icono estrella Nº de votos: 0

Carta de los Obispos de los países industrializados al G8.

Agenzia FIDES -
    Heiligendamm (Agencia Fides) - Para combatir la pobreza global, asegurar la asistencia sanitaria a todos los hombres, prevenir los cambios climáticos, garantizar la paz y la seguridad en la tierra, hace falta "una acción fuerte y decidida": afirman los presidentes de las Conferencias Episcopales de los países del G8 , en una carta dirigida a los líderes de los países más industrializados, que se reunen del 6 al 8 de junio en Heiligendamm, Alemania. La misiva está firmada por el Cardenal Karl Lehmann, Obispo de Mainz y Presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania; Mons. André Gaumond, Arzobispo de Sherbrooke, Presidente de los Obispos del Canadá; Cardenal Jean-Pierre Ricard, Arzobispo de Burdeos, Presidente de la Conferencia Episcopal de Francia; Mons. Augustinus Jun'ichi Nomura, Obispo de Nagoya, Presidente de los Obispos del Japón; Mons. Joseph Werth, Obispo de Novosibirsk, Presidente de la Conferencia Episcopal de la Federación Rusa; Cardenal Cormac Murphy-O'Connor, Arzobispo de Westminster, Presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales; Mons. William S. Skylstad, Obispo de Sponsane, Presidente de los Obispos de Estados Unidos.

En la carta se reconocen algunas loables iniciativas y pasos realizados por los líderes del G8: en la reunión del G8 de Gleneagles, tenida en Escocia en el 2005, los líderes se comprometieron a devolver para el 2010 a los países en vías de desarrollo 50 mil millones de dólares el año, la mitad de ellos destinados a África. Pero los Obispos también señalan que en el 2006 las ayudas de los países industrializados han permanecido invariables; por ello, recuerdan "la obligación moral de mantener las promesas": "Os pedimos actuar teniendo en cuenta las obligaciones morales que compartimos por el bienestar de toda persona humana, pero también porque sustituir la desesperación por la esperanza en África llevará a un mundo más seguro para todos".

Entre los temas señalados por los Obispos, que merecen mayor atención a nivel planetario, están: la difusión y la lucha contra el Sida; la tutela de la Creación, las cuestiones relativas a los cambios climáticos y al efecto sierra, en el respeto de los recursos naturales; la instrucción como bien a garantizar a todo hombre para dar paridad de oportunidades de desarrollo; entre las crisis humanitarias, en particular la de la región sudanesa del Darfur, requeriría una intervención apaciguadora y un período de cooperación para la reconstrucción.

"La cumbre del G8 - se lee en la carta - afrontará numerosas temáticas de importancia para la vida y la dignidad humana. Pedimos para que vuestro encuentro sea bendecido con un espíritu de colaboración que permita a los líderes del G8 trabajar por el bien común, adoptando medidas concretas respecto a la pobreza global, a la prevención sanitaria, a los cambios climáticos, a la paz y a la seguridad".
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.