icono estrella Nº de votos: 0

41. Metáfora Geométrica

Alfredo Mª. Pérez Oliver -

Las burbujas que querían meterse en el cantarillo cuarenta, han tenido paciencia. Saltan ya contentas porque “ahora nos toca a nosotras.”

Creo se demostró bien, la alternativa que presenta a este mundo explotador, la elección de los discípulos de Jesús. Desean el desierto, la periferia y la frontera.

Quien no lo recuerde, repase el riego del cantarillo anterior. Pero creo que explicará y explicitará más y mejor si enfocamos el tema desde una parábola geométrica.

Nos servirá la figura de un triángulo acutángulo. Lo dividimos en tres zonas de la misma longitud. La de la base tiene más espacio. Menos la zona intermedia y la superior es la de menor cabida.

Zona de la base. Todos desde la perspectiva de los pobres.

Lo aireó con fuerza el recordado Cardenal Pironio. Hoy no se puede ser cristiano auténtico sin trabajar para que llegue al mundo la justicia y la solidaridad que se debe al mundo de los empobrecidos: No he escrito ‘pobres’, sino ‘empobrecidos’, porque la situación del mundo actual viene de la explotación que han ejercido las clases poderosas y las naciones que han progresado a base de sangre de esclavos.

Un botón de muestra.

En el Museo de Historia Nacional de Washington, se encuentra un documento en el que se aglutinan las firmas de las cabezas de las familias algodoneras de Saint Louise (casi todo el siglo XIX). Dicen sin tapujos que “no  había más remedio que tener esclavos si se deseaba que el país prosperase y que además  los esclavos no eran personas, sino una especie de personas.”

Y a los abolicionistas que se atrevieron a defender a los negros, los tacharon de retrógrados, histéricos, fundamentalistas. ¿No les retumban los oídos? ¡Cómo se repite el no tener otro argumento que el insulto!

Pero todos, quiere decir ¡todos!- Por ejemplo. Los padres deben educar  a su hijos con una cierta austeridad y en un progresivo conocimiento de las desigualdades, y en privarse de caprichos para ayudar a los necesitados. Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero.

Un párroco ha de informar a sus feligreses de la llamada del Papa a la acogida a los necesitados. Y fomentar en la parroquia, además de los grupos formativos en círculos bíblicos y demás cultivo espiritual, grupos comprometidos con los empobrecidos del mundo.

Un profesor, aunque sea de matemáticas, tiene mil ocasiones, si lleva el fuego en el alma, de sembrar inquietudes sociales y solidarias en sus alumnos.

Y dejo a la imaginación de todos, el talante de la opción preferencial por lo pobres, desde cualquier estado o profesión. Y les ofrezco entre los fenómenos nuevos algunos desafíos para la reflexión en grupos:

  • La globalización con sus ambigüedades y manipulaciones.
  • La movilidad humana provocada por las persecuciones, con sus campos de refugiados, Búsqueda de una vida digna por los que emigran de sus lugares porque no pueden levantar cabeza por la manipulación de las materias primas.
  • La cultura de la muerte, con los desafíos de la de la biotecnología y la eugenética.
  • El talante y la mentalidad postmoderna,
  • El desorden afectivo y egoísta que desarticula la familia, y el amor oblativo que une.
  • El materialismo y la corrupción a todos niveles.

No puede el discípulo de Jesús admitir las teorías de Wilter Miller, David Maza y otros que quieren convencer de que la causa de la pobreza está en los pobres mismos, poseedores de una cultura inhabilitante. La llamada ‘cultura de la pobreza’  que les lleva a perpetuarse en la miseria de generación en generación. No hay responsabilidad ajena. Me indigna esta teoría desconocedora de la historia de explotaciones de siglos que ha atado la posibilidad de progreso de los pueblos.

Zona Intermedia. Bastantes con lo pobres,

No hay más que mirar alrededor y podremos comprobar que los marginados por la sociedad: ancianos, minusválidos mentales y físicos, niños abandonados, enfermos de sida… tienen religiosos y religiosas que están con ellos. Son vanguardia de la Iglesia  y a través de ellos cumple lo más posible la opción preferencial por los pobres, como Jesús. Así lo constató en su relación García Paredes en su relación del Congreso Internacional de la Vida Consagrada en Roma:” Llama la atención que este grupo minoritario esté capilarmente presente en la mayoría de las Iglesias Particulares y en las fronteras de la Misión, y que ejerza gran parte de los servicios de la Iglesia.”( “Carismas en la Iglesia y en el mundo” Madrid 1994. pg 293). Claro que adaptados a su contorno. Por ejemplo, no es lo mismo una Residencia de Ancianos de las Hermanitas en España, sometidas a normas exigentes de distintos departamentos del Estado y de la Diputaciones Provinciales, que una Residencia en lugares de naciones en desarrollo. Lo confirmo con el recuerdo de mi estancia en Santo Domingo de la República Dominicana. Estaba en ese país para otros compromisos ministeriales, pero enterada la Superiora de las Hermanitas de los ancianos de mi estancia, me rogó les atendiese unos días, que tuve que sacar de mi agenda haciendo filigranas. El Ancianato, como llaman allí, alojaba trescientos ancianos, pobres de solemnidad. Sin pensión alguna ni recursos. Se hicieron cargo del Ancianato por las súplicas de las autoridades que comprobaban  el abandono en que se encontraba el edificio y los residentes. Me contaban que las hermanitas tuvieron que arrodillarse en el suelo, para poder quitar, con un gran estropajo,  la mugre almacenada. Al poco tiempo al ancianato se le había dado la vuelta como a un calcetín. Y no digamos el trato  a los ancianos. Al punto de la mañana ya estaba la M. Superiora con un camión en el mercado Central, para pedir limosna en especie. Pregunté:

- ¿Cómo pueden sacar adelante el cuidado del edificio y alimentar tanta boca?

- La subvención del Gobierno no llega ni para pagar a los empleados. Pero tenemos bienhechores y sobre todo la gran bienhechora la M. Ecónoma General que desde España soluciona nuestras situaciones deficitarias.

Seguir con datos de tantas Congregaciones repartidas por el ancho mundo, llenarían un tomazo de más de mil páginas. Y no olvidemos que los pobres piden sobre todo amor y conocer a Jesucristo. Recuerdo aquellos jóvenes que pidieron al Provincial ir a misiones para trabajar en la promoción social. Fueron enviados a una misión de subdesarrollo. Al cabo de un año el P. Provincial visitaba la misión y los dos jóvenes piden ser ya ordenados sacerdotes,

-¿Pues?

- La gente nos pregunta ¿No van a decir Misa? ¿No nos dan al Señor?  Queremos comulgar. O sea lo que la M. Teresa de Calcuta cuenta que al visitar a los miles que se hacinan junto a las toneladas de basura de México D.F., creía que le pedirían un comedor para los niños y… resulta que le piden: Madre, háblenos de Dios.

Estoy encaramado en la mitad del triángulo y ya el cantarillo rebosa. Las aguas cantarinas que saltan en el fondo del pozo para subir hasta la zona superior, deberán esperar al próximo cantarillo.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 3 comentarios

Comentarios

eleazar eleazar
el 16/9/14
estoy esperando ver lo que hacen los pocos; hay que acabar esta mensaje tan interesante de esta misión comunitaria con lo que hacen esos pocos. un saludo padre Alfredo
Me gusta 0
Martha Martha
el 16/9/14
Se conjugan bastante la Metafora Geografica del canta
rillo anterior,con la Metafora Geometrica de hoy, ya di-
buje mi triangulo de menos de 90 grados cada angulo,
y lo dividi en tres, hacienda tres zonas; Zona de la ba-
se, la mas amplia de todas; todos alli, desde la repre-
sentacion de los pobres, digo mal, los empobrecidos
por los explotadores, esclavistas, que desdichadamen
te siguen sin ser eliminados de la faz de la tierra . Ese
flagelo sigue pululando, embozado en mentirosas pa-
labras de democracia e igualdad. Zona Intermedia, mas pequena que la anterior, pero hay bastante con
ellos, ancianos, enfermos, ninos, indocumentados, etc.
los verdaderos cristianos hacen mucho por ellos, me
refiero a religiosos/as consagrados, que constantemen
te los vemos en asilos, comedore ... » ver comentario
Me gusta 0
angeljen0214 angeljen0214
el 18/9/14
Pienso que cuando las aguas del inmediato cantaro #
42 llegue al vertice de la zona mas pequena, tengan sa
bor o propiedades de saciedad, como dice Martha en su comentario; saciedad de "curiosidad", saciedad de
"inventiva", saciedad de "gritar al mundo el Evangelio"
para que se muevan los cuerpos en reposo, callados ,
plantados, evitando toda clase de peligro............Sabes
algo P.Alfredo ? se me parece mucho esta zona, a la
Frontera de la Metafora Geografica. Tendre que espe -
rar el turno de las inquietas burbujas que desesperan
por su entrada al Cantarillo #42. Gracias
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.