icono estrella Nº de votos: 0

Asunta a los cielos

Angel Moreno -

Señora, Santa María, me ha llegado la noticia de que, una vez que terminaste tu camino entre nosotros, fuiste llevada al cielo por mano de ángeles. Y de que los discípulos de tu Hijo percibieron una extraña sensación que los atrajo hacia tu casa, y fueron testigos de tu último aliento. Pero después de llevarte al sepulcro, escucharon una música inusitada en torno a tu tumba, y fascinados por una suave fragancia, llegaron hasta tu sepulcro y constataron que estaba vacío.

Desde antiguo todos los cristianos creyeron que tú debías estar junto a tu Hijo,, en la gloria del cielo, y te han venerado como Gloriosa, Santa María, y te han entonado hermosas cantigas, en las que nos han transmitido una certeza, representada en la imagen del texto bíblico que dice:  “la Mujer fue llevada al desierto, para que esté allí 1260 días”. En esta descripción sentimos que, aunque vives exaltada, junto a Jesucristo, no te has desentendido de nosotros, que aún caminamos por este valle de lágrimas, y peregrinamos hacia tu misma meta, que tú ya has alcanzado.

Quiero sumarme al cántico de las generaciones que te llaman bendita, bienaventurada, gloriosa. Y si cuentan que fue el olor a rosas lo que atrajo a los discípulos de Jesús hacia el Valle de Josafat, donde depositaron tu cuerpo con gran veneración, al contemplar la naturaleza que me envuelve, y percibir el olor a romero, a espliego, a mejorana…, interpreto que todo el campo se ha henchido del aroma de tu cuerpo glorificado.

Si una palabra, un paisaje, la lluvia, la tormenta, pueden despertar la memoria y evocar acontecimientos grabados en el interior, como hechos reveladores de la historia personal, al adentrarme en las estribaciones del Alto Tajo, y percibir en el más recio calor el olor a resina, al tiempo que canta la chicharra; al frotar con mi manos las espigas del espliego; el rozar con mis dedos los macizos de romero, me siento envuelto en la fragancia y hermosura de tu presencia maternal en toda la naturaleza.

Recibe hoy el homenaje de quienes te invocamos con tantos nombres, no solo de los valles y de las flores, sino también como conocedora de los sentimientos humanos y  te los ponemos como identificativos. Así te veneramos como madre de piedad, del silencio, dolorosa, y también Virgen de la Alegría, del Consuelo, de la Esperanza…

Desde lo alto, tú puedes vernos a todos. No apartes tu mirada de quienes pierden la dirección del camino y pasan por tramos oscuros, llenos de angustia, de miedo, de tristeza. Auxilia a los peregrinos, a los enfermos, a los que les pesa su cuerpo, por motivo de su ancianidad, debilidad, diferencia con los más jóvenes. Que todos gocemos de sabernos destinados a compartir contigo las bienaventuranzas.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 3 comentarios

Comentarios

ana lucia ana lucia
el 13/8/15
hoy estoy pasado por diás de angustia, arides madre auxiliame
Me gusta 0
victoriasnchez victoriasnchez
el 13/8/15
La Asunción de de Maria a los cielos es una gran fiesta
para los creyentes.
En la plegaria de la Salve llamamos a María esperanza
nuestra,Maria,posee lo que nosotros esperamos para
nosotros,esperanza y prueba de que nuestro destino
no es la muerte sino la vida.
Donde hay esperanza hay también ánimo por la
lucha .
El hombre actual se debate entre la esperanza y la angustia.
¿Quién podrá aportar la paz a su ánimo turbado y el
equilibrio a su corazón dividido?
María es quien nos puede ofrecer una visión serena
y una palabra confortante .
La victoria de la esperanza sobre la angustía,de la
comunión sobre la soledad,de la paz sobre la inquietud
Esta solemnidad es muy importante.Es símbolo de la
culminación natural y feliz de los que esperamos en
Dios y confi ... » ver comentario
Me gusta 0
maría esperanza maría esperanza
el 14/8/15
Me encanta esta página. Gracias por la evangelización que recibimos, de quienes la dirigen. Pido oración por mi familia. Gracias.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.