icono estrella Nº de votos: 0

Calla y escucha

Ciudad Redonda, Ciudad Redonda -

Calla y escucha

Cállate ya
y escucha.
Escucha en paz humillada
en humos de libertad
la voz contraria de tantos.
Escucha Su Voz opaca,
la voz ambigua del pueblo.
Escucha también tus voces,
borbor de pozo confuso
que cifra toda su vida.VIVIR
Vivir es ir poniendo
el corazón y un pie detrás del otro
sobre el camino que se vaya abriendo.

Pedro Casaldáliga

(JPG)

PARA PENSAR LA IMAGEN

  • CON LA IMAGEN: ¿Qué le pasa al personaje de la imagen? ¿Cómo se siente? ¿Qué podría estar diciendo? ¿En qué me parezco a él? ¿cuándo me he sentido como él? ¿Hay alguien en nuestro grupo/comunidad que esté así?
  • Lo que menos me gusta escuchar es...
  • Lo que me impide escucharme y escuchar a los otros
  • Lo que me da miedo escuchar...
  • Lo que más me agrada y necesito escuchar...
  • Lo que le oigo decir a Dios cuando le escucho...
  • Lo que necesita escuchar nuestra Iglesia (o nuestro grupo)...
  • Lo que los pobres no consiguen escuchar de nosotros es... porque...
  • Lo que el hombre de hoy está necesitando escuchar de nosotros...

Para evitar la soledad y el vacío, hay que escuchar a los demás y a uno mismo. Atender, escuchar, y comunicar, es una forma de regenerarse y crecer. Los jóvenes actuales, hijos del «pensamiento único» no están especialmente capacitados para un encuentro consigo mismos, que les permita madurar y realizarse. Vivimos un tiempo en el que no está de moda hablar de uno mismo, un tiempo en el que no se lleva pararse a pensar por el sentido de las cosas, por el guión que le queremos dar a nuestra vida. Carl ROGERS señalaba que «la principal barrera en la comunicación interpersonal mutua es nuestra tendencia a evaluar, a juzgar, a aprobar o desaprobar lo que dice la otra persona». (IOSU CABODEVILLA, psicólogo clínico en Misión joven 269 (1999) 5-12).

Cuando nos quedamos en silencio, se nos revelan todos nuestros ruidos internos, que antes nos pasaban inadvertidos. Cuando con tesón y confianza conseguimos pacificar ruidos y otras voces, el Silencio va revelando la Palabra. Quien se ejercita en el Silencio se convierte en un gran oyente, y la calidad de su escucha al hablar humano es tal, que aquellos que hablan con él sienten recuperar el valor de sus propias palabras, las cuales también se van lentificando y densificando como fruto de ser de tal modo oídas y escuchadas. (XAVIER MELLONI, Sal Terrae 1032)


Descarga la imagen a mayor tamaño y resolución :

JPG - 317.9 KB
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.