icono estrella Nº de votos: 0

Argentina: Paradojas y contradicciones que generan malestar social.

Daniel E. Benadava. -
En cierta oportunidad el escritor uruguayo Eduardo Galeano planteó: “si la contradicción es el pulmón de la historia, la paradoja ha de ser … el espejo que la historia usa para tomarnos el pelo”.

Esta frase, que podría ser útil para describir la situación política – económica de cualquier país de América Latina, es en particular eficaz para comprender la realidad de la República Argentina ya que en ella, mientras que los gobernantes de turno plantean que la nación atraviesa por un período de marcado crecimiento económico, paradójicamente muchos argentinos perciben como en forma cotidiana su calidad de vida disminuye y como , paralelamente, los proyectos de vida de amplios sectores de la sociedad entran en un callejón sin salida.

Por esta razón, no son pocos los argentinos que consideran que los discursos dominantes sobre la supuesta mejoría  del país son una verdadera “ofensa” contra su percepción cotidiana ya que, no se necesita ser un analista político “sagaz e ilustrado” para observar que, por ejemplo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires - capital de la República Argentina – aumenta diariamente el número de argentinos que viven bajo las autopistas y que poseen una “objetiva” imposibilidad para acceder a los bienes mínimos e indispensables para satisfacer sus necesidades básicas.

Así mismo, en estos tiempos provocó estupor en gran parte de la población argentina que la presidenta Cristina Kirchner, a los pocos días de haber comenzado su gestión presidencial, se haya tomado un período de vacaciones como si ella hubiese estado ejerciendo sus tareas por un largo tiempo o como si, en su defecto, no existiesen millones de argentinos que, viviendo en una situación dolorosa y angustiante, claman recibir con urgencia - por parte de alguna autoridad competente - una respuesta que los ayude a tener una vida digna.

Por otra parte, fue la primera mandataria argentina quién recientemente anunció que en poco tiempo se iniciarían las obras para construir un “tren de alta velocidad” que unirá las ciudades de Buenos Aires- Rosario - Córdoba.  Ahora bien la presidenta omitió (¿?) plantear que, mientras que según su parecer la citada obra “significará un ingreso de la Argentina a la modernidad”, paradójicamente miles de argentinos, que usan los trenes que unen el Norte, Sur y Oeste del Gran Buenos Aires con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -las cuales son las regiones mas pobladas y transitadas del país-, viajan cotidianamente en condiciones indignas y deplorables ya que los mencionados medios de transportes se encuentran, desde hace décadas, en un estado de franco abandono.

Otra cuestión que a la mayoría de los trabajadores argentinos, que reciben una remuneración que difícilmente les alcanza para satisfacer sus necesidades básicas, les causó indignación fue saber, a través de un informe que recientemente publicó el diario La Nación, que la familia Kirchner -compuesta por el ex presidente Néstor Kirchner y la actual primera mandataria Cristina Kirchner- "en 2007 ... alcanzó una fortuna de $ 17.824.941, casi 11 millones más de lo que tenía en mayo de 2003".  Además en muchos argentinos provocó “asombro” el enterarse a través de la misma fuente que "los ingresos del matrimonio presidencial también pegaron un gran salto durante 2007: pasaron de $ 3.964.862 a 7.027.806, en su mayoría producto de lo que perciben por el alquiler de sus inmuebles - 19 casas, 14 departamentos, 6 terrenos y dos locales - que suman $ 2.955.251".

Y, por último, el pasado martes 29 de enero los empleados del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) de la República Argentina, que se encuentran afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), plantearon que durante el 2007 la “verdadera inflación” del país fue superior al 20%, cifra que se encuentra alejada del 8.5% que marcan los datos oficiales del gobierno.  Frente a  la disparidad de los datos mencionados, la mayoría de la población argentina -que sufrió durante todo el 2007 el continúo incremento de los precios- considera que son mas creíbles los datos que brindaron los empleados del INDEC que las cifras del gobierno.

Ante este “contradictorio y paradójico” panorama, que se puede observar en la Argentina y en tantos otros países de América Latina, como bien lo expresó el Episcopado Latinoamericano, “urge crear estructuras que consoliden un orden social, económico y político en el que no haya inequidad y donde haya posibilidad para todos ... nuevas estructuras que promuevan una auténtica convivencia humana, que impidan la prepotencia de algunos y faciliten el diálogo constructivo para que se produzcan los necesarios consensos sociales”.

Desafortunadamente el gobierno argentino parece no tomar en cuenta el creciente malestar que tiene la población argentina por los datos anteriormente mencionados y, frente a los discursos oficiales sobre la realidad que a través del silencio o la negación procuran desmentir las percepciones cotidianas que tienen los ciudadanos argentinos sobre el devenir de su país, no son pocos los profesionales de la salud de la citada nación sudamericana  que plantean que, además de los estados de pasividad, desaliento y confusión que se observan hoy en día en algunos integrantes de la población argentina, existe la certera posibilidad de que surja en el país un estado de violencia social que tendrá impredecibles consecuencias.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : argentina,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.