icono estrella Nº de votos: 0

106. Arzobispo y profeta

Alfredo Mª Pérez Oliver, cmf -

Mis planes no son vuestros planes

Nuestro Dios, uno y trino, es sorprendente. Desde que se hace visible y presente en la humanidad comienzan las sorpresas. La primera,  la de una joven y maravillosa doncella de Nazaret. Sigue la de su  prometido esposo José. Ambos dice que sí:¡Con toda el alma deseamos cumplir la voluntad divina!

Y siguen los cambios de rumbo marcados por los planes de Dios, infinitamente superiores a los planes de sus criaturas.

Hemos dejado a Claret y a sus cinco fervorosos compañeros que juntos viven una enorme ilusión evangelizadora. Y llega la sorpresa. Nada valen renuncias, la voluntad divina es que acepte marchar allende el océano como Arzobispo de Santiago de Cuba.

La recién nacida Congregación  tiene una Madre y Fundadora. Ella sabrá salvarla de las enormes dificultades que pronto se echarán encima. Pero sigamos al joven arzobispo que ha cuidado de que un amigo de Zaragoza depositara unas horas su anillo pastoral en los brazos de Santa María del Pilar.
Ya en Cuba el Profeta arzobispo, ora y escucha a Dios y contempla a los hermanos que debe pastorear “con olor de oveja”.  Debe conocer a fondo el “Sitz im Leben”  (el contexto cultural) en el que debe navegar.

Para entender la actividad evangelizadora con ardor de profeta, es necesario recordar la situación de la sociedad y de la Iglesia. Lo haré apoyado en las dos biografías de los ya fallecidos J.M. Lozano y P. Codinachs. Sin citas, para aligerar la enmarañada situación que debo ofrecer a lectores que no conocen la s vicisitudes de un profeta nacido para evangelizar.

Contexto político, económico y social

En 1850 Cuba ya no era provincia española  y era una colonia regida por un gobernador militar. Vivía un gran auge económico por la explotación de azúcar, tabaco y café. En manos de yanquis, franceses y españoles.  Esta riqueza se fundaba principalmente sobre la sangre y sudor de los esclavos negros. Aunque estaba prohibido el tráfico de esclavos no se cumplía. Los mercaderes eran casi todos españoles, sobresalía el gaditano Joaquín Gómez, anticlerical y masón al estilo del tiempo. Se calcula que entre 1823  y  1865  entraron en la isla unos cuatrocientos mil, comprados en África a sus propios jefes. Eran tratados en las grandes fincas como animales. Problema que enfrentó al nuevo arzobispo con esos tiranos que sólo buscaban rápida riqueza. Es curiosa la entrevista que Claret tuvo con uno de esos  personajes. Le arguye al arzobispo que son animales y no merecen otro trato. Claret toma un papel blanco y otro negro y ambos son quemados por la llama del velón. Junta las cenizas, las revuelve y concluye con fuerza ¿Puede usted separar las cenizas de  los dos papeles? No le quepa duda, blancos y negros somos criaturas de Dios.

Y así los trató el Pastor Claret. Les predicaba en sus mismas fincas, rechazó la norma de no admitir matrimonios mixtos. Consiguió del gobernador  Pezuela  normas contra el tráfico de esclavos.

Contexto eclesial.

La diócesis de Santiago ocupaba el departamento oriental y el central. La sufragánea de La Habana el departamento oriental. Sólo dos diócesis para toda la isla. La destinada al celo del nuevo arzobispo tenía una población de 242.000 habitantes. Había cuarenta parroquias algunas de enorme extensión, de hasta  veinte leguas y la población dispersa por los cafetales y granjas, servida por 55 sacerdotes. El clero además de escaso era muya bajo de cultura. . La diócesis  no tenía obispo residencial hacía 14 años. Era necesaria una evangelización profunda, ayudado por los sacerdotes  colaboradores directos, que vivían en comunidad de bienes con el arzobispo. A los seis días de su llegada 24-II-1851 comienza una tanda de ejercicios al clero. Acabada sube a ofrecer la diócesis a la Virgen de la Caridad del Cobre. Y sin pausa la misión al pueblo que llenaba la catedral a tope. Simultáneamente el P. Vilaró la predicaba en la Iglesia de San Francisco. Acabada la misión con la recepción de los sacramentos de unas cuatro mil personas, que lleno de gozo su corazón de pastor, sobretodo al ver llegar al comulgatorio caballeros y señoras elegantes junto a pobres esclavos.

El Santo Claret de acuerdo con sus colaboradores  deciden que era necesaria una continua campaña de evangelización de toda la diócesis por medios diversos.

Su actividad de Pastor se enfoca a la siembra a volea, en toda diócesis de la Palabra de Dios. Pasó más tiempo a lomo de mula o de caballo, que en el despacho de la Curia. Se convenció pronto que sus diocesanos necesitaban más un Apóstol evangelizados que un gobernante.  Nada menos que tres veces recorrió toda la diócesis en el breve tiempo de seis años que estuvo al frente de ella.

Actividades sociales

La promoción humana estuvo obligadamente entre sus horizontes..

- Defensor de la vida. Intercediendo por los condenados a muerte

- Los pobres. A pesar de la riqueza y lujo de terratenientes y de los poderes económicos, existía en Cuba una masa de pobres callejeros. Claret los reunía, les catequizaba y les ayudaba con buenas limosnas. Y en defensa de los jornaleros, pocos acostumbrados al ahorro, fundó Cajas de Ahorro que implantó  en todas las Parroquias.

- Religiosos. No existís prácticamente Congregaciones  religiosas  desde que fueron suprimidas  en 1835. Claret  tanto insto  al gobierno que en 1852  se publica una real cédula que autorizaba el establecimiento  en Cuba de jesuitas, escolapios e Hijas de la caridad. Y con urgencia  fundaba en colaboración con la Sierva de Dios M. Antonia París la Religiosas de María Inmaculada, para atender a la educación cristiana de infancia y juventud.

Los que puedan leer alguna biografía del P. Claret quedarán admirados del entusiasmo evangelizador por todos los medios, junto con el deseo de servir y promocionar  a un pueblo abandonado social y religiosamente. Los frutos eran copiosos. Basta un testimonio del gran colaborador y santo también, P. Esteban de Adoaín: En año y medio se habían legitimado más de diez mil matrimonio y más de cuarenta mil hijos ilegítimos: “Cuántos hijos que no conocía a sus padre, les conocen ahora. ¿A qué se debe el fervor y entusiasmo que se advierte en la ciudad? A la Misión. Gracias eternas a la Divina Pastora y al santo prelado Claret.”

Las fuerzas del mal enfurecidas  ponen en marchas el plan para acabar con el arzobispo: Los terratenientes no perdonaba la promoción de los esclavos, sus decisiones eclesiales irritaban algún sacerdote, nacionalistas cubanos independentistas que lo miraban como a un extranjero y otras fuerzas ocultas que desembocan en el atentado sangriento de Holguín.

El grave atentado no se puede clasificar como un acontecimiento más en la vida del santo. Históricamente es el episodio más remarcable de toda una campaña persecutoria. En el aspecto místico es también  la culminación de un proceso espiritual que se manifiesta en los efectos que produce en su alma encendida en amor a Cristo crucificado.

Pero el cantarillo ya rebosa. Y el tema debe ser más profundizado. Habré de preguntar si en ciudadredonda venden cantarillos más grandes.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

Martha Martha
el 16/4/17
Desde luego que hay que averigujar si ciudadredonda
tiene cantaros con mas capacidad de almacenaje y
tambien si nos atrevemos, pedir mayor frecuencia;
para mi seria de mucho placer poder contar con es-
tas lecturas con mas asiduidad; mas con estas ulti-
mas dando tantos detalles del ilustre Profeta y Arzo-
bispo Claret en su vida ecclesial, sobre todo los seis
anos que paso como Arzobispo en la diocesis de San-
tiago de Cuba, ardua labor en territorio tan grande,
y cultura muy diferente a la ya conocida con ante -
rioridad; nada de los contratiempos le hizo variar su
rumbo, siempre ayudado por su gran devocion a la
Madre Santuisima de Dios en quien puso toda su
confianza y devocion. Como siempre sucede los mas
poderosos no vieron con Buenos ojos la adhesion de
los mas deb ... » ver comentario
Me gusta 0
Alberto Alberto
el 23/4/17
Mi madre siempre solía pedir la ayuda del Padre Claret, no le decía santo, sino Padre....eso me gustaba...conocí su vida y su obra por un sacerdote que fue a mi casa a promoción vocacional...yo los llevaba a todos hasta que por fin surtió y Dios me dió la dicha de ser sacerdote, no claretiano, pero si diocesano y he tenido la felicidad de trabajar cerca de buenos y santos sacerdotes claretianos...ésta, la del Padre Claret, es una historia de un verdadero y autentico misionero digna de imitar, pues el misionero debe llevar a Jesús a los lugares,casas y pueblos donde El quiere ir hoy y si no lo llevamos como discípulos misioneros de Cristo, quien lo lleva, nadie y por eso hoy hay tanta gente sin evangelizar, porque no queremos salir de la oficina y del confort...sería bueno pregun ... » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.