una parte del tiempo que no nos sobra para que la queramos como familia nuestra que es.


PARA REZAR
(hombre, casado, trabaja, con tres hijos, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Señor, que me ilumine la luz de tu humildad,
que la pasión por la Palabra de Jesús guíe mis pasos,
que me sostenga la fe en tu Voz, en tu mensaje...
Que confíe en tu cuidado, en tu amor sin condiciones.
Padre, que sea capaz de apreciar y de contemplar tu testimonio en quienes me quieren,
que sepa amar para proyectar tu presencia en mí,
que se alimente mi fe con los rostros y los gestos que acompañan mi vida.
Que el signo de tu encarnación y tu Bautismo,
sean impulso para mi esperanza, para mi misión, para mi compromiso...
Que sean la imagen incesante, de que de tu mano siempre puedo volver a empezar,
reemprender el camino, superar obstáculos, marcarme nuevos objetivos, perseguir los de siempre...
Que no pierda la referencia de tu Evangelio,
que me aferre a tu Amor, que se me presenta en mil gestos,
en mil caricias, en millones de palabras, en miles de situaciones...
Que sepa reconocerte siempre, Dios mío, en lo sencillo, en lo pequeño...
que se mantenga viva en mí la necesidad de buscarte, de hacer el camino hacia el portal,
de adorarte, de llevarte lo mejor de mí, aun en la noche...
Que arda en mí la ilusión de mirar y seguir estrellas que me muestran el camino,
que iluminan mis pasos, para no olvidar la Navidad,
y hacer Navidad cada día.

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
¡Gracias, Dios Padre Bueno, porque hoy Tú nos invitas
a escuchar tu Palabra a través de tu Hijo Jesucristo!
El Cielo hoy se abre porque Tú quieres comunicarte
con cada uno de nosotros a través de Jesucristo, tu Hijo.
Tú, Dios nuestro, nos invitas a escucharte con atención
para que tu Palabra resuene en nuestro corazón
para renovarnos toda nuestra vida.
Gracias, Dios Padre Bueno, por presentarnos a tu Hijo
e invitarnos a escucharlo para llegar hasta Ti a través de Él,
siguiendo nosotros su ejemplo y estilo de vida.
Dios, Padre Bueno y Misericordioso,
nosotros creemos en tu Hijo Jesucristo,
que es tu Hijo Amado y Predilecto,
y queremos seguirlo siempre para cumplir tu Voluntad.
¡Haz que tu Espíritu Santo nos ayude con su Fortaleza
para no decaer nunca en nuestro seguimiento a Jesucristo!
Gracias, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
por abrirnos hoy un nuevo camino
para poder seguir con fidelidad a nuestro único Salvador.  Amén


PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Después de tanto ajetreo, de fiestas, comidas, familia, regalos...y que "también" ha nacido el niño Dios... ¿Qué nos ha quedado?. Qué posos perduran en nuestra alma de lo que ha significado la Navidad. Ahora nos dan ganas de ponernos la armadura y de ponernos a luchar en la vida. Con la armadura se acabarán las sensiblerías, el estar atento al otro, lo de descansar a gusto con la familia, lo de llamar a la abuela que estaba malita, lo de entablar una relación más profunda con la vecina...
En el evangelio descubrimos a Jesús, como siempre, intentando cumplir la voluntad de Dios, aunque tenga que ser bautizado por un "subalterno". Sin embargo, tiene su significado, es el comienzo de su vida pública, de su misión.
Nosotros también hemos sido ungidos por el Espíritu, estamos en plena misión. Al terminar el periodo de la Navidad, tenemos que tomarnos nuestras obligaciones, laborales, familiares, apostólicas... como si todo fuera un continuo cumplir con la misión que tenemos, que nada signifique un paréntesis, un alto en el camino. Debemos ser personas íntegras y comprometidas antes y después, mantener el ritmo, como los corredores de fondo. Si hemos dado pasos adelante en Navidad, vamos a afianzarlos, a acrecentarlos, vamos a mantener vivo siempre el espíritu de la Navidad. Y nada de corazas, a los demás los tenemos que tratar con la suavidad de una seda.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : bautismo, hijo,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.