icono estrella Nº de votos: 0

CARTA DEL OBISPO DE CÁDIZ - CEUTA ANTE LA SITUACIÓN DE DELPHI

-

Cádiz, 20 de marzo de 2007

Como Obispo de la Iglesia Diocesana de Cádiz y Ceuta, he seguido con especial interés la delicada y grave situación que atraviesa. He pensado informar debidamente de los problemas y tomado contacto con los párrocos y representantes de las comunidades de la bahía de Cádiz.

Sin entrar en ninguna consideración de tipo técnico, cosa que sería ajena a mi función y competencia, me creo, sin embargo, en la grave obligación pastoral de hacer público los siguientes puntos:

1. Expresar mi profunda preocupación por el malestar social producido en la Bahía de Cádiz por las recientes medidas de cierre de Delphi, y por las graves consecuencias que de esa situación se puede derivar a más de cuatro mil familias.

2. Recordar, en estas circunstancias, la Doctrina Social de la Iglesia sobre la primacía del hombre en la actividad económica: El hombre es el autor, el centro y el fin de toda actividad económico-social (GS 63). Esta doctrina, tal y como fue reafirmada por Juan Pablo II en su Encíclica Laborem Excercens, debería servir para los cristianos de criterio de discernimiento ético. La economía debe estar al servicio del hombre, no el hombre al servicio de la economía.

3. Desear, a quien corresponda, se facilite una información suficiente e inteligible, al alcance de los perjudicados, de las razones que han llevado a tomar esas medidas concretas y no otras. Considero que tal información puede, sin duda, presentar dificultades dada la complejidad del problema.

4. Manifestar mi solidaridad con los trabajadores y sus familias en la inquietud y angustia producida en ellos ante una eventual situación de desempleo. Una solidaridad que no es contra nadie, sino una solidaridad para superar las difíciles circunstancias del momento, una solidaridad para el trabajo, para la justicia y para la paz.

5. Confiar en que todavía se sabrán encontrar cauces de solución que eviten males irreversibles, y animar y mantener el coraje de la esperanza en estas difíciles circunstancias.

6. Instar a todos los fieles de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, una vez más, de tomar conciencia de la magnitud e importancia del problema y a que sientan como propia la preocupación de nuestros hermanos de la Bahía.

7. Exhortar a todos los fieles de la Diócesis a que rueguen al Señor por la solución de este problema y proponer, de modo especial, a los sacerdotes que preparen la oración de los fieles en las celebraciones eucarísticas para elevar plegarias pidiendo que Dios ilumine a los responsables de la gestión pública, a técnicos y trabajadores para que encuentren con la participación de todos, soluciones justas y equitativas al problema, se evite cualquier género de violencia y se fomente la solidaridad humana y cristiana.

+ Antonio Ceballos Atienza
Obispo de Cádiz y Ceuta


(Fuente: Obispado de Cádiz - http://www.obispadodecadizyceuta.org/)
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.