icono estrella Nº de votos: 0

53. Ligeros de Equipaje

Alfredo María Pérez Oliver, cmf -

Río arriba.

El cantarillo anterior dejó a la Vida Religiosa, como a David, ligera de equipaje para subir al hontanar donde nace el carisma. Resulta que es un largo caminar y cuesta arriba.

El carisma nace en las cumbres y es necesario un esfuerzo para llegar. Quizá ayude a la imaginación la experiencia de un grupo, impulsado por La Quadra Salcedo, que se marcó la meta el pasado año 2014, de llegar al nacimiento del Amazonas, el río más largo y caudaloso del mundo. Hay que llegar a la Quebrada Apacheta, en la cordillera andina del Perú, a 5170 metros de altura. La marcha es lenta y la hidratación y la hoja de coca resultan vitales para evitar el mal de altura. No llegaron todos, pero el gozo de los valientes fue inmenso y se multiplican las fotos y videos del permafrost. Allí a un metro de profundidad nace un hilillo de agua, que tras crecer y hacerse bravo y caudaloso desembocará en el Atlántico tras recorre 7062 kilómetros.

Viene a mi mente y mi corazón la escena de la fundación de mi Congregación Claretiana. El joven Claret y cinco cofundadores sentados en dos bancos sin respaldo, en una pequeña celda prestada del seminario de Vic, Presididos por un cuadro de la Madre del Divino Amor, con el corazón visible. Y camuflados, tapados como el permaffrost, para no ser expulsados por el gobierno liberal. Y ante ese hilillo de amor que nace en lo profundo, el P: Claret , asombra a sus amigos con esta frase: “Hoy comienza una grande obra.”  Y ese hilillo hoy es caudaloso y riega con el anuncio del evangelio en todas las partes del mundo y con todos lo medios posibles, como soñaba el Fundador.

Los amigos del “Pozo de Jacob” especialmente esos fieles comentaristas Marta y Eleazar, comprenderán esta cuña claretiana ¿verdad?  De la abundancia del corazón, escriben las teclas del ordenador

La Vida religiosa hoy  ha comenzado con serenidad la subida al permafrost donde nació un carisma que encerraba una gran potencialidad para hacerse caudaloso. Y como David necesita despojarse de armaduras ajenas (horarios y costumbres monásticas que entorpecían enormemente) Hay que subir al permafrott desde donde se puede ver, con ojos ilusionados, la creatividad y la fortaleza de los fundadores para servir y evangelizar en su tiempo.

Ese despojarse de las armaduras que en otro tiempo protegían, pero que ahora impiden la agilidad  para innovar. El teólogo J. Cristo Rey G. Paredes ha escrito un luminoso artículo en el 5º número monográfico del año 2014 de la revista “Vida Religiosa”. Invito a su lectura total para comprenderlo. Pero cito:

La innovación rompe moldes, allana los caminos, ofrece nuevas posibilidades…Hay innovaciones en el campo de la medicina, la educación, la política…También en el ámbito religioso, especialmente allí donde se permite experimentar, abrir nuevos caminos, buscar nuevos horizontes. Lo innovadores corren, mientras la mayoría se contenta con sólo pasear. Los innovadores nos introducen en el campo de lo desconocido (pg 85). “

Me permito añadir, porque creo que falta,  que muchos fundadores y fundadoras fueron ejemplo formidable de lanzarse a lo desconocido, saltando vallas de la sociedad y de la Iglesia, abren caminos nuevos. Llenaría varios cantarillos con ejemplos. Sólo algunos: Santa Soledad Torres, lanzando a sus primeras Siervas de María a salir de noche para atender en sus casas a enfermos pobres. Eso en el siglo XIX cuando la sociedad quería a la mujer “con la pata quebrada y en casa”. El joven Claret que choca con el arzobispo Echanove porque quería que las dóciles ovejas de seglares –ellos y ellas- tuviesen creatividad y se lanzasen a organizar bibliotecas parroquiales, dar conferencias y otras actividades evangelizadoras. No digamos Sann Vicente Paúl que encontró la manera de “impedir” que a sus “Hijas de la caridad” las metiesen entre rejas de clausura. Con razón el documento “Mutuas relaciones” reconoce que todo carisma lleva dentro “genuina novedad” y que se dan dificultades puntuales con la jerarquía de su ámbito.

Con Isaías la Vida Consagrada está llamada a “Mirad la roca de la que fuisteis tallados” (Is. 51.1)

Estos tres ejemplos y los muchos que puede conocer el avisado lector, cumplen de maravilla las cuatro condiciones que sociólogos señalan para ser creativos:

  • Estar en su elemento. Como el pez está en el agua y el pájaro en el aire.
  • Vivencia apasionada del tema.
  • Tener las riendas en la mano. Es decir, conocer bien la situación.
  • No tener miedo al riesgo.

Objetivos específicos de la Vida Consagrada este año

Como recuerda Monseñor V. Jiménez, Presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada son tres:

  • “Mirar el pasado con gratitud.”
  • “Vivir el presente con pasión”
  • “abrazar el futuro con esperanza”

Este es el horizonte en que el Magisterio sitúa hoy a los religiosos. Dice el documento “Alegraos” de la CIVCSVA: “En la ‘via amoris’ caminamos en una nueva vida…- y cita al Papa- Esta senda tiene un nombre, un rostro: el rostro de Jesucristo. Él nos enseña a ser santos…La Vida consagrada está llamada a encarnar la Buena Noticia en el seguimiento de Cristo…a hacer propio el ‘ modo de existir y actuar de Jesús’…” (“Alegraos” Publ. Claretianas.2014. pg.24)

Mirar el pasado con gratitud  hace pensar en lo que el Señor dijo a Moisés en el monte: “Ya habéis visto cómo os he llevado sobre alas de águila.” (Ex. 19.4).

Vivir el presente con pasión es confiar en la fuerza del Espíritu para ser testigos. Creo se va luchando contra la mediocridad que denunciaba el recordado P. Severino Mª Alonso. “aunque me duela en carne viva decirlo”. El P. Luis A. de las Heras cmf. Presidente de la Confer reconoce sombras de falta de coherencia que no nos permiten llegar a las metas propuestas. Pero también señala que hay luces: “Luz es la fuerza del compromiso misionero y evangelizador de la vida consagrada en las periferias. Allí donde encuentras periferias suele haber personas consagradas. Luz es, principalmente que este compromiso nace de la consagración de todo corazón a Dios y  su causa:” (Cfr. Ecclesia 31-I-2015)

Abrazar el futuro con esperanza

El salmo 30 invita: “Sed fuertes y valientes los que esperáis en el Señor”.

Saber que la Vida Consagrada pertenece a la naturaleza de la Iglesia: “La vida consagrada, presente desde el comienzo, no podrá faltar nunca a la Iglesia como uno de sus elementos irrenunciables y característicos, como expresión de su misma naturaleza.” (VC. 29)

Dolores Aleixandre admite la posibilidad de que algunos Institutos pueda desaparecer, pero advierte el regalo que ha sido la serie de años que han trabajado por el Reino de Dios. Y para hoy y aquí pide:“Lo que toca es ser templados, para cuidar y gestionar creativamente, y sabios para enfrentar animosamente el futuro, conjugando a la vez el prever y el confiar; el ser realistas y a la vez soñadores, en versión adaptada de las serpientes y las palomas: “ (Cfr. Vida Nueva. Núm. 2.923).

Por todo lo dicho y más que se puede decir, con todos los respetos, quiero decir a los que escancien este cantarillo, que no me parece acertado el paradigma que sugieren algunos para la Vida Consagrada: “Asumir la incertidumbre”.  Para mí y los que se apunten sugiero otro paradigma: “Caminar con esperanza”.  Así interpreto el final del documento “Alegraos”: “En María es la Iglesia entera que camina unida… en la esperanza de quien se sabe acompañado en su caminar y en la fe de quien tiene un don especial para compartir. ¡En María cada uno de nosotros, empujado por el viento del Espíritu vive la propia vocación de caminar! “

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 3 comentarios

Comentarios

eleazar eleazar
el 10/3/15
Es difícil ser terreno helado (permafrost) y a la vez ser permeable a un hilo de agua; eso significa abrirse; abrirse a Dios; hilillos que él transforma en río; comunión de Vida. Hemos de agradecer ese hilo de agua, la vida que sigue brotando de él, personalmente, socialmente (orden religiosa, casa, cofradía, . . ) y abrirse. Hay que saber hacerlo, no para no rompernos, si para ser más permeables, aunque algún camino se obture, porque sin él estamos helados. Es fácil la cerrarse a la comodidad del hielo y hace falta pasión para abrirse al agua; y hay que pedirlo.
Me gusta 0
Martha Martha
el 10/3/15
Lindo preambulo para definer el comienzo de la Con-
gregacion Claretiana, haciendo un paralelo con el na-
cimiento del rio mas caudaloso y grande del mundo,
el Amazonas, llevandonos ,imaginariamente, a los te-
rrenos donde nacen los manantiales y en suenos ver
el hilillo de agua brotando del seno de la tierra, para
luego convertirse en potente corriente gracias a su
fuerza propia y a sus numerosos afluentes que tanto
ayudan a mantener su grandiosidad. Indicada por es-
ta lectura me atrevo a comparar el hilillo de amor que
manaba del Corazon de San Antonio M.Claret, el dia
de la fundacion de su Congregacion con el hilillo de
agua que despues seria un caudaloso rio, duro debe
haber sido el ascenso al lugar donde nacen los Caris-
mas, como duro tambien seria el ascenso al Nevad ... » ver comentario
Me gusta 0
viartola viartola
el 10/3/15
Muy bueno el contenido del "cantarillo", y esperanzador. Gracias
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.