icono estrella Nº de votos: 0

Caminando en botas de goma

Enviar por email En PDF Imprimir
Hno. Bill Firman - Miércoles, 10 de noviembre de 2010
La semana pasada cité unas estadísticas de salud procedentes de un informe sobre desarrollo basado en una investigación llevada a cabo en 2009 y recientemente publicado por la Comisión Europea. En ese mismo informe también se ofrecen algunos comentarios sobre educación.
“Los indicadores de educación en Sur-Sudán están entre los más bajos del mundo y la inmensa mayoría de los niños y jóvenes del sur no han recibido ningún tipo de educación formal. Menos del 50% de los niños reciben 5 años de educación primaria y entre los 1,3 millones que se encuentran inscritos, se calcula que sólo el 1,9% completará la educación primaria… Décadas de conflicto e insuficiente inversión han llevado a Sur-Sudán a una gran escasez de profesores cualificados y lugares donde aprender. El campo de la educación ha podido mantenerse gracias a la participación de profesores voluntarios y soldados fuera de servicio aunque el legado era tal que en 2003 hasta el 90% de los profesores carecían de títulos oficiales para ejercer la profesión y sus cualificaciones en el campo de la educación eran muy limitadas.
 
Una de las áreas principales de trabajo de Solidaridad con Sur-Sudán es la de proporcionar formación a los maestros de educación primaria. Hay una necesidad urgente, no sólo de más colegios y maestros, sino también de formación básica para los profesores actualmente en servicio. Nuestra prioridad actual ha sido la formación durante el curso escolar pero estamos construyendo instalaciones en Yambio y Malakal que permitirán comenzar una formación previa al inicio de curso en 2012.
 
La estación húmeda ciertamente ha llegado pero la vida y la actividad no cesan en Sur-Sudán. Este es un país en el que uno simplemente acepta que hay dificultades y continúa caminando-quizás no por los mejores caminos a recorrer sino por caminos encharcados, ¡los únicos que uno puede encontrar ahora mismo! Para llegar a la iglesia estas dos últimas mañanas, he tenido que caminar entre agua y barro con mis “Wellingtons”. En Australia utilizamos la palabra “gumboots” (literal, botas de goma) en lugar de “Wellingtons”. Siempre he supuesto que “gumboots” describe las botas hechas de goma pero he encontrado otro origen posible de la palabra. Sé que algunos americanos utilizan la palabra “gumbo” para describir un guiso espesado con quingombó pero, al parecer, “gumbo” es también “un suelo limoso que se embarra al humedecerse y que es propio de la zona central de los Estados Unidos”. Bien, pues esa descripción se ajusta perfectamente al tipo de suelo que tenemos aquí en Malakal y las “gumboots” son perfectas para caminar por cualquier lugar donde haya “gumbo”.
 
Cerca de nuestra casa hay un campamento militar. Ver el barro alrededor de los tukuls y a los críos tratando de abrirse camino vadeando el agua parece una situación terrible –al menos para mí. Sin embargo, la gente acepta, se adapta y parece tan feliz como cualquier otro. Incluso cuando nuestras circunstancias puedan resultar miserables, nuestra respuesta no debe ser mísera. Podemos controlar nuestra respuesta aunque muchas veces tenemos poco control sobre las circunstancias. Podemos actuar de la manera en que queremos sentirnos y pronto será así como nos sintamos realmente. La humedad y el barro son inconvenientes pero traen también cosas positivas como el crecimiento y temperaturas más frescas. Nuestros jardines han florecido y la hierba crece incontrolable. Tanto la madre como la mujer del inventor del teléfono, Alexander Graham Bell (1847-1922) eran sordas. Él escribió:
 
“Cuando una puerta se cierra, otra se abre; pero habitualmente nos quedamos mirando la puerta cerrada durante tanto tiempo y con tanto pesar que no vemos las que se abren”.

Muy buen consejo este de no regocijarnos en lo que podríamos haber tenido o en lo que hemos podido perder, sino mirar hacia delante, hacia lo que ahora podemos conseguir. Las soluciones siempre vienen de las puertas abiertas, no de las que están cerradas. Los problemas se pueden transformar en oportunidades adoptando una actitud positiva. Nosotros estamos aquí para crear más oportunidades, no para lamentarnos por la mala suerte del pasado. Nuestro objetivo es buscar cómo abrir la puerta hacia una vida mejor al pueblo de Sur-Sudán.
icono etiquetas etiquetas : botas, sudan,
icono comentarios Sin comentarios

Si te ha gustado, compártelo:
Comentarios
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.

Palabra diaria

Domingo, 20 de abril de 2014

DOMINGO DE PASCUA DE LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR
Jn 20,1-9. Él había de resucitar de entre los muertos.

Lecturas Comentario
Liturgia Calendario
Ciudad Redonda en su email :

Últimos usuarios de Ciudad Redonda